Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10- -6- -2007 Benedicto XVI aboga por los cristianos de Irak en su encuentro con Bush 31 La mayoría de los 7.369 candidatos que se presentan quedarán descalificados y sólo pasarán a la segunda ronda los que superen el 12,5 por ciento Los analistas prevén que el electorado ofrezca, igual que en 1981 con Mitterrand y en 1995 y 2002 con Chirac, su voto al presidente El actual modelo electoral reforzará la mayoría absoluta conservadora En las legislativas, el voto mayoritario a dos vueltas castiga de manera implacable los extremismos s La guerrilla contra el Gobierno es impensable J. P. QUIÑONERO PARÍS. El modelo electoral francés- -mayoritario, uninominal, a dos vueltas- -permitirá aumentar la fuerza de la previsible mayoría absoluta conservadora, eliminando de la vida política parlamentaria a la extrema derecha, las extremas izquierdas y los ecologistas, marginando a los centristas. Con los mismos votos, un modelo electoral proporcional, a la española, permitiría a los partidos minoritarios intentar algunas formas de guerra de guerrillas parlamentaria contra el gobierno mayoritario. El modelo electoral francés favorece a los ganadores, dándoles una representación parlamentaria ligeramente superior a la parte proporcional de los votos conseguidos. En 2002, la Unión por el Movimiento Popular (UMP, centro derecha) consiguió el 60 por ciento de los escaños de diputados en la Asamblea Nacional, con el 33,3 por ciento de los votos. Hasta ayer, la misma UMP tenía entre el 41 y el 43 por ciento de los votos de la primera vuelta. Previsión que parece sugerir una mayoría absoluta inapelable. Por el contrario, el modelo francés elimina de la primera vuelta a los candidatos que no hayan conseguido como mínimo el 12,5 por ciento de los votos. Ese umbral fatídico barre de manera brutal a una gran mayoría de candidatos de partidos minoritarios. Sus votantes de la primera vuelta son invitados a votar por el candidato de izquierda o derecha mejor situado ante el voto final, el domingo próximo. Francia adoptó tal modelo electoral con la fundación de la V República, para romper con la tradición perversa de la IV República, cuando la formación de mayorías parlamentarias estuvo siempre hipotecada a las combinaciones entre grupúsculos minoritarios. Hoy, ese modelo amenaza con eliminar en la primera vuelta a una gran mayoría de candidatos de extrema derecha, extrema (s) izquierda (s) comunistas, ecologistas y centristas. Con el 27 o 29,5 por ciento de intenciones de voto, el Partido Socialista (PS) pudiera beneficiarse parcialmente del hundimiento del resto de las izquierdas, que seguirán siendo minoritarias. Según los últimos sondeos, el PS seguiría siendo minoritario con cualquier modelo electoral. Pero un modelo proporcional, a la española, le ELECCIONES FRANCESAS Proyección de la Nueva Asamblea Nacional (2007) Total de escaños 2007: 577 N de candidatos 2007: 7.369 MPF 2- 3 Movimiento Demócrata 2- 6 Partido Socialista y aliados 115- 155 Partido Comunista 4- 10 Verdes 1- 3 UMP y aliados 390- 430 ta UDF (Unión por la democracia francesa- -centrista- convaleciente tras la estampida de François Bayrou) son invitados a apoyarse mutuamente con el fin de barrer el paso a los candidatos socialistas y centristas de Bayrou. La nueva mayoría que salga de estas elecciones también estará muy marcada por la doctrina de la eficacia inmediata los ministros candidatos a diputados deberán perder su cargo la semana que viene si son derrotados. En esa tesitura se encuentra una de las estrellas del nuevo gobierno, Alain Juppé, ministro de Medio Ambiente y Crecimiento Sostenible, candidato en Burdeos, donde Ségolène Royal, socialista, consiguió excelentes resultados el mes de mayo pasado. A la izquierda, la primera vuelta se anuncia como una criba de elefantes socialistas: los buenos o malos resultados que obtengan los rivales de Ségolène serán determinantes para el futuro del PS. A la derecha, la primera vuelta permitirá evaluar el nivel de confianza popular hacia el primer gobierno de Nicolás Sarkozy. Asamblea Nacional (Elecciones 2002) Total de escaños 2002: 577 UDF 29 Eficacia inmediata UMP 365 Socialistas 141 Comunistas 21 Otros 21 Procedimiento Obtienen escaño en la primera vuelta los candidatos que logren más del 50 de los votos. Si no se da el caso, pasan a la segunda vuelta (17 de junio) los candidatos que hayan obtenido en su circunscripción más del 12,5 de los votos. En la segunda vuelta gana el escaño el candidato que obtenga más votos. Los comunistas podrían no tener grupo parlamentario, y Bayrou se quedaría con una presencia marginal hubiese permitido acariciar la guerra de guerrillas parlamentaria contra el centro derecha, apoyándose en el centro. El modelo francés elimina drásticamente tal posibilidad. Y amenaza con agravar el hundimiento del Partido Comunista Francés (PCF) que corre el riesgo de no tener grupo. Con un 8 o 10 por ciento de intenciones de voto, el MoDem centrista de François Bayrou hubiese podido soñar con la situación de los partidos bisagra italianos o españoles. El modelo francés amenaza con reducirlo a una representación marginal.