Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10 s 6 s 2007 Resaca electoral s La batalla de Marbella ESPAÑA 23 Me voy a bajar el sueldo porque los políticos debemos dar ejemplo Angeles Muñoz s Alcaldesa electa de Marbella Vamos a refinanciar la deuda con la Seguridad Social, Hacienda, los bancos y otros proveedores, sin subir los impuestos. Además, reclamaremos a la Junta y al Gobierno de la Nación el dinero que pertenece a Marbella JOSÉ MARÍA CAMACHO MALAGA. Tras su aplastante victoria electoral en el 27- M, la popular Angeles Muñoz se plantea devolver la normalidad a Marbella y pedir lealtad institucional a la Junta de Andalucía para resolver los problemas de los ciudadanos. También destaca que la Policía y el juez del caso Malaya deben seguir investigando la corrupción hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga -Absolutamente. Con este gobierno llega la eficacia, la honestidad y la transparencia. El día que vinieron a Marbella el líder del PP, Mariano Rajoy, y el presidente regional, Javier Arenas, anuncié que iba a bajarme el sueldo teniendo en cuenta la situación económica del Ayuntamiento y también porque los políticos tenemos que dar ejemplo. No sólo basta pedir austeridad a los ciudadanos, sino hacer políticas de gestos para que se sientan orgulloso de sus representantes. -Que salde la deuda que tiene con la Corporación marbellí. La Junta no ha invertido nada en los últimos años en Marbella ni en colegios ni en institutos ni en centros de salud, pero tendrá que cumplir la ley. Tampoco Gil, Muñoz y Yagüe se distinguieron por realizar políticas sociales. -Sí. Vamos a seguir defendiendo los intereses de los ciudadanos desde el Ayuntamiento y los tribunales. El PP tiene la obligación moral de reclamar responsabilidades por el desfalco y abuso de poder. No queremos sacar rédito político, sino velar por el futuro de la gente. Siempre hemos resaltado la alarma social y la gravedad de los delitos. Los tribunales no ha perseguido a los anteriores alcaldes de Marbella y a otros concejales de la Corporación municipal por dedicarse a la política, sino por haber esquilmado las arcas municipales. ¿Seguirá el PP personado como acusación particular? ¿Se acabó la corrupción en el Ayuntamiento de Marbella? Ángeles Muñoz venció en las elecciones al socialista Paulino Plata, ex consejero de la Junta andaluza ron en la pasada legislatura. ABC Los ciudadanos han apoyado al PP porque ha sido la única formación política que se ha mantenido al margen de la corrupción ¿Ha declarado usted su patrimonio antes de llegar a la Alcaldía? ¿Qué le pediría al presidente andaluz, Manuel Chaves, para Marbella? -Sí. Todos los candidatos del PP al Ayuntamiento de Marbella lo hicimos antes de comenzar la campaña electoral. Quiero que impere el sentido común en esta legislatura. Antes, en la ciudad no había un Ayuntamiento, sino una oficina particular. Durante muchos años hemos denunciado la política oscurantista de los alcaldes anteriores y la manipulación del ex gerente de Urbanismo Juan Antonio Roca. El PP ha sido la única formación política que estaba en contra de lo que se hacía en el Ayuntamiento. -El PP gobierna por primera vez el Ayuntamiento de Marbella. ¿Cómo afronta esta nueva etapa tras la detención de la plana mayor de la Alcaldía por corrupción? -Con mucha ilusión. Los resultados reflejan que los ciudadanos han apostado por un cambio y mi responsabilidad es, a partir del próximo 16 de junio, analizar la situación y organizar el Ayuntamiento. Los ciudadanos han apoyado al PP porque ha sido la única formación política que se ha mantenido al margen de la corrupción y los escándalos urbanísticos. -Sí. No lo ha hecho bien ni ahora ni en los últimos quince años. Además, su actitud durante la campaña ha dejado mucho que desear. Ha llegado el momento de trabajar por la ¿Sigue pensando que la Junta ha actuado irregularmente en Marbella? -Voy a actuar con responsabilidad, aunque la Junta no ha contado con la ciudad ni con los partidos políticos para redactar el plan. Ha actuado en solitario sin tener en cuenta la opinión de otros colectivos, pero necesitamos urgentemente un instrumento que de seguridad jurídica y urbanística a Marbella. Cualquier iniciativa de la Junta debe hacerla pensando en el interés de la ciudad. Lo prioritario es devolver la normalidad al Ayuntamiento y las competencias que se le retira- -El PGOU de Marbella está a punto de ser aprobado por la Junta. ¿Cuál es su posición frente a los criterios del Gobierno andaluz? ciudad, pedir lealtad institucional y cooperación entre las diferentes administraciones. La deuda histórica de la Junta con Marbella, entre otros asuntos, debe resolverse en los próximos años. -El juez Torres continua con la investigación de la trama de corrupción. ¿Piensa que la Junta ha mirado para otro lado sobre las irregularidades urbanísticas? -La responsabilidad de lo que ha ocurrido en Marbella no termina con las detenciones de la plana mayor del Ayuntamien- -Llevamos trabajando 14 meses desde la gestora para resolver ese problema. Nuestro compromiso es llevar a cabo una política transparente y mejorar la gestión económica. Vamos a refinanciar la deuda con la Seguridad Social, Hacienda, los bancos y otros proveedores, sin subir los impuestos. Además, reclamaremos a la Junta y al Gobierno de la Nación el dinero que pertenece a Marbella. -La situación económica del Ayuntamiento es complicada. ¿Cómo piensa sanear las arcas municipales? -No. Sin embargo, voy a llevar a cabo una remodelación importante porque la estructura anterior no sirve para gestionar los intereses de la ciudad. La investigación sobre la corrupción está en manos de los policías y los jueces y son ellos los encargados de atajarla. Los ciudadanos han votado eficacia, trabajo y honestidad. ¿Levantará usted las alfombras del Ayuntamiento? to. La corrupción no se ha atajado durante quince años y, por tanto, se debe investigar hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga, y devolver los bienes esquilmados. Con el gobierno del PP comienza un nuevo ciclo. En un periodo de dos años se hablará de empleo, calidad de vida y equipamientos sociales. En los últimos años no se ha llevado a cabo ninguna política encaminada al bienestar de los ciudadanos.