Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA ETA rompe la tregua s ¿Concejales o héroes? DOMINGO 10 s 6 s 2007 ABC Se acabaron las tonterías Bajar solo a una playa, salir a comprar el pan sin avisar a nadie, ir a los toros con unas amigas, y nada más que con ellas... Los concejales amenazados del País Vasco lo llaman tonterías y admiten que alguna hicieron durante la tregua. Desde el martes se han acabado POR PABLO MUÑOZ FOTOS: DANIEL G. LÓPEZ VITORIA. Todos estaban convencidos de que el alto el fuego permanente era una farsa y que tarde o temprano se demostraría; todos, también, mantenían la escolta, sus medidas de seguridad, y el desarrollo de la última campaña electoral demostró que era absolutamente necesario hacerlo. A ninguno, pues, le sorprendió el comunicado de la banda de ruptura de la tregua. Pero eso no evitó que a primeras horas de la mañana del martes un cierto escalofrío les recorriera el cuerpo al volver a ver negro sobre blanco las amenazas de los pistoleros: Sobre todo por la familia explica la mayoría de ellos. Pero también por esa sensación de que la cuenta atrás hacia el horror había comenzado: En realidad tampoco hay que obsesionarse, porque ya sólo nos pueden quitar la vida. Lo demás, empezando por la libertad, lo habíamos perdido hace muchos años intenta relativizar con una media sonrisa María Asunción Guerra, juntera en Guipúzcoa por el Partido Popular. Pero esta vez hay algunas novedades. La primera, obviamente, la vuelta de los batasunos, ahora con la marca ANV a muchos ayuntamien, tos; la segunda, de no menor calado, es que los concejales del PNV han pasado a estar en el punto de mira de la banda, hasta el punto de que el Gobierno vasco estudia si es necesario asignarles escolta a todos. Si finalmente eso se produce, pronostican los expertos consultados, habrá un auténtico terremoto social en el País Vasco. Fuentes de la lucha contra el terrorismo afirman que el riesgo de un atentado contra un cargo electo del PNV es real, aunque no necesariamente tiene que tratarse de un asesinato. Para que sientan el miedo y la presión no es necesario, basta con un ataque lo suficientemente contundente para trasladar ese mensaje De hecho, ha sido suficiente con que la Consejería de Interior del Gobierno vasco haya insinuado la posibilidad de tener que poner escolta a los concejales para que ya haya habido varios que han anunciado que si de verdad eso se produce abandonarían la vida pública. Puede haber una auténtica desbandada pronostican algunos de los consultados. En medios de la lucha antiterrorista se destaca que es muy preocupante la insistencia en los ataques al PNV algo que no tiene precedentes, y también que el tono de los mensajes sea cada vez más amenazador. El discurso tan beligerante de Imaz de los últimos meses- -presidente del PNV- -contra ETA y sus cómplices ha hecho mella en la banda El último ejemplo de esa dureza es la ausencia de críticas a los encarcelamientos de Ignacio De Juana Chaos y Arnaldo Otegi. Regina Otaola, la próxima alcaldesa popular de Lizarza (Guipúzcoa) -600 vecinos y un ambiente de radicalismo abertzale prácticamente irrespirable- -se ha convertido en un nuevo referente de la resistencia contra el terror. De complexión aparentemente frágil, su mirada transmite una firmeza que por momentos sobrecoge. Como cualquier persona decente, no se alegra en absoluto de que los nacionalistas puedan ser objetivo directo de la banda y ni siquiera desea que finalmente sea necesario que vivan con escolta. Sí tiene la esperanza- -no muy grande, la verdad- de que al menos esta incertidumbre lleve al PNV a comprender mejor la situación de los cargos del PP y del PSE, sabrían lo que es el día a día; a que su solidaridad deje de ser de palabra y pase de una vez a los hechos Y tiene una cosa muy clara: Si los nacionalistas se unieran con noso- Discurso beligerante Regina Otaola Próxima alcaldesa de Lizarza Fernando Lecumberri Concejal de Ermua No soy yo la única, conmigo vienen seis compañeros Sabe que gobernar ese pueblo va a ser muy difícil, pero tiene claras sus primeras decisiones: retirada de fotografías de etarras, limpiar las pintadas y hacer una auditoría a la labor del anterior alcalde, nada menos que Joseba Egibar ¡Qué casualidad que hayan roto la tregua tras las elecciones! Ha habido un cinismo bárbaro. A Carlos Totorica le exigiré que recupere el espíritu de Ermua, la verdadera memoria histórica, ahora que este término está tan de moda. Lo haré sin acritud, desde luego, pero con firmeza La principal novedad de esta nueva ruptura de una tregua por parte de ETA es que ahora los cargos públicos del PNV también están amenazados Fuentes antiterroristas afirman que el riesgo de atentados contra los nacionalistas es real, los ataques son insistentes y cada vez más duros Poner escolta a todos los cargos electos del PNV provocaría un terremoto social y ya hay algunos que anuncian que abandonarían el cargo Santiago Abascal Diputado autonómico Lo que más me preocupa es la educación de mis tres hijos. Quiero que sepan quiénes son, de dónde vienen, que son españoles María Asunción Guerra Concejal de Andoaín Ya nos han quitado todo menos la vida. No tenemos miedo. Si ponen escoltas al PNV van a saber lo que es nuestro día a día tros y los socialistas en este asunto, el final del terrorismo estaría más cerca que nunca. Entre otras razones, porque les conocen muy bien Todos los concejales consultados reprochan en este sentido a los nacionalistas que actúen como si esto no fuera con ellos, con cierta indiferecia. En ocasiones- -añaden- da la impresión de que piensan que si tenemos que vivir así es porque de alguna forma nos lo hemos buscado Fernando Lecumberri, cabeza de lista del PP en Ermua, confía en que la nueva situación ayude al PNV a ver las cosas distintas Él, por su parte, se esfuerza en mantener buenas relaciones personales con los nacionalistas- naturalmente, no con los batasunos para demostrarles que en el PP somos personas normales. Hoy mismo (por el viernes) he comido en el batzoki de aquí, sin ningún problema. Defiendo mis ideas con toda firmeza, con argumentos,