Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10- -6- -2007 El Gobierno no dejará empadronarse a distancia a los inmigrantes 15 Blanco invita a UPN a apoyar o incluso participar en el gobierno de Navarra Puras quiere gobernar con CDN e IU, con respaldo parlamentario de UPN s Navarros, vascos, catalanes e IS piden que no se demonice a NaBai G. L. A. MADRID. Zapatero se reserva la última palabra y ésta todavía no se sabe cuál será. Por eso, ayer no se quiso comprometer ante el comité federal con ninguna de las múltiples variantes posibles para configurar el gobierno de Navarra, para cuya composición los socialistas quieren apurar al máximo los plazos, cuya cuenta atrás comenzará cuando el día 20 se constituya el Parlamento foral. En la partida de mus abierta en la comunidad foral, con más de una declaración utilizada como lance de envite o engaño, el número dos del PSOE, José Blanco, quiso- -cuando menos- -frenar que se consolide en la opinión pública la idea de que el pacto con Nafarroa Bai (NaBai) ya está hecho, o que se interprete esta como la única forma de plasmar la voluntad de cambio expresada por los navarros a la que se refieren insistentemente tanto el PSN como el PSOE. A pesar de que las cartas están cubiertas, Blanco hizo, al término del comité federal, una declaración que sí puede revelar juego Nos gustaría que UPN diese un paso adelante para corresponsabilizarse con un gobierno de Fernando Puras. No sólo es posible un gobierno de Puras con Nafarroa Bai. También es posible que UPN pueda apoyar o incluso participar en un gobierno de Puras Y puede que esta declaración esconda juego porque, según ha podido saber ABC de fuentes solventes, la fórmula por la que apuesta el candidato del PSN es un gobierno en minoría de constitucionalistas integrado por PSN, CDN e IU, con apoyo externo de UPN para completar la mayoría parlamentaria. De las intervenciones realizadas ayer en el comité federal se desprende que los socialistas de Navarra, País Vasco y Cataluña, así como la corriente Izquierda Socialista, se inclinan por el pacto de gobierno con NaBai. El alavés Javier Rojo, presidente del Senado, advirtió de que no sería positivo ni inteligente que los socialistas demonizaran a una formación que como NaBai representa el modelo que se quisiera que imitara Batasuna: un nacionalismo radical, pero que rechaza la violencia y asume las reglas de juego democráticas, y que, además, está soportando las amenazas de ETA por esta actitud. En el extremo contrario se situó el secretario general de Asturias, Javier Fernández, quien afirmó que hay errores que no se pueden cometer y señaló explícitamente como tales que la financiación autonómica se vea condicionada por el Estatuto de una comunidad- -Cataluña- -y un posible pacto con los nacionalistas en Navarra. En el punto intermedio, el andaluz José Antonio Griñán subrayó que, se tome la decisión que se tome, se ha de actuar con inteligencia y explicándolo muy bien a los ciudadanos. A pesar de que este debate se saldó con un cuatro a uno a favor de NaBai, no cabe concluir que ese fuera el decantamiento del comité federal, ya que la mayoría de las federaciones no abordaron el asunto y la decisión final se delegó en el PSN y la ejecutiva federal. El secretario general del PSN, Carlos Chivite, reclamó un margen de maniobra para que los socialistas navarros puedan negociar con sosiego y aseguró que la decisión final se tomará en función de los intereses de Navarra, sin perjudicar los intereses colectivos de España procurando responder al mandato electoral de cambio y de convivencia plural e integradora que, a su juicio, dio el electorado el 27- M. También los socialistas vascos reclamaron su margen de maniobra- -y obtuvieron el aval de Zapatero- -para no tener que pactar necesariamente con el PNV pese a reconocer la ayuda dada por Josu Jon Imaz en la estrategia antiterrorista, pues están convencidos de que el 27- M les sitúa ante una oportunidad real de ser alternativa al nacionalismo La crisis en Madrid motivó las intervenciones de José Acosta y Joaquín Leguina, que durante décadas controlaron la organización. Acosta, líder del antiguo sector guerrista, censuró que por primera vez en la historia el socialismo madrileño se haya puesto en manos de una gestora y exigió que Ferraz no incurra en coacciones ni operaciones de ingeniería electoral Leguina, a su vez, dijo que somos mayorcitos como para que el PSM tenga que ser teledirigido desde Ferraz. Además, Acosta rechazó que se achaque a Madrid toda la responsabilidad del triunfo en votos del PP y citó otros territorios donde se retrocedió, como la Comunidad Valenciana. En su réplica, Zapatero vino a decir que si la ejecutiva ha intervenido ha sido porque las cosas no se hicieron bien y señaló como modelos de renovación sin injerencias y exitosos los de Extremadura y Castilla- La Mancha, gracias a que el partido estaba unido Libertad del PSE, pese a Imaz FRANCISCO SECO Luego, a puerta cerrada, recordó a los suyos que sabéis que soy optimista en casi todo pero señaló como referente de la credibilidad que concede a Rajoy y la dirección del PP que acompañasen la teoría de la conspiración sobre el 11- M, a la que se refirió como la operación más nauseabunda de la historia de la democracia El cierre de filas no fue óbice para que varios dirigentes pusieran el pero -recurrente en toda la legislatura- -de que esta controversia ha logrado eclipsar la gestión del Gobierno y, gracias a ella, el PP ha conseguido en gran medida fijar la agenda política como dijo el catalán Miquel Iceta. La nota de color la puso el ministro del Interior, Pérez Rubalcaba, que se empotró en la foto de familia de Zapatero con los candidatos y líderes que sacaron nota el 27- M. Evitar demonizar a NaBai Zapatero justifica la injerencia en el PSM contraponiendo la división de los madrileños a la unidad de extremeños y manchegos