Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 S 6 LOS SÁBADOS DE CALEIDOSCOPIO rá en los supermercados en los próximos cinco años, aunque sí estará disponible más adelante. -Hay personas que se pasan la vida a dieta y nunca adelgazan y otros que se permiten una pésima alimentación sin que su salud se resienta. ¿La respuesta a esta paradoja está sólo en los genes? -No. Los genes están a lo que dicte el medio ambiente. Alguien puede ser más o menos susceptible a ser obeso. Pero para que se manifieste depende de factores externos, como la dieta y la actividad física. Es cierto que hay personas que hagan lo que hagan no adelgazan. Es una frustración de médicos y pacientes porque hay personas que son capaces de mantener tanto apego a la grasa que acumulan que son incapaces de soltarla. Trabajamos en soluciones, a través de alimentos funcionales, ¿La nutrigenómica permite hablar de alimentos buenos y malos? -Hablar de alimentos malos es difícil. El problema está en la cantidad más que en la calidad. Yo diría que hay alimentos menos buenos y más buenos. El aceite de oliva extra virgen es naturalmente un alimento altamente beneficioso, como lo es el pescado o cualquiera de los productos presentes en la dieta mediterránea. ¿Deberíamos tratar el aceite de oliva casi como un medicamento? -La palabra medicamento le da una connotación casi negativa. Sí podemos decir que es el mejor ejemplo de alimento funcional natural. -En Estados Unidos se vende con una etiqueta que le identifica como alimento cardiosaludable. ¿Por qué no en Europa? -De hecho, ya se ha empezado a discutir una medida similar en Europa. Una de las cosas por las que el público está dispuesto a gastarse más en un alimento son sus propiedades beneficiosas para la salud. El aceite de oliva siempre será más caro que el aceite de girasol o el de maíz, así que hay dar razones al consumidor para que esté dispuesto a pagar ese precio extra. -Estamos obsesionados con las grasas. ¿Nos equivocamos? -La maldición ha caído sobre las grasas, sin tener en cuenta que hay grasas beneficiosas y diferencias individuales. Existen estudios con miles de sujetos que han demostrado que no había diferencias de peso por consumo en grasas. La nutrigenómica clasificará a las personas que se benefician del consumo de grasas. ¿Cuál es el error nutricional de los españoles? -Quizá el abandono de la comida tradicional y la tendencia a comer más de lo que deberíamos. Durante generaciones, cada población ha encontrado su nicho ecológico apropiado desde el punto de vista de la nutrición. Las nuevas dietas y formas diferentes de alimentación causan un estrés en unos genes optimizados para un ambiente diferente que disparan la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Doscientos cuarenta millones de diabéticos on la espada de Damocles transformada en las conclusiones del artículo científico adelantado en Internet pero que se publicará el próximo día 14 en la edición impresa de The New England Journal of Medicine sobre el riesgo de ataques cardiacos del fármaco antidiabético Avandia, varios miles de investigadores y clínicos de todo el mundo se dan cita en la ciudad estadounidense de Chicago, para asistir a las sesiones científicas de la Asociación Americana de Diabetes, en su sesenta y siete edición. No se esperan novedades de alcance sobre el arsenal terapéutico contra esta enfermedad que, según estimaciones de Naciones Unidas, afecta a más de doscientos cuarenta millones de personas en sus tipos 1 y 2. La diabetes se ha convertido, a tenor de las predicciones para el futuro inmediato, en una amenaza y una epidemia mundial. Sin embargo, los coletazos de ese trabajo científico que se ha hecho público recientemente por su importancia para la salud, sobrevolarán los pasillos del centro de convenciones de Chicago. Aproximadamente dos millones de diabéticos tipo 2 toman esta droga, que está en el mercado mundial desde C Por Jose María Fernández- Rua hace ocho años y a la que los científicos acusan de riesgo cardiovascular. La diabetes tipo 2 centrará la mayor parte de las comunicaciones y seminarios, ya que las estimaciones sobre su incidencia en los próximos veinte años son realmente alarmantes: más de trescientos millones de afectados. La intervención científica más esperada de este encuentro es la de Francis Collins, director del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano de Estados Unidos, que hablará sobre la identificación genética de la susceptibilidad a la diabetes. Este investigador, que dictó días atrás, en Madrid, la lección conmemorativa de la Fundación Conchita Rábago de Jiménez Díaz, trabaja actualmente en las causas genéticas de la diabetes tipo 2. Según ha explicado en diversos foros hay, al menos, diez variaciones en el genoma que elevan el riesgo de sufrir diabetes. Cabe recordar que Collins, premio Príncipe de Asturias de Investigación, identificó el gen de la neoplasia endocrina múltiple y ha realizado extensas búsquedas en la población de Finlandia de los genes que producen la sensibilidad a la diabetes.