Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 S 6 LOS SÁBADOS DE LUGAR DE LA VIDA Mujeres de Lagartera as mujeres de Lagartera tienen la piel limpia y clara como un paño de hilo. Van todas siempre muy bien arregladas, pero lo que más llama la atención es la claridad de su piel, como si la hubieran protegido del sol toda la vida caminando por las calles donde daba la sombra. Las primeras señoras que yo conocí de Lagartera, fueron Cecilia y Dionisia, que entonces eran muy jóvenes, pero que a mí siempre me parecieron unas señoras que desde el principio de su vida tuvieron ese porte y esa altura, que es la misma de su pueblo sobre los campos. Cuenta Ceci que tras el Corpus pasa el campo del verde al amarillo, y lo cuenta sin pena ni alegría, sabiendo que hay días cortos y días largos, días de sol y de lluvia, de calma o de viento, y en ese vaivén de las cosas y de los días viven Cecilia y Dionisia. Su casa, también está en un alto y para coser se sientan con la ventana a un lado, y el televisor al otro, y aunque no tengan ojos más que para la labor, les sirven de compañía las voces de la televisión, y los chirridos de los vencejos que anidan en el tejado de la carpintería de sus hermanos, o el runrún de la lavadora que está en la misma estancia, la más pequeña de la casa, y en dos sillas también pequeñas y bajas, bordan. No necesitan mucho espacio para hacer unos manteles enormes, de hilo, bordados de rosas. La casa dispone de un estupendo salón y de varios dormitorios primorosos, pero cosen en la habitación más pequeña, tal vez porque desde allí se ve el campo, o porque necesitan estar recogidas para hacer su obra de arte. Mañana domingo se celebra en Lagartera el Corpus y sacan al Niño Jesús a la calle. En casa de Pepita hay uno precioso en una habitación donde no he visto más colores en la vida, más dorado y más azul y más rojo. Tanto color que impresiona, como los colores de México. Creo que las calles se vuelven también así de coloridas, y se sacan las mejores labores y se llenan de flores y de olor a romero y de hinojo y de albahaca, porque el olor es otra forma de colorear el aire. Qué pena me da no estar allí mañana. L Mónica FernándezAceytuno Los dos edificios originales han dado lugar a un conjunto que mantiene el estilo clásico y discreto original siste a probar sus propuestas. Con buffet frío y caliente, y otro dietético, el desayuno en Villa Italia se está haciendo muy famoso por la variedad de platos que ofrece y por una calidad que huye de la rutina. Se sirve en el restaurante Navegantes y está abierto a personas que no estén alojadas en el hotel, al precio de de 20 euros por persona. En el restaurante Belverede, Paulo Pinto apuesta por la gastronomía internacional, donde la tendencia reina es la mediterránea. La mayor parte de los productos son portugueses y, de acuerdo con los tiempos, se ha montado un pequeño laboratorio de cocina para crear nuevos sabores. Existen dos menús de degustación, para quienes prefieren poco, pero de todo, uno de 6 y otro de 8 platos que supone todo un desafío para el equipo de cocina. En lo que no cambian las cosas- -sean raciones grandes o pequeñas- -es en la estética. El precio medio en el restaurante ronda los 60 euros. Piscina cubierta del hotel, que forma parte de la remodelación una piscina de agua caliente de tratamiento, baño termal, ducha Vichy, ducha escocesa, hidromasaje, chromoterm y múltiples tratamientos para cuerpo y rostro. En definitiva, seis salas polivalentes pensadas también para que las parejas puedan recibir tratamientos simultáneos. restaurantes más conocidos y respetados en la capital lusa) y se unió a este proyecto hotelero para el que ha confeccionado una carta basada en productos y platos lo más naturales posible. A sus 35 años, Paulo Pinto ha pasado, para su formación, por países como España, Francia y EE. UU. y forma parte de la élite culinaria de Portugal. A Paulo Pinto le gusta innovar, principalmente con la presentación de los platos. El desayuno es un gran ejemplo de ese interés por transformar las cosas. Con imaginación se puede empezar el día de tal manera que nadie se re- Gastronomía Pero, hoy en día, hay que tener en cuenta otros actractivos en un hotel. Villa Italia lo hace y se ha esmerado con la oferta gastronómica a sus clientes. Paulo Pinto es el cocinero responsable. Procede de Bica do Sapato (uno de los Más información http: www. hoteisreal. com Precios: desde 220 cuarto estándar hasta 700 una suite ejecutiva. Penthouse por 2.500 euros día. Masajes entre 50 y 130 euros