Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 6 07 EN PORTADA Seducir a los 50 El poder de las maduras (Viene de la página anterior) nen o superan los 50 años está afectada por un deterioro importante. Una cruz demasiado pesada cuando la misma naturaleza que nos ha dotado de tan mala salud de hierro nos ha c +o ncedido la gracia de una esperanza de vida de 83 años de media, ni más ni menos que la segunda más alta del mundo. Sin embargo, tan aciago y extenso panorama no hay que tomárselo tan a pecho, sobre todo cuando la realidad se obstina en llevarle la contraria a la estadística. Al menos es lo que sostiene el escritor y periodista Diego Armario en su flamante y revolucionario libro La segunda virginidad. El poder sexual de la mujer madura (Edit. Almuzara) en el que propone que si usted, señora, está en la edad de la menopausia no haga ni puñetero caso a todo ese tremendismo: otros datos más contundentes podrían confirmar lo contrario si se encuestara a las miles de mujeres que con su edad se sienten pletóricas, han ganado en calidad de vida física, mental y sexual, rompiendo todos los esquemas de los analistas de la vida ajena Y es que, como subraya la psicoterapeuta Elena Nebreda, la menopausia no es el hecho de dejar de tener la regla, es el hecho de escribir las tuyas propias y a Diego Armario, que fuera director de RNE, no se le escapa que esa segunda virginidad de la que habla es la que se pierde con la rotura de la mala conciencia. Es la liberación. Porque cada vez son más las mujeres que dicen en esta época de su vida ahora me toca a mí Es el momento de disfrutar de las mismas oportunidades de las que han gozado siempre y en todo momento los hombres A sabiendas además, avisa Armario, de que el poder intrínseco de la mujer es el que puede ejercer sobre el hombre a través del sexo, como se ha demostrado a lo largo de la historia. Huyo del tópico de machistas y feministas y me atengo a la reflexión de la experiencia personal de las muchas mujeres con las que he hablado y que se enfrentan a la mentira instalada en el imaginario colectivo de que mientras con los años el hombre empieza a estar interesante, ellas se precipitan cuesta abajo. Porque la madura tiene el atractivo real de la experiencia, del saber disfrutar, del atreverse a romper tabús. De hecho, cada vez hay más jóvenes deseando tener algún tipo de aventura con una de ellas, porque las ven físicamente deseables, deseo acrecentado por el morbo de la veteranía. Gusta de ellas imaginárselas en una relación, sentir su capacidad de deseo y el atractivo de su habilidad de seducción que se adivina en la mirada, en el tono de voz, en la conversación y en la química que se produce. A partir de ahí, si la señora tiene unos labios insinuantes, unos pechos maravillosos o un culo como para ponerle un piso, pues mejor Para este autor, tras la revolución de la píldora anticonceptiva, han sido las nuevas tecnologías las que han proporcionado a la mujer madura una independencia fascinante: he chateado con ellas y saben que tienen a su favor una sociedad más tolerante y menos crítica sobre comportamientos liberales que siempre se habían justificado en los hombres, y que esa propia tecnología les facilita incluso poner los cuernos a su marido sin que nadie se entere. Reivindicativas para lo suyo, huyen de los dictados del feminismo radical Queda claro que para Diego Armario la mujer madura es todo menos invisible, ahora precisamente que empieza a superar todo tipo de complejos y a sentir la necesidad de que no tiene que ser artificial. Porque a los hombres La complicidad tecnológica Demi Moore, de 44 años, ha elegido un marido 25 años menor CARMEN POSADAS Escritora Para ser deseable hay que tener dinero ecuerda Carmen Posadas que cuando Stendhal escribe El rojo y el Negro en el siglo XVIII y habla de su protagonista dice madame Rênal tenía 30 años y aún era bastante bella Una reflexión que se puede hacer hoy de una de 50, porque la juventud se ha alargado muchísimo, y a esa edad una mujer todavía es deseable, dicho esto sin pasarse. Porque voy a cumplir 54 años y tengo amigas que van con R ERNESTO AGUDO un piercing y el ombligo al aire, y como dijo el otro sos unas desubicadas Todo este rollo de que la edad no está en el DNI sino en el espíritu está muy bonito como frase, pero hay que tener conciencia de los años que se tienen Según la escritora, que acaba de publicar Literatura, adulterio y una Visa platino (Edit. Planeta) para ser deseable en la madurez es fundamental ser económicamente independiente, aunque sue- ne brutal, y en los hombres está clarísimo ¿o es que esas rubias despampanantes van con esos señores mayores ricos por su sexy? Pues con nosotras ocurre lo mismo. Igual que la seducción del poder, por eso hay que tenerlo. Desde luego queda muy guay decir que las maduras están de moda pero eso es muy lento Hace poco escribí un artículo titulado ¿Y de novios qué? con el que me inundaron de e- mails, en el que conta- ba que cuando alguien se encuentra con una mujer profesional de éxito y le preguntan qué tal y, me pongo por caso, les digo imagínate me han traducido a 21 idiomas, tengo críticas buenísimas en The New York Times el otro te dice bueno, bueno, pero ¿y de novios qué? Porque se sigue considerando que el triunfo de la mujer está en lo privado y para eso no hace falta más que ver que los patrones que siguen vigentes son la lista que pescó al rico o la que se casó con el marqués, el reflejo de las revistas del corazón que ensalzan a la mujer sometida y no a la mujer libre