Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL SÁBADO 9 s 6 s 2007 ABC Candidatos presidenciales de EE. UU. debatirán en español Bill Richardson y Chris Dodd, con mayor dominio bilingüe, confirman su asistencia a la convocatoria realizada por Univisión P. RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. El cartel de se habla español que cuelga desde hace tiempo sobre las elecciones de Estados Unidos se ha hecho un poco más grande con la idea de celebrar un debate presidencial en la segunda lengua del gigante americano. Un proyecto planteado por la cadena de televisión Univisión y al que por el momento se han apuntado el gobernador Bill Richardson y el senador Chris Dodd, los dos candidatos con mayor dominio de la lengua de Cervantes. Bill Richardson, responsable ejecutivo de Nuevo México y el único gobernador hispano entre los cincuenta Estados de la Unión, ha respaldado la iniciativa recordando la evidencia demográfica de que los hispanos son el segmento de más rápido crecimiento y se merecen un foro dedicado a sus específicas preocupaciones políticas. En este frente, Bill Richardson cuenta con la ventaja de ser hijo de madre mexicana. El senador Dodd, de Connecticut, también habla un fluido español pero no por cuestiones familiares. De joven sirvió como voluntario del Cuerpo de Paz en la República Dominicana. En su opinión, el próximo presidente necesita ser alguien que pueda hablar a este importante segmento de nuestra población, y también a aquellos dentro de nuestro hemisferio, sobre cuestiones que abarcan desde inmigración a educación pasando por relaciones internacionales Para el resto de los aspirantes a la Casa Blanca que no hablan español, Univisión- -que con su sobredosis de culebrones y programas de variedades tiene más audiencia que Fox News, MSNBC o la CNN dentro de Estados Unidos- -se ha comprometido a ofrecer traducción simultánea, con dos programas dominicales consecutivos, emitidos desde el campus de la Universidad de Miami. De cara al próximo ciclo electoral del 2008, el voto hispano continúa siendo especialmente codiciado ya que no se encuentra monopolizado al cien por cien por republicanos o demócratas. Además, con los cambios que amenazan con alterar significativamente el tradicional calendario de primarias, Florida o California, con grandes porcentajes de hispanos, aspiran a tener un mayor impacto en el proceso de selección presidencial. Se agranda el cartel de se habla español que cuelga desde hace tiempo sobre las elecciones de EE. UU. El gobernador Bill Richardson, en un reciente debate televisivo AFP