Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 s 6 s 2007 INTERNACIONAL 39 La inmensa mayoría del continente cree que no hay que intervenir en Venezuela José Miguel Insulza s Secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) El político chileno se escuda en la legislación de la OEA al responder al órdago de Condoleezza Rice para que viaje a Caracas por el caso del canal cerrado. Pero dice que hablará con el embajador venezolano POR MACARENA GARCÍA FOTO: ERNESTO AGUDO MADRID. Insulza, abogado y político chileno, estuvo exiliado durante la dictadura de Pinochet y volvió a ejercer como ministro durante los tres gobiernos de la coalición de centro izquierda. En 2005, cuando su nombre sonaba como posible candidato presidencial, se presentó al más alto cargo de la OEA, donde pese a no contar con todo el apoyo del presidente Bush, logró ser elegido. Esta semana, el político apodado en Chile el pánzer por la solidez con la que ejerció como ministro de Interior, fue emplazado por la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, a viajar a Venezuela al frente de una misión para esclarecer si se viola o no la libertad de expresión. Es un tema difícil para Insulza: en enero manifestó sus aprensiones hacia la decisión del mandatario venezolano de no renovar la concesión a Radio Caracas Televisión (RCTV) Chávez respondió duramente. Insulza agradece que el incidente quedara atrás, pero ahora EE. UU. vuelve a ponerlo entre la espada y la pared. Aunque él tiene la legislación de la OEA bajo la manga. -No he dicho eso, he leído por ahí declaraciones mías en las que digo que es inviable y yo no he dicho eso. Lo que pasa es que, según el artículo 18, el mismo que invocó Estados Unidos, yo tendría que pedir el consentimiento a Venezuela y me imagino que no lo darán. EE. UU. partió de la base de que no había que pedir. ¿Coincide con el canciller venezolano, Nicolás Maduro, en que la petición de Rice es un intervencionismo inaceptable ¿Lo conversará con las autoridades venezolanas? -Lo hablaré con el embajador venezolano. -No voy a opinar sobre eso. Cualquier persona tiene derecho a pedir el consejo del secretario general. Veré qué se puede hacer, pero hay un punto que no se ha tratado y es que Venezuela tomó una medida administrativa, de acuerdo a su legislación, ya que es el Estado José Miguel Insulza, durante su reciente visita a Madrid quien entrega y renueva las concesiones para emitir frecuencias de televisión. Se invoca a las razones que el Gobierno esgrimió para no renovar esta concesión. ¿No cree que la situación es ahora más grave después de las amenazas a Globovisión? -Da la impresión de que usted se ampara en que está atado de manos, en que la legislación no permite actuar a la OEA. -No, yo creo que eso fue algo que apareció al calor de la discusión posterior. -No, para nada. Yo hice lo que tenía que hacer cuando dije que esto se podría interpretar como censura. Pero no es un pretexto, es así. Tal vez para la prensa y la opinión pública el tema legal puede ser algo menor, pero no lo es. -En los medios de comunicacion hay libertad, todavía hay medios de oposición. No me atrevo a prejuzgar aquí sus sentimientos. ¿Cuánto le preocupa la libertad de expresión en Venezuela? -Aun cuando esos periodistas trabajen con miedo. -Claro, eso siempre es subjetivo. -Usted ha replicado que no irá a Venezuela. ¿Cuánto divide al continente el tema de RCTV? Lula apoyó a Chávez y Ortega auguró una respuesta continental si EE. UU. atacaba a Venezuela. Hice lo que tenía que hacer cuando dije que se podría interpretar como censura (el cierre de RCTV) ¿Lamenta que los temas de la Asamblea General de la OEA en Panamá pasaran a un segundo plano por la discusión sobre RCTV? -No, no me molesta ni me sorprende, la prensa siempre anda detrás de un solo tema. -No creo que eso lo indique. La opinión predominante de todo el hemisferio, la inmensa mayoría, cree que no hay que intervenir en Venezuela. Es un problema interno de ellos que deberá discutirse legalmente.