Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL www. abc. es internacional SÁBADO 9- -6- -2007 ABC Prodi, Bush, Merkel, Putin y Blair bromean durante una pausa en la última jornada de la cumbre del G- 8, en la localidad alemana de Heiligendamm REUTERS Merkel logra mantener unida a una Europa que se impone a EE. UU en el G- 8 Washington no cedió en el cambio climático, pero la cumbre de los países ricos en Alemania obtiene un cambio de atmósfera RAMIRO VILLAPADIERNA ENVIADO ESPECIAL HEILIGENDAMM. Merkel de verde, entre siete hombres de negro, será la foto de familia de esta reunión del Grupo de los 8. Soy la jefa así que tengo que dirigir bromeó durante la foto. Al frente del G- 8, del 60 de la economía del mundo, de la UE, de Alemania, nunca una mujer tuvo tanto poder en sus manos. La prensa alemana ha convertido en Miss Mundo al antes patito feo, en reconocimiento a su esfuerzo en pro del planeta y al llamado toque Merkel que últimamente suaviza lo que toca: aún la cumbre, en principio, más tensa que se recordaba. Heiligendamm supone un giro según el Süddeutsche Zeitung de forma, pues por primera vez los más poderosos se han confrontado abiertamente con el problema del clima y con más seriedad que en la cumbre de 2005; y de fondo, pues la mitad europea del G- 8 se ha mantenido por primera vez unida y firme hasta que los otros se han tenido que mover. Hace sólo meses habría sido impensable. Días antes, la cumbre parecía abortada antes de empezar. Es un éxito dijo la canciller, al que han contribuído muchos Merkel ha sabido explotar la concienciación general con el cambio climático al tiempo que su especial relación con Wasghinton para mover al país más poderoso a reavivar las esperanzas de un nuevo pacto global antes de 2009, que sustituya a Kyoto. Y la sonriente terquedad de esta político, a la que Kohl dio una oportunidad al hacerla ministra de Medio Ambiente, ha cosechado a la postre elogios desde EE. UU. a Moscú, aunque efectivamente no lograse sujetar a Bush a unas cifras concretas de reducción de emisiones. Pero los expertos creen que Heiligendamm puede desatar en EE. UU. ahora su propia dinámica en el plano regional y local, de aquí a la conferencia de Bali. Por primera vez hemos coincidido en atender al problema tal como lo exponen los científicos y tenemos un claro mandato para negociar, pero hay diferencias sobre cómo encararlo y los expertos tendrán que conciliarlas dijo Merkel a la prensa al clausurar la cumbre. Pese al esfuerzo de Merkel por involucrar a China e India, tampoco queda claro cómo el G- 8 podrá someter a estas potencias a un acuerdo, pero los analistas creen que en Heiligendamm los países ricos han ganado en credibilidad ante los emergentes y estos sólo podrán subirse al tren. Pfaffenbach, tenía instrucciones de negociar por lo alto y no ceder a ninguna táctica dilatoria o truco americano El Frankfurter Allgemeine estima que ni Bush quería robarle un éxito a Berlín, que se ha convertido en sillar de la nueva política europea de Washington, ni Merkel es de las que se engañan: sin el respaldo de EE. UU. y de los emergentes, los mayores contaminadores de hoy y mañana, la UE no puede limitar por sí sola efectivamente el calentamiento del clima Contra todo dogmatismo, Merkel optó firmemente por levantar puentes y éste es un resultado de este G- 8 La cumbre ha sido también la de un Blair evanescente y un Sarkozy que no pisa aún en todo caso con la grandeur de Chirac. El nuevo presidente dijo que no retirará a las tropas francesas de Asia Central, he dicho a nuestros amigos canadienses y estado- Entre amigos En todo caso Merkel habría logrado más de lo que esperaba hace un par de semanas comenta el asesor climático y jefe del Instituo alemán de Investigaciones del Clima, es buena jugándoselo a la última carta Su negociador jefe, Bernd La prensa alemana califica a su canciller de Miss Mundo por sus esfuerzos en favor del planeta