Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA SÁBADO 9 s 6 s 2007 ABC Rectifica el párroco que no daba de comulgar a los no objetores de Ciudadanía MERCEDES VEGA TOLEDO. El párroco de Villanueva de Bog (Toledo) Rafael García, ha rectificado una carta enviada a los padres de los niños que acuden a catequesis, en la que advertía que las parroquias se guardan el derecho de poder negar a alguien la catequesis si no se presenta la objeción de conciencia a la nueva asignatura de Educación a la Ciudadanía, materia que en Castilla- La Mancha comenzará a impartirse en el curso 2008- 2009. La citada carta se repartió el pasado domingo, acompañada por una pastoral que han difundido los obispos de la Archidiócesis. La noticia levantó un gran revuelo entre los vecinos de este pequeño pueblo con poco más 800 habitantes y situado al sureste de la capital de Castilla- La Mancha. A la alteración de algunos de los 60 niños que reciben catequesis en la parroquia de Santa Ana se unió ayer la invasión de medios de comunicación, que querían conocer la noticia de boca del sacerdote. Rafael García, en declaraciones a ABC, rectificó lo expresado literalmente en su carta y aclaró que no pretendía excluir a nadie que esté en las debidas condiciones de recibir los sacramentos. No soy el primero ni el último que ha expresado su opinión; en otros lugares han dado charlas informativas sobre este asunto y matizó que sus palabras se han sacado de contexto, pues en su nota no sólo hablaba de la objeción de conciencia a la nueva asignatura, sino que se informaba de otras actividades de la parroquia de cara al verano. Según García, su misiva es una nota informativa, pero en ningún caso una carta aclaratoria que explicite cómo se va a desarrollar una catequesis o las normas a cumplir El Arzobispado de Toledo emitió ayer un comunicado para rectificar las declaraciones del párroco de Villanueva de Bogas, y dejó claro que el que los niños reciban la Primera Comunión no está supeditado al ejercicio o no, por parte de los padres, del derecho de objeción de conciencia respecto a la asignatura de Educación para la Ciudadanía La carta pastoral de los obispos de la Archidiócesis manifiesta que la objeción de conciencia respecto a la nueva asignatura es un derecho de los padres que no se puede impedir ni imponer Mientras la madre de la menor, Cecilia Torres, enseña la denuncia, Alba prefiere ocultar su rostro JUAN CARLOS SOLER Ahora todos me señalan La niña de 15 años que denunció acoso sexual en un instituto de Alicante y ha obtenido una orden de alejamiento y las medidas de cualquier adulta maltratada dice que no tiene apoyo del centro ni de los compañeros: Me llaman la que denuncia POR LORENA SANZ ALICANTE. Desde que Alba, una quinceañera alicantina, denunció el acoso sexual al que la sometían cuatro alumnos de su instituto- -víctima de tocamientos e insultos, ha logrado del Juzgado el trato de cualquier maltratada de género- -está más tranquila porque sé que ya no me van a hacer nada, pero ahora escucho nuevos comentarios Hacer pública su amarga experiencia no ha servido para que los alumnos y profesores se conciencien del problema, sino, lamenta la muchacha, sólo para que me señalen como la que va denunciando por ahí La madre de Alba, Cecilia Torres, aseguró a ABC que desde que el pasado 23 de mayo presentó la denuncia, nadie en el instituto Miguel Hernández de Alicante, donde estudia la niña, había llamado para preguntar. Por eso, madre e hija fueron ayer a hablar con la directora, Carmen Miralles, para comentar lo sucedido. Según cuenta la madre de la niña, al verme, con trato frío y distante, me preguntó qué quería; cuando le contesté que acudía para hablar del tema de mi hija, me increpó que quién creía que tenía la culpa de lo que había pasado y, lógicamente, le dije que mi hija no La directora, según la versión de Torres, recriminó a la niña que se lo contara antes a su madre que a ella. Alba aduce que se lo conté dos veces y pasó de mí. Me dijo que ya estaba denunciado y se había solucionado, así que fuera sostuvo Alba. La menor, posee una orden de alejamiento contra los dos chicos de 17 años que supuestamente la agredían verbal y físicamente, y lleva un móvil que conecta las 24 horas con el subinspector de Policía Méndez, para que, si se le acercaran o tuviera cualquier percance de este tipo, reciba ayuda automáticamente. Lo tendrá hasta que el Centro Social le dé un telefonillo que conecta con el coche de patrulla más cercano para que acuda en su auxilio. Pero, según la denunciante, la directora le ha dicho que como me vea el móvil, me lo quita, y cuando tenga el telefonillo, también me lo quitará. Y que la Fiscalía le tendrá que dar motivos suficientes para que la niña lo lleve al instituto La madre, que aseguró que no cambiaría a su hija de centro, pues están sus amigas, ha cambiado de opinión. Tras los exámenes la cambiaremos de instituto porque no queremos que nuestra hija esté con esta gente que la culpa de lo sucedido, y en vez de alegrarse por crear un precedente en el acoso escolar, nos echan la culpa de aparecer en los medios de comunicación A este respecto, ya han anunciado querellas, contra la directora y la bedel del instituto, que ayer nos acusó de haber montado un circo y de que el asunto no era para tanto El padre, que se lo ha tomado muy mal y su hermano, que fue la persona a la que confesar lo sucedido, se turnan para recogerla y llevarla a clase, al igual que sus amigas del instituto, que la acompañan en todo momento. La madre anima a quien pase por esa situación a no tener miedo, que es el peor consejero. Además, la verdad y la razón dan la fuerza para salir adelante Y a quienes no les han apoyado les ruega que no hablen sin saber Por su parte, Alba, que está orgullosa de haber dado el paso y haber denunciado, le diría a quien pasara por su mismo trance que sean valientes y que hagan lo mismo que yo Palabras fuera de contexto Cambiará de instituto Los jóvenes, en libertad vigilada, recibirán formación en educación sexual De los cuatro alumnos denunciados por la menor, dos son inimputables por ser menores de catorce años, y los otros dos han quedado en libertad vigilada, y, entre otras medidas, deberán asistir a un curso de educación sexual. El Juzgado de Menores de Alicante ha dado a la denunciante las mismas medidas que a cualquier mujer maltratada, entre las que se encuentra una orden de alejamiento de 300 metros, así como la prohibición de que los acusados se comuniquen con ella por cualquier medio o procedimiento Ahora ellos estudian en la biblioteca y, según la niña, sólo se han cruzado una vez y ellos han mirado para otro lado La denuncia aún está siendo investigada por la Fiscalía de Menores y sigue su curso.