Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 s 6 s 2007 Cae uno de los mayores traficantes de armas del mundo ESPAÑA 23 Los narcos gallegos pierden 50 millones en patrimonio tras dos golpes policiales El hijastro de Oubiña y doce cómplices, detenidos; intervenidas mansiones y yates C. MORCILLO MADRID. La operación Roble y la Destello eran hasta ahora golpes directos al corazón del tráfico de cocaína. Ahora se ha cerrado el círculo y se han desmantelado las tramas de blanqueo de dinero paralelas, los beneficios negros convertidos en blancos gracias a empresas fantasma, a testaferros con papel de accionistas. El clan de los Oubiña y el grupo comandado por el colombiano Jorge Isaac Vélez han perdido en sólo unos días un patrimonio que supera los 50 millones de euros, según la Policía. Se trata de dos operaciones paralelas tejidas a golpe de aguja que suponen un durísimo golpe en los fondos de los todopoderosos señores de la droga gallegos. En el primer servicio, como parte de la operación Roble los agentes de la Sección de Investigación Patrimonial y el Greco Galicia de la Udyco Central han detenido a trece miembros del clan de los Oubiña en Pontevedra, Madrid y Salamanca. A la cabeza está el hijastro de Laureano Oubiña, David Pérez Lago, que cumple condena en la prisión coruñesa de Teixeiro por un alijo de hachís. Su novia, Ana Isabel Briz, y la madre de ésta, Virgina M. S. también han sido arrestadas, aunque han quedado en libertad con cargos por orden judicial. A Briz se la considera la auténtica jefa de la trama de blanqueo. La abogada Tania Varela y el resto de los detenidos (testaferros) han sido asimismo puestos en libertad. La letrada de Cambados era una de las personas que se dedicaban a crear sociedades pantalla para blanquear beneficios a través de inversiones inmobiliarias. Los agentes han embargado 23 inmuebles, han bloqueado numerosas cuentas bancarias e intervenido embarcaciones y vehículos de lujo. David Pérez Lago, hijo de la fallecida Esther Lago, ha conseguido amasar un emporio en los últimos años que sigue funcionando con él entre rejas. Los investigadores calculan que sólo las tres viviendas atribuidas a David valen millones de euros. Se trata de una mansión en Laxe (La Coruña) que Oubiña y su mujer convirtieron en su baluarte después de que les confiscaran el polémico pazo de Bayón. La casa está a nombre de Ramón Lago, suegro de Oubiña, que declaró como imputado. Las otras dos están en Marín (Pontevedra) y Las Rozas (Madrid) El análisis de documentación también ha dado sus frutos en el caso de la Destello ligada asimismo a los clanes gallegos en la que entre otros fueron detenidos en su día los arosanos Daniel Baúlo y José Benito Charlín. Ambos estaban a las órdenes del capo colombiano afincado en España, Jorge Isaac Vélez, un cártel en sí mismo según definición policial. Ahora la Udyco ha arrestado a otras 14 personas- -los capturados son ya 50- Entre ambos servicios los funcionarios han intervenido un patrimonio de más de 50 millones de euros, procedentes del blanqueo y han embargado 65 inmuebles en la costa mediterránea, Madrid y las Rías Bajas. Vista de la casa de Monzer Al Kassar en Marbella EFE El príncipe de Marbella A su palacio Mifaldi eran invitadas personalidades de todo el mundo, y de ambos lados de la ley, que además de discutir de política y negocios tenían que enfrentarse a la dura tarea de abrir langostas sin parar absolvió al sirio y propinó al juez una dura crítica. Al salir de la cárcel no sólo regresó a Mifaldia a la ingesta inmoderada de langostas y dátiles de su pueblo y a sus negocios con armas, sino que también se hizo un fijo en los establecimientos de lujo y a las fiestas privadas de la jet set marbellí, donde era conocido como el príncipe Uno de los capítulos más oscuros fue la muerte en 1992 de Ismail Khalid, uno de los principales testigos de cargo en el proceso que seguía Garzón. El hombre cayó desde un cuarto piso de un edificio. Dicen que se suicidó. Además de en España, su nombre ha sido portada en medio mundo. En Argentina se desveló que el sirio había tenido negocios con la familia de Pinochet. En concreto se habló de operaciones ilícitas bajo firmas aparentemente dedicadas a la exportación e importación de motores de segunda mano. También allí se le relacionó con el atentado contra una mutua judía en Buenos Aires. Fue. igualmente, un clásico en los bancos suizos, donde sus cuentas estuvieron bloqueadas durante una década por ingresar más de dos millones de dólares que obtuvo por una venta de armas a la antigua Yugoslavia. Su amplio historial se completa con expulsiones de países como Francia, Alemania e Italia, además de haber sido procesado en Dinamarca y Suiza y ser considerada persona non grata en EE. UU. Canadá y Austria. ¿Hay quién dé más? D. M. J. M. C. MARBELLA MADRID. Monzer Al Kassar casi es sinónimo de tráfico de armas. No obstante, el sirio ha conseguido fintar a la Justicia pese a que su nombre aparece en los archivos policiales de todo el planeta y a sus muchas detenciones. Finalmente, bien sus colaboraciones con los servicios de Inteligencia, bien la falta de pruebas o bien el suicidio repentino de un testigo de cargo, terminaban por hacer que regresase tan campante a su palacio, Mifaldia construido con 5.000 millones de pesetas de la década de los 80 en la zona más carísima de Marbella. Porque además de tráfico de armas, Al Kassar es sinónimo de lujo. Antes de entrar en Mifaldia los invitados eran detectados por el servicio de seguridad, una legión de guardias desplegados por la carretera, los jardines y las tres plantas de la mansión. Nadie podía moverse por allí sin ser observado por un par de ojos, que comunicaban la presencia por radio al resto de los vigilantes. Y es que Al Kassar no sólo le preocupaba su seguridad, sino también la de sus invitados, un elenco de tan variada jaez como uno pueda imaginar. En su gran mesa de comedor se han sentado personajes de medio mundo, situados a un lado u otro de la ley. Hubo una época en la que primeros y segundos ministros de Sudán y Somalia eran habituales comensales, que, además de mantener difíciles conversaciones, se enfrentaban a la complicada tarea de abrir langostas hasta que les dolían las manos. Todo un lujo que quedaba arruinado por el uso de servilletas de papel. Al Kassar, como manda la cortesía árabe, era siempre hospitalario y nadie abandonaba su palacio sin endulzar la despedida con dátiles que, expresamente para él, traían de Alepo. Pero el lujo y sus negocios multimillonarios sobre el comercio de armas, los interrumpió el juez Garzón que le detuvo en relación con el secuestro del buque Achille Lauro. Tras pasar 14 meses en prisión preventiva, la Audiencia Nacional A la orden del capo Vélez Las tres mansiones herederas del pazo de Bayón Marín, Laxe y Las Rozas. Si el pazo de Bayón fue un emblema en la lucha contra los narcos gallegos, las tres mansiones heredadas por David Pérez Lago no tienen nada que envidiarle. La de Marín, situada en la playa de los Enamorados conduce a una playa protegida a través de una escalera privada. Tuvo problemas con la Xunta y al final la levantaron trabajadores colombianos parapetados detrás de muros más altos. La de Laxe era propiedad de Esther Lago. Está divivida en siete fincas; fue puesta a nombre del abuelo, de una empresa tapadera de Delaware y de unas primas. Cosas de los Oubiña. El sirio fue expulsado de Francia, Alemania e Italia y procesado en Dinamarca y Suiza