Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Viernes 8 de Junio de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.413. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Esteve gana el Dakar de su vida Dos meses y medio después de su accidente, el piloto catalán vuelve a escena en silla de ruedas y con unas ganas locas de vivir. Ahora aprecia las pequeñas cosas y quiere llegar a lo más alto pese a su lesión ENRIQUE YUNTA o se aventura a poner una fecha, aunque a buen seguro que, tarde o temprano, se le verá de nuevo en el Dakar. Lo dice con la boca pequeña, para no presionarse, pero le tira tanto la prueba africana que regresará algún día a ella. No sabe si será al volante de un coche, como sucede en otros casos similares, pero llegará vencedor al Lago Rosa. Es un campeón. Es Isidre Esteve (35 años) un tipo encomiable que ayer dio un ejemplo impagable de entereza. Apenas dos meses y medio después de sufrir un brutal accidente que segó por completo su carrera- -fractura- estallido de las vértebras T 7 y T 8- se dejó ver en lo que, a partir de ahora, será su nueva vida. Lo único que cambia es que me veréis más bajito bromeaba en su intento para desdramatizar. Le costó aguantar las lágrimas y, con una voz rota que ponía la piel de gallina, explicó el contraste tan fuerte de sensaciones que le acompañan desde aquel fatídico 22 de marzo. Hoy es un día importante. Estoy emocionado y nervioso, como si estuviese en la salida de mi primera carrera. Estoy con la mejor cara posible y soy feliz avanzó en su emotivo y encandilador discurso. No era la mejor de sus caras, pues es un hombre siempre alegre y que ofrece sonrisas sin cobrar, pero asombró por su aplomo. No se le esperaba una pose tan madura y firme después de presentarse en sociedad en su nuevo hábitat- -empujando una silla de ruedas- y menos que tuviese tantas ganas de vivir. Quien me conoce sabe que no era un piloto con talento innato, pero llegué ahí donde me había marcado. Ahora, llegaré arriba con mi lesión. Tengo brazos y cabeza, soy un afortunado sentenció para enmudecer al personal. EN EL AIRE Mónica FernándezAceytuno JUNIO J N Esteve acude sonriente en silla de ruedas a su encuentro con los medios Admite, como es obvio, que ha tenido momentos de bajón, pero las innumerables muestras de apoyo, cartas de desconocidos y mensajes de móvil le han impulsado a seguir adelante. Dice que ahora disfruta mucho más de cosas que antes ni apreciaba, se ilusiona con poder tomar un helado en la playa y se alivia al pensar que puede ir a comer a un restaurante como cualquier otro mortal. Porque no ha muerto, sólo ha perdido la movilidad de las extremidades inferiores: Es un cambio, sí, pero no radical. EFE Creo que la vida es un regalo y con mi lesión puedo hacer mil cosas. No quiero que penséis pobre Isidre Empieza una etapa nueva y tengo mucha ilusión. Puedo hacer todo lo que me proponga Lo primero que se plantea es ayudar a la fundación Wings por Life entidad sin ánimo de lucro que financia diversas actividades de investigación y destina todos sus ingresos a la búsqueda de un tratamiento efectivo para las lesiones medulares. Luego llegará un maratón y algún día, seguro, su retorno al Dakar. unio es el mes de las persianas bajadas. Se vuelven los rayos del sol delgados y finos como una acícula, para colarse por el quicio de las puertas y las rendijas de las persianas. Está siempre queriendo entrar en la casa, que hasta cuando tenía que ser ya de noche, hay un rayo de sol sentado en el sillón de la galería. Me da el sol en los ojos desde por la mañana, como si quisiera dejarme un poco ciega para que no viera lo que pasa. Pero veo al Presidente, veo a un cadáver con muy mala cara, las cuencas de los ojos muy cóncavas, la tez cetrina y pálida, y tan hundidas las comisuras de los labios, que toda la mandíbula es igual que la de un muñeco de ventrílocuo, y hasta la palabra firmeza se vuelve blanda en su boca. Junio es el mes de las dedaleras, de las mariposas vulcanas, del heno espigado, del saúco florecido de blanco, con cuyas varas huecas, por las que se puede ver el mundo como por un catalejo, se hacían las varitas mágicas de las hadas, que nada pueden contra las viejas serpientes. Es el mes en el que los tiburones peregrinos, con sus collares de branquias, salen a flote. El mes en el que los estudiantes son como fantasmas que vagan por una casa oscura en la que resuena el eco fresco de la pelota de un partido de Roland Garros, mientras los jaramagos amarillos de los campus universitarios, aprueban con nota la formación del fruto en silicua. Junio es el mes de la cincoenrama, del nomeolvides, del mostajo, de la nueza. Es el mes de la luz desbordada, del sol en todas partes, el final de una fiesta. Junio es el mes de las persianas bajadas, de la caída del telón en la última pantomima de los buenos y de los malos.