Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 VIERNES deESTRENO VIERNES 8 s 6 s 2007 ABC Taxidermia Hungría, Austria, Francia 2006 91 minutos Género- -Drama Director- -György Pálfi Actores- -Csaba Czene, Gergo Trócsányi, Marc Bischoff, István Gyuricza Estupendo espanto F. M. B. Abuelo, padre e hijo, tres generaciones con los genes a flor de psiquiátrico le sirven a György Pálfi para leer de soslayo sesenta años de la historia húngara, teñida del humor negro zaíno que ya incorporaba de fábrica la novela del húngaro Lajos Parti Nagy. Un soldado obsesionado por el sexo, un deportista del buen comer hambriento de éxito y un taxidermista en busca de la inmortalidad mal entendida componen un trío de protagonistas único. En alguna fase, podría hasta pasar por una especie de Léolo magiar, que prefiere el feísmo exagerado a la oscura poética del original canadiense. Se trata, en suma, de una película casi imposible de recomendar, menos aún a una madre o a una novia joven. Sus innegables virtudes quedan ¿empañadas, subrayadas? por una caligrafía torva y estilosa a la vez. Mientras se resuelve el dilema, condenemos la desfachatez de lograr que incluso el acto sexual resulte desagradable. Los siete enanitos, un poco cambiados en esta nueva película ABC De lobitos buenos y sardinas Se estrena hoy Érase una vez... un cuento al revés divertida e ingeniosa película de animación que les busca las cosquillas a los textos de los hermanos Grimm JAVIER CORTIJO Inevitablemente se puede pensar que la bella y filigranesca asistencia servida por esta película la recogerá en tres semanas el all- star Shrek para hundirla en el aro como aquellos titanes animados contra los que competía Jordan. Y más cuando ambas comparten productor, John H. Williams. Sin embargo, esta ambiciosa cinta de dibus europeos sabe columpiarse en las trompetillas del ogro verde para hacer de su capa un sayo. Todo, gracias a una diferencia esencial: mientras la saga de DreamWorks se basa en el anacronismo efervescente (al igual que la mediocre La increíble pero cierta historia de Caperucita Roja aquí se opta por la imaginación y la vuelta de tuerca original. Para empezar, la fabulilla empieza por el tejado, con una madrastra encaramada en el balcón del Ayuntamiento del País de los Cuentos de Hadas como si fuera un alcalde tránsfuga. Gracias al capotazo de un flashback conocemos el porqué del golpe de estado: un par de chapuceros aprendices de brujo han trastocado la bola mágica que regula que todos los cuentos tengan un final feliz con perdiz escabechada. Una travesura que desata una cadena de catastróficas desdichas que sirve para destapar la verdadera naturaleza de nuestros héroes infantiles (los siete enanitos parecen marines en Bagdad y la estelar Cenicienta, una afrancesada Eva Longoria) Un buen ritmo narrativo, una hercúlea tecnología 3 D y un adecuadísimo dúo de directores (el debutante Paul Bolger luce su rol de alumno aventajado de Don Bluth, mientras que Yvette Kaplan demuestra que aún tiene el tirachinas de Beavis y Butt- Head en el bolsillo) redondean un fetén filme que constata que otro acercamiento a los Grimm es posible sin ser tan grimmoso como el penúltimo Gilliam. Más información sobre la película: http: www. happilyneverafterthefil m. com Belle Toujours Portugal 2006 70 minutos Género- -Drama Director- -Manoel de Oliveira Actores- -Michel Piccoli, Bulle Ogier, Ricardo Trêpa, Leonor Baldaque Una cena sin Deneuve E. R. MARCHANTE El cine que hace el portugués Manoel de Oliveira no pertenece a un género ni tiene clasificación. Y esta película es, esencialmente, del género inclasificable. Digamos que es un divertimento, un pequeño juego filosófico y cinéfilo alrededor de Buñuel y Belle de jour La obra afinada busca con el tiempo un segundo aire, otra postura, una reinvención o hasta un nuevo acabado Y el surrealista Oliveira (casi cien años, ¿acaso no es un sueño digno de cualquier artista obrar hasta esas edades? propone el aire, la postura y el acabado a aquella historia cristalinamente incomprensible de Sevigny, quien, con el tiempo, se ha transformado de Catherine Deneuve en Bulle Ogier (dos actrices para un personaje, como Ángela Molina y Carole Bouquet) Con la sencillez del aguien bien cultivado y leído, Oliveira propone una puesta en escena perfecta en elegancia e intención: un encuentro, una cena, entre aquella remota Sevigny y el sibilino personaje de Michel Piccoli, la promesa de una revelación, el ajuste de cuentas pendiente con la mirada fija no en la nostalgia sino en la deca- dencia, el cinismo, el impudor y el rijo de una propuesta de amor incumplido, varias bromas buñuelianas (el cocoricó marca de la casa para mantener entretenida a la crítica rumiante) el inm ortal asunto de la caja ¿qué podría haber en aquella dichosa caja? en fin, todo es una magnífica excusa para que se solape Oliveira a la imagen de Buñuel con un resultado asombroso. La pretensión de Oliveira sólo se ha conseguido en parte: ni tiene a Catherine Deneuve cuatro décadas después (es obvio que la estirada actriz rechazó el papel) ni se ha fundido su cine con el de Buñuel: Belle toujours conserva el plano y la teatralidad habituales de Oliveira, pero también conserva el aroma de su texto, siempre único, y referido aquí a asuntos trascendentales, como el absurdo consuelo del nunca es tarde, cuando es evidente que casi siempre lo es. Boy Culture EE. UU. 2006 90 minutos Género- -Drama Director- -Q. Allan Broka Actores- -Derek Maguyar, George Jonson Pateando el arco iris J. C. ¿Por qué los gays nos sentimos a los 18 como cuarentones? si no ligásemos tanto, a los homo nos iría mucho mejor Pellizcos de guión como estos demuestran que Boy Culture tiene unas cuantas neuronas más en el coco que, sin ir más lejos, la mariliendre y ridiculizante Another gay movie Y eso que los tópicos genéricos se dan a cascoporro, como los adonis desaforados en una misma jaula, el recurso de contar los episodios sentimentales como capítulos de una autobiografía y la sutil competición hogareña de minorías entre la pareja protagonista: uno gay y el otro, gay y encima negro (eso, se supone que de nacimiento) Sin embargo, el tacto (ojo con deslizar el chistecito de rectal se impone a la hora de abordar los conflictos sentimentales de los muchachos, difíciles de manejar considerando que uno es chapero de profesión y su cliente preferido, un madurito tan egoísta y mentiroso como él. Pero con corazoncito, que es lo que cuenta. Además, no hay suicidios queer ni apenas escenas sexuales escabrosas, así que la salvamos de la hoguera, arco iris o gris hetero.