Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 VIERNES deESTRENO VIERNES 8 s 6 s 2007 ABC Shaobo Qin Carl Reiner Elliott Gould Al Pacino Ellen Barkin (Yen) Su fuerte es la acrobacia y lograr meterse en espacios minúsculos. Es la primera vez que puede vivir una gran vida como magnate chino (Saul Bloom) Posee una gran habilidad para el truco, y logra que crean que tiene la clave para que el hotel- casino obtenga la categoría de cinco estrellas (Reuben Tishkoff) Es el catalizador del reencuentro de la banda. Un amigo al que los Ocean tienen que ayudar frente al ruin Bank, que le ha traicionado (Willy Bank) Una amenaza real para la banda. Se mueve en la línea que separa al ser formidable del loco, y cree que los Ocean no son una peligro para él (Abigail Sponder) Es la confidente de Bank, pero no deja de ser ella misma. Sin embargo, es vulnerable ante la tensión sexual que se crea entre ella y Linux (Viene de la página anterior) ¿Cómo se habrá sentido otro grande como Al Pacino, al unirse a un grupo de amigos tan consolidado como ustedes? la idea de camaradería, con alguno de los personajes equivocándose para que el resto tenga que hacer lo correcto. Era una buena premisa. Esta vez, a la película se suma otra superestrella como Al Pacino, que interpreta al dueño de un nuevo casino que estafa a su socio y se queda con todo el negocio. Pero el socio engañado resulta ser uno de los antiguos miembros de la banda de Ocean, Reuben Tishkoff (Eliott Gould) Y en busca de la apropiada venganza, Danny Ocean (George Clooney) reúne al grupo, una vez más, para regresar a Las Vegas y darle al dueño del casino donde más le duela: ganando en cada uno de sus juegos... con trampa, claro. La mejor. ¿Una película como ésta genera cierta nostalgia sobre el cine de la época Sinatra? G. C. -Yo siento nostalgia de diferentes épocas en general. Me gustaba cuando antes la gente se ponía un traje para ir al casino; ahora van con pantalones cortos. Hay ciertas nostalgias divertidas, pero esta película realmente no tiene que ver con eso realmente. Podemos debatirlo, pero a mí no me parece que sea así. S. S. -Creo que es la naturaleza humana, ver algo mejor en las experiencias pasadas, agregándole color para mostrarlo un poco mejor de lo que era. Es algo natural. con la que trabaja fue realmente impresionante. Fuimos a la grabación de uno de sus programas, llevamos a Andy y Oprah rodó en un descanso entre dos programas. Yo quedé muy impresionado por ella y todos los que la rodean. G. C. -Y Andy realmente no durmió con ella. El trío protagonsita de Ocean s Thirteen en un momento del filme brá muchas películas parecidas. No es tan directo como piensa, ni tan sencillo el hecho de rodar una película comercial y que tenga sustancia al mismo tiempo. Seguramente pueda nombrar diez películas que en los últimos diez años habían llenado ese mismo espacio y no resultaron éxitos comerciales. Este es el negocio del cine. Por eso no se puede culpar siempre al director, porque hay muchísimas películas que nunca van a encontrar un público, y es algo que no podemos controlar por completo. ABC ¿También bromearon con Oprah Winfrey en la película? B. P. -Por supuesto, estaba nervioso al principio (sonríe) pero es evidente que tomó notas de cada uno de nosotros. A. G. -Tiene un futuro brillante (Ríe aún más fuerte) B. P. -Sí, se acomodó bien después de dos semanas. ¿No os parece? M. D. -Me sorprendió que prestara tanta atención a nuestros consejos (vuelven a reir) S. S. -Hablando en serio, el primer día de rodaje me preguntó qué pensábamos de él, porque somos todos tan amigos y hace tanto tiempo que trabajamos juntos... Y la respuesta era simple. Le pregunté qué había pensado él de Marlon Brando cuando rodó El Padrino B. P Es cierto. Aumentó un po. -co nuestro respeto por él, pero después logramos bajarlo (Más risas) A. G. -Yo tuve que dormir con Oprah para que me aceptara en su programa. G. C. -Eso va a hacer daño. D. CH. -Ahí hay un buen titular. M. D. -Señoras y señores, les presento al actor anteriormente conocido como Andy García. S. S. -Todo figuraba en el guión. El imperio de la gente ¿Creen que podrán volver a imponer este estilo de cine que era tan popular en los setenta? S. S. -Nosotros sólo tenemos un control parcial, en el sentido de poder hacer una película que llene aquel vacío. Pero si no tiene buenas críticas y la gente no va a verla, tampoco ha- cales. Es lo que quiero hacer más que nada (ríe) Hablando en serio, yo quiero hacer cine. Creo que a todos los que estamos aquí sentados nos gustan diferentes estilos de cine. Más información sobre la película: http: wwws. warnerbros. es oceans 13 ¿Pero este es el estilo de cine que les gusta ver a ustedes? G. C. -Yo quiero filmar musi- Ocean s Thirteen EE. UU. 2007 115 minutos Género- -Thriller DirectorsSteven Soderbergh ActoressGeorge Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Al Pacino, Ellen Barkin, Andy García ¡Será por casinos que robar... E. RODRÍGUEZ MARCHANTE Por tercera vez en apenas cinco años, la banda de Danny Ocean, el elegante y hábil ladrón de guante blanco que interpreta George Clooney, no sólo atraca sino que también se carcajea del dueño de un Casino en Las Vegas, lo cual traspasa con amplitud los límites de la ciencia ficción. O mucho han cambiado los casinos de Las Vegas y sus dueños, o todos los miembros de este Ocean s Club reposarían hace tiempo en un habitáculo reducido y sin vistas entre los cimientos de algún edificio colindante y recién hecho. Pero es cine y habrá que aceptarlo. Esta tercera entrega, o tercer atraco, está planteado en similares circunstancias y estructura que los anteriores. Pero hay dos detalles nuevos y que son, por cierto, lo mejor de la película. Dos detalles con nombre y apellidos: Al Pacino y, sobre todo, Ellen Barkin. El resto de intérpretes y situaciones son los mismos y casi iguales: un buen motivo, reunión de la banda, preparación del golpe y ¡tracatrá! éxito rotundo (espero no haber destripado el final por decir lo que todo el mun- do sabe de antemano: que culminan con éxito su empresa) Lo especial en este sospechoso 13 que acompaña al título está en ver a esa fuente de interpretación desbordada que es Pacino siendo el invitado idiota de la fiesta. Pacino, que rima con Casino, engarza aquí un malo patético y un peldaño por debajo, en cuanto a mirada torva y peligrosa, que Andy García, cuyo personaje ha sido reconvertido aquí convenientemente y provoca algún que otro buen... ¿gags? Y mientras los Brad Pitt, Don Cheadly, Clooney y demás miembros del equipo trabajan en la preparación del golpe (el director Soderbergh maneja estos tramos de la intriga con impecable ritmo, y nunca resulta ni prolija ni liosa la manera de explicar el paso a paso... quien se lleva de calle la función es la gran Ellen Barkin, prieta como en sus mejores tiempos, que consigue sacarle espumilla a un par de escenas fatigosamente carnales, y en las que demuestra que con sólo abrir la boca se engulle a un estrellón como Matt Damon. No hay truco en esta película: Steven Soderbergh la hace para poder permitirse el lujo de hacer también ese otro tipo de cine más arriesgado o menos taquillero que tanto le provoca. Personalmente, considero que es la fórmula perfecta para alguien de su talento: un cine entretenido, lleno de estrellas y glamour y tan eficaz que le permita pagarse sus otras necesidades expresivas. Podrían intentarlo otros.