Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID VIERNES 8 s 6 s 2007 ABC El alcalde enseña el diploma que le regalaron sus concejales, junto a Dancausa y Cobo AYUNTAMIENTO Gallardón busca un nombre que no cree confusión para los miembros de su gobierno No descarta el de consejeros que no le gusta a la presidenta Aguirre s Quiere distinguir cargos ejecutivos de concejales SARA MEDIALDEA MADRID. Aunque siempre se han llamado concejales los responsables de áreas en el Ayuntamiento, ahora no puede ser así, porque no hace falta ser concejal para ser miembro del gobierno local a raíz de la entrada en vigor de la Ley de Grandes Ciudades. Esa es la justificación que da el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, para cambiar el nombre de los miembros de su gobierno: quiere una denominación común a todos, sean o no concejales. Y está buscándola. Su primera opción era llamarles consejeros pero eso no le ha gustado a Esperanza Aguirre, porque así se llaman los miembros del gobierno regional, y cree la presidenta que denominarlos igual puede inducir a error. El alcalde dijo ayer que buscará una denominación que no suponga confusión aunque posteriormente aclaró que no ha descartado llamarles consejeros Se está fijando en lo que hacen otras grandes ciudades. Zaragoza, por ejemplo, les llama ya así, consejeros municipales. Claro que hay casos para todos los gustos: en Valencia son concejales delegados, en Bilbao hay incluso directores delegados y Barcelona les denomina regidor de Sanidad, de Hacienda, etcétera. Ayer, los periodistas incluso le proponían entre bromas híbridos como consejales Ruiz- Gallardón insistió en que los miembros del consejo de ministros no se podrían llamar consejo de diputados porque no todos lo son y por la misma razón el cargo de concejal ha dejado de ser ejecutivo y ahora es parlamentario por lo que precisa para los cargos ejecutivos otro nombre. El alcalde, que ayer cenó con su equipo de campaña en el restaurante Currito, recibió de éstos- -sus 33 concejales, su gabinete de prensa y los redactores del programa- -dos regalos: un saxofón que se comprometió a tocar antes de fin del mandato, y un diploma al alcalde más votado de la historia de la ciudad