Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8- -6- -2007 Cumbre del G- 8 en Alemania INTERNACIONAL 35 Rafael Bardají EPITAFIO PARA EUROPA E Harper (Canadá) Blair, Barroso (UE) Sarkozy, Putin, Abe (Japón) Merkel, Prodi y Bush, ayer durante la cumbre AP Las primeras damas del G- 8, sin Cecilia Sarkozy, con el anfitrión, el marido de Merkel REUTERS SOL, RITMO Y DEUDAS DEL G- 8 No faltan voces, discursos, seminarios y música contra el hambre. Lo que falta son actos, más allá del que ayer reunió a 70.000 personas en Rostock RAMIRO VILLAPADIERNA ROSTOCK. El mundo se dice pendiente de acuerdos en el G- 8, de una ayuda a África o una cuota de carbono, pero, ¿se cumplen después esos compromisos? pregunta Intermón- Oxfam y lo repican ponencias, seminarios y hasta un macroconcierto convocado bajo el solo lema Tu voz contra el hambre Decenas de miles unieron su voz ayer a la de Bob Geldof, Bono, Herbert Grönemeyer, Youssou N Dour, Peter Miles, Perrozompopo y otros músicos internacionales comprometidos con los males de la humanidad, que reunió al P- 8 (los ocho más pobres) en este estuario para ofrecer la otra cara al grupo rico. Al ritmo que va el cumplimiento de los Objetivos del Milenio para 2015 no se cumplirían hasta el 2150, advirtió en el escenario Grönemeyer. Pero recórranse los seminarios del G- 8 alternativo para ver cuántos se toman en serio los Objetivos del Milenio e incluso trabajan por ellos. El jefe del Fondo de la ONU contra el Hambre, se preguntaba si en la vecina cumbre de Heiligendamm, ¿saben que cada 4 segundos muere un niño de hambre? y se responde: Creen que es más importante garantizar las inversiones Matt Philips, jefe de campaña de Save the Children agrega que 600.000 niños han muerto desde la cumbre de Gleneagles (2005) cuando Blair lanzó su propuesta de incrementar la ayuda al desarrollo y la salud. Pero Max Lawson, de Oxfam, denuncia la impracti- cabilidad de traducir en África la seguridad social, así como la disparidad de mecanismos. Sobre la mortal escalada del sida, la portavoz de World Vision añade que sólo el pasado año se produjeron 4,3 millones de nuevas infecciones. Conscientes de la confusión de mensajes, la activista nicaragüense Flor Martínez fue concreta en el concierto de Rostock: No subvencionen por favor sus exportaciones agrarias; están ahogando a nuestros labradores y añadió: Si nos fuerzan ahora a reconvertir cultivos para biocombustible, tendrán un aire tan limpio como limpios nos dejarán nuestros estómagos También el obispo boliviano Toribio Porco lamentó que nuestros campesinos no tienen trabajo mientras la UE engorda a sus vacas con subvenciones Dos euros recibe al parecer cada vaca, algo que soñarían 1.100 millones de personas. 840 millones no comen lo suficiente, mil millones no tienen agua potable, 3 millones mueren cada año de sida y cada 4 segundos muere un niño de extrema pobreza... 260.000 durante los tres días del G- 8. John Kirton, del Munck Centre de la Universidad Toronto, que vigila desde hace tiempo cada cumbre, cree que entre sus muchas decepciones, todo sumado el G- 8 suele ser beneficioso e incluso, a veces, ha cosechado grandes éxitos Bono, Bob Geldof, Campino y el respetado organizador, Herbert Grönemeyer, lo recordaron cerrando desde el escenario: ¡G- 8, el mundo no puede esperar! n Europa se vive bien, gracias a la riqueza acumulada en anteriores décadas, pero Europa ha perdido completamente el norte. No es sensato que se dedique más tiempo y atención a los manifestantes antisistema que a las discusiones de los líderes del G- 8, por ejemplo. Tampoco es normal que Europa se revuelva por un escudo antimisiles destinado a protegerla sólo porque sea americano. Europa ha hecho del calentamiento global su Dios y de Kyoto sus sagradas escrituras. Aún peor, sus dirigentes viven obsesionados con sus instituciones, no con los problemas que de verdad la aquejan. Europa avanza de la mano de Angela Merkel a dotarse de un minitratado constitucional que va a suponer una nueva división del continente y que, además, es una bofetada democrática a todos cuantos votaron en referéndum el texto anterior, rechazado por franceses y holandeses. Se lamina a los países pequeños porque les quita poder de decisión- -que es lo que pierde España también- se asegura la hegemonía germánica sobre toda centroeuropa y que Francia fuerce, por las buenas o por las malas, un apoyo mediterráneo a sus intereses y a sus políticas. Europa ha perdido su deber moral en el mundo. No es solo que prefiera no creer en amenazas o enemigos, sino que ha renunciado a tener en cuenta la naturaleza de los gobiernos y está dispuesta a tratar a todos por igual. Da igual que se llame Rusia, China o Irán. Si la UE mantiene sus sanciones hacia Cuba no será gracias a las viejas democracias europeas o España, sino al ardor democrático de los países que escaparon del comunismo por sus propios medios. Europa le tiene miedo a todo, a la globalización, a la inmigración, al terrorismo, al cambio climático, a Rusia, a América, a tener que defenderse, pero más vale que tuviera miedo de sí misma, de la parálisis donde se ha instalado. Afortunadamente los principios morales del liberalismo y los intereses estratégicos de Europa coinciden. Sólo hay que dar con los líderes que sean conscientes de ello.