Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 s 6 s 2007 ESPAÑA 27 Una niña de 14 años acosada en un instituto es protegida como una mujer maltratada Dos compañeros la sometían a tocamientos y la menor ha conseguido una orden de alejamiento y contacto con la Policía LORENA SANZ ALICANTE. La Fiscalía de Menores de Alicante ha concedido a una estudiante de 14 años, que supuestamente fue acosada por varios compañeros, las mismas medidas de protección acordadas para las víctimas de malos tratos en el ámbito familiar. Ante la gravedad de los hechos según reza el auto del Juzgado, sobre los presuntos acosadores ha recaído una orden de alejamiento, y la menor ya posee un dispositivo de móvil que le facilitará una comunicación inmediata y directa con la Policía en caso de que alguno se acerque a menos de 300 metros. Además, el Centro de la Mujer le ha asignado un subinspector al que puede llamar las 24 horas, una prestación idéntica a la ofrecida a las mujeres maltratadas. Por otro lado, el Juzgado de Menores consideró que está acreditada la realidad del ilícito penal de trato degradante además de expresar que existen indicios más que suficientes de la participación material de dos menores en la comisión de los hechos, cuya gravedad intrínseca es innegable La joven denunció vejaciones continuas de varios compañeros del instituto Miguel Hernández de Alicante, que le tocaban el culo y el pecho además de proferirle, según asegura la madre de la víctima, insultos e incluso esperarla a la salida del baño y acorralarla para amenazarla con comentarios procaces y de contenido sexual. La menor, que sufría este tipo de agresiones desde noviembre, no se atrevió a denunciar hasta que el pasado 23 de mayo se confesó ante su madre. A esas alturas, las agresiones se habían agravado hasta el punto de que su familia se había dado cuenta de que algo le sucedía, aunque en un principio lo achacaron a los típicos comportamientos de adolescentes Como consecuencia de la situación, la joven comenzó a tener problemas de sueño, desajustes alimentarios y una preocupante tendencia al aislamiento. Su madre consultó con una asociación localizada en Asturias que trata casos de acoso escolar. Sus responsables le reco- El instituto no la apoyó mendaron que presentara un escrito al centro explicando lo ocurrido, además de interponer una denuncia contra los supuestos agresores ante la Policía Nacional. Al día siguiente, la madre de la menor puso los hechos en conocimiento del instituto, pero los responsables del centro le pidieron que no acudiera a la Policía al sostener que el acosador es fácilmente reconducible El primer día que la chica volvió a clase, los supuestos agresores le espetaban mira cómo tiemblo y se reían de la denuncia. A pesar de ello, en los últimos días parece que la situación se ha calmado y, como asegura la madre de la menor, los chicos evitan cruzarse con ella porque saben que con una denuncia más, van al tutelar de menores La madre, además, se niega a cambiarla de centro educativo: Allí tiene a sus amigas Me sentí culpable, creía que eran cosas de la edad y la regañaba La madre de la menor protegida en su centro escolar recibió la confesión de su hija hace apenas 15 días, y gracias a una crisis de ansiedad que hizo explotar a la menor y ésta empezó a soltar todo lo que le pasaba desde que empezó el curso lamentaba su madre. En esos momentos, recordaba la progenitora, me sentí culpable al recordar las veces que la machacaba porque estaba sacando peores notas En un primer momento no supo qué hacer y buscó información en internet, hasta que encontró la asociación que la ayudó. La joven, que es muy extrovertida y jovial, nunca había tenido problemas y, por ello, la madre pensaba que eran cosas de la edad, y por eso la regañaba Una red mandaba imágenes pederastas como mensajes de móvil ABC MADRID. La Guardia Civil ha detenido a nueve personas por distribuir imágenes pederastas a través de mensajes MMS (imágenes) de teléfonos móviles. La operación Portero se ha desarrollado en Cádiz, Jaén, Cáceres, Valladolid y Zaragoza. La operación comenzó en febrero, cuando un particular denunció a la Guardia Civil de Gines (Sevilla) que había recibido una imagen pederasta en su móvil, enviada desde otro. Uno de los modus operandi utilizado consistía en el envío de varios mensajes de texto en los que se preguntaba al receptor si deseaba ver fotografías de niñas. Posteriormente se le remitía la fotografía de una menor desnuda, y se le solicitaban imágenes similares para intercambio. El contacto entre el grupo se realizaba aprovechando el chat de los anuncios de televisión en sus programaciones de madrugada, a través de los cuales solicitaban fotografías de jovencitas ofreciendo como contacto un número de móvil. Los interesados en formar parte de este grupo tan cerrado tenían que demostrar al resto que poseían buen material A partir de ahí se pasaban las imágenes, algunas de las cuales eran de producción propia y otras de escenas de zoofilia con menores. La Guardia Civil ha puesto al descubierto una novedosa evolución de la actuación de los pederastas, debido a que en internet se sienten acosados. Fachada del Instituto Miguel Hernández de Alicante JUAN CARLOS SOLER