Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA ETA rompe la tregua s Navarra VIERNES 8 s 6 s 2007 ABC El Príncipe subraya su compromiso con Navarra, que tanto ha aportado al devenir español Sanz confía en que en el futuro la Familia Real siga visitando esta Comunidad que impulsa el proyecto común de España ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS LEIRE (PAMPLONA) Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y de Viana calificó ayer a Navarra de tierra abierta y solidaria con el resto de España y rindió homenaje a la historia de esta Comunidad y a sus Reyes, que tanto han aportado a la rica y variada esencia del devenir español Esa historia, junto a la intensa relación institucional y de afecto, me comprometen especialmente con todos los navarros afirmó Don Felipe. El Heredero de la Corona hizo estas afirmaciones en el Monasterio de San Salvador de Leire, durante el tradicional homenaje a los Reyes de Navarra y la entrega del premio Príncipe de Viana de la Cultura al músico Pedro Iturralde, uno de los pioneros del jazz en España. El acto, en el que se interpretaron en dos ocasiones los himnos de España y de Navarra, se celebró bajo fuertes medidas de seguridad y con numerosos controles para acceder al monasterio. Además, fue uno de los últimos a los que asistió en pleno el actual Gobierno de Navarra, presidido por Miguel Sanz, que en breve será relevado por uno de composición incierta, que podría estar integrado por nacionalistas- anexionistas. Entre otras personas, en el acto se encontraban los candidatos de Nafarroa Bai, Patxi Zabaleta; de PSN, Fernando Puras (ambos se sentaron juntos) de IU, Ion Erro, y de CDN, Juan Cruz Alli. los medios legales y morales afirmó. En otro momento de la homilía, agregó, la unidad, la cohesión y la convivencia de todos los ciudadanos de España es una tarea abierta que de una manera u otra nos afecta a todos Sanz aprovechó su intervención para destacar ante el Príncipe de Viana el interés y el compromiso que todos los miembros de la Familia Real sentís por Navarra, por nuestra realidad actual, por nuestros proyectos para encarar el futuro, por nuestras preocupaciones e iniciativas y que demostráis a través de las frecuentes visitas que realizáis a esta Comunidad Foral Además, deseó que la Familia Real siga visitando esta tie- Don Felipe, con Miguel Sanz, el arzobispo de Pamplona y el abad del monasterio rra. Confío en que en el futuro, la entrega anual de este premio... y otros momentos y circunstancias destacadas de la realidad de Navarra sigan siendo motivos de nuevas visitas de Sus Majestades los Reyes o de Vuestras Altezas Reales a Navarra Comunidad que- -afirmó Sanz- impulsa el proyecto común de España Obviamente, en el acto también intervino el premiado, EFE El arzobispo de Pamplona instó a promover la unidad en la lucha contra el terrorismo y la cohesión de España en la misa a la que asistió Don Felipe quien recurrió a su saxofón, que le ha hecho internacionalmente célebre, para dar las gracias por el galardón, ya que, según dijo, me ayuda a expresarme mucho mejor que mis palabras Así, después de mostrar su gratitud a su familia y a sus vecinos del pueblo de Falces, interpretó la preciosa melodía El viejo castillo de la obra Cuadros de una exposición de Modest Mussorgsky. EL ERROR DE LA MELANCOLÍA Se insiste en presentar la imagen de un presidente doliente s Como cunda el discurso de Ibarretxe, las luces se apagan pitando POR CHARO ZARZALEJOS o hay sentimiento más estéril que el de la melancolía. Recrearse en lo que pudo ser y no ha sido lleva a la parálisis. Y el horror que tenemos encima (siempre lo hemos tenido) exige cualquier cosa menos la melancolía. Las cosas son como son y es en la memoria colectiva de los ciudadanos donde queda guardado lo bueno y lo malo, en donde reside el sentido de ese acto íntimo y único que es el voto. Llegarán las elecciones y de aquí a entonces existe un emplazamiento insoslayable a que los políticos lleguen a acuerdos mínimos como mejor receta para la salud social y dar carpetazo a la estéril melancolía. El primero que debe abandonar el gesto melancólico es Zapatero. Ojeroso y contrariado compareció en Moncloa. Lo hizo después de una noche muy dura y no pudo evitar un punto de victimismo: he hecho lo posible, ETA no responde y encima el PP me vapulea. Estaba noqueado y por ello al día siguiente en el Senado dijo aquello de la determinación expresión clave a lo largo de los últimos meses. No hay tiempo para la melancolía y ni mucho menos para la crítica al adversario. El paso imprescindible y primero le corresponde al presidente, que es el de todos y el único con capacidad real para diseñar estrategia y medios a su alcance para llevarla a cabo. Con el mismo temple que re- N Pedro Iturralde En la misa por los Reyes de Navarra, que se ofició en el monasterio tras la entrega del premio, el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Fernando Sebastián, hizo referencias a la realidad política: En estos momentos, un ejercicio de la autoridad que quiera ser moralmente justo tiene que promover la unidad de todas las personas e instituciones en la lucha contra el terrorismo, por todos tiró las tropas de Irak debe ahora responder a las chulerías de ETA y diseñar una estrategia cuyo resultado sea que los únicos que deben tener miedo sean los terroristas. Para ello habrá que establecer unos mínimos a compartir por todos y de manera especial con el PP, y a ser posible con el PNV partido al que la ruptura de la tregua no le ha cogido en el mejor momento. Para que los únicos que tengan miedo sean los terroristas es probable que, diez años después, haya que revisar en sus aspectos menos sustanciales el Pacto Antiterrorista. En aras del consenso, el PP no debería oponerse. Lo único seguro es que el discurso que no vale es el de Ibarretxe. Siempre el mismo, con el diálogo a vueltas sin concretar para qué, sacando a pasear no se sabe bien qué acuerdos pendientes para la convivencia. ¿Cabe mayor convivencia que la de los amenazados y víctimas con los que se sabe que te miran para decir a otros a qué hora sales de casa? Mientras ETA no tiemble, no tendrá prisa alguna por dejar las armas y es obvio que el discurso del diálogo no vale, pero ETA sabe que a los demás les cuesta renunciar a ello. Y ahí está ETA. La misma de siempre. Fuerte o débil, demostrando que sabe medir los tiempos y que era ahora, no antes ni en plena campaña cuando le convenía hacer lo que ha hecho. Miran las secuencias electorales y saben que cuando callan las armas, sus seguidores, bajo las siglas que en cada momento se les ocurra, suben en votos. Son tiempos de ansiedad y de un punto de angustia. Socialistas y populares tienen sitio de honor en las ganas de los terroristas y más vale que se hermanen en un pacto aunque sea de mínimos antes que les hermane la sangre que ETA está dispuesta a hacer derramar. Dijo Rajoy en el Congreso que cuando se acabe la fiesta y las luces se apaguen yo estaré a su lado La fiesta se ha acabado, las luces tintinean y como el discurso de Ibarretxe cunda las luces se apagan pitando. Rajoy debe estar al lado del presidente y éste, primero, quitarse las ojeras. Y aunque quiera seguir bailando con todos conceder un baile, aunque sólo sea uno, a quien sólo es su adversario. ETA el único enemigo, va a por los dos.