Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 s 6 s 2007 ETA rompe la tregua s Nervios en el PNV ESPAÑA 17 El PNV, asustado, pondrá escolta a sus dirigentes y concejales M. LUISA G. FRANCO BILBAO. La ruptura de la última tregua de ETA ha introducido una variante respecto a situaciones anteriores: la preocupación por un atentado contra dirigentes o cargos públicos del PNV tradicionalmente fuera del punto de mira de ETA. La Consejería de Interior del Gobierno vasco ha proporcionado escolta en los últimos días a varios dirigentes del partido- -que, salvo situaciones puntuales, no la llevaban- -y está pensando en extenderla a todos los cargos públicos, incluidos los concejales. Hasta ahora, salvo el lendakari y los diputados generales, sólo han contado con escolta miembros del PNV en circunstancias especiales, como el ex consejero de Interior y ex presidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa, y también, en un momento concreto de su mandato como presidente del partido, Xabier Arzalluz, pero no, al menos de forma regular, Josu Jon Imaz, el primero que ha sido presionado por el consejero vasco de Interior para aceptar la protección. Balza mostró ayer su preocupación por el grado de ataque verbal de la izquierda abertzale y de ETA hacia el PNV y confirmó que su departamento estudia la posibilidad de proteger a los concejales. no con Batasuna, porque en su opinión no hay interlocutores válidos ya que se ha comprobado su secular sumisión ante ETA. ELA, el sindicato nacionalista que secunda al PNV en todo lo que hace y dice, ha sido la primera organización en manifestarse contra la ruptura de la tregua. Ibarretxe, entre sus consejeros Azkárraga y Madrazo, circunspectos TELEPRESS Ibarretxe suaviza su discurso En esta nueva coyuntura, Ibarretxe anunció ayer que pondrá todos los medios policiales a su alcance para combatir la violencia aunque con la matización de que también será el primero en denunciar la conculcación de los derechos humanos, venga de donde venga El lendakari suavizó su discurso de apoyo sin condiciones al dialogo con ETA, aproximándose al mensaje lanzado desde el diciembre por Josu Jon Imaz, en el sentido de que su apuesta por el final dialogado está condicionada a que la banda dé muestras inequívocas y creíbles de su disposición a poner fin al terrorismo definitivamente Imaz manifestó que ha sido el compromiso del PNV por la política, la palabra, la libertad y la voluntad democrática la que le ha puesto frente a ETA y consideró que, desde el pasado diciembre, tanto la banda como la izquierda radical se han limitado a tratar de justificar una decisión previamente tomada. El dirigente del PNV dijo que no renunciaba a lograr acuerdos entre partidos, pero