Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7- -6- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo Hipertensión 87 Enfermedad coronaria Hipertensión Desorden bipolar Artritis reumatoide ABC E. Revaldería Diabetes tipo 1 Diabetes tipo 2 Enfermedad de Crohn El factor genético parece tener menor importancia en la alta presión sanguínea, debido probablemente a que en ella están implicados un mayor número de genes, con una menor influencia de cada uno de ellos en provocarla. Ello explicaría por qué los pacientes con hipertensión necesitan ser tratados con una combinación de diversos medicamentos. Los indicios hallados necesitan una mayor investigación en una muestra más amplia para sacar conclusiones. Artritis reumatoide Por primera vez se ha detectado la relación de varios genes con el proceso de la enfermedad. Investigaciones adicionales son necesarias para validar los hallazgos y entender cómo la variación en genes determinantes afecta en el desarrollo de la artritis reumatoide y en la respuesta a los tratamientos. Es una dolencia compleja, con diferentes niveles de gravedad en los síntomas, en la que intervienen una multiplicidad de factores genéticos. Un mismo gen, en el origen de la enfermedad de Crohn y la diabetes- 1 Más de doscientos científicos británicos publican hoy los resultados del mayor estudio realizado hasta la fecha sobre el origen genético de enfermedades comunes EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El número de genes vinculados con algunas de las enfermedades más comunes ha sido sustancialmente incrementado por el mayor estudio realizado hasta la fecha sobre la relación entre genética y diversas enfermedades (desorden bipolar, Crohn, coronarias, hipertensión, artitris reumatoide y los tipos 1 y 2 de diabetes) Muchos de esos genes se han encontrado en áreas del genoma que antes se creía que no guardaban ninguna relación con las mencionadas enfermedades, según concluye el amplio estudio llevado a cabo por más de doscientos científicos británicos y publicado ayer en las revistas Nature y Nature Genetics Uno de los hallazgos más significativos de la investigación, coordinada por la Welcome Trust, con sede en la Universidad de Oxford, es haber vinculado un mismo gen, conocido como PTPN 2, tanto con la diabetes tipo 1 como con la enfermedad de Crohn (un tipo de inflamación intestinal) Se trata de una prometedora vía para entender cómo esas dos enfermedades aparecen. Los caminos que llevan a la enfermedad de Crohn son cada vez mejor conocidos, y esperamos que ese progreso nos pueda dar claves en cómo tratar la diabetes tipo 1 en el futuro gracias a esa relación entre ambas determinada por el gen PTPN 2, afirma el profesor John Todd, que ha dirigido uno de los grupos de trabajo. El estudio ha examinado durante los dos últimos años un total de 10.000 millones de datos genéticos, procedentes de muestras de ADN de 17.000 personas de todo el Reino Unido. Hemos llegado a analizar medio millón de variantes genéticas en cada una de las 17.000 personas de las que se han recogido muestras, y esto nos ha permitido descubrir más de diez genes que predisponen a enfermedades comunes declara el doctor Mark Walport, director de Welcome Trust. Así, se han localizado cuatro regiones del cromosoma que contienen genes que predisponen a la diabetes tipo 1, y tres genes que aumentan el riesgo de padecer la enfermedad de Crohn. Además, se ha detectado una clara vinculación genética entre la obesidad y tres nuevos genes relacionados con la diabetes tipo 2, la del adulto. Las conclusiones también han detectado una amplia región en el cromosoma 9 con incidencia en enfermedades coronarias. cados juegan un papel crucial en la manera en que las células nerviosas del cerebro se comunican unas con otras. Diabetes tipo 1 Se han encontrado cuatro nuevas regiones del cromosoma y otras dos posibles como desencadenantes potenciales de la diabetes tipo 1. El estudio confirma que hay al menos diez genes que incrementan el riesgo y las posibilidades de desarrollar esta enfermedad en el sistema de autoinmunidad, en la que interviene una interacción de factores genéticos y ambientales, tales como la dieta o infecciones virales. Por primera vez se ha descubierto un enlace genético con la enfermedad de Crohn. Enfermedades coronarias Se han localizado nuevas regiones genéticas que incrementan el riesgo de enfermedades coronarias. La más notable se ubica en el cromosoma 9, que aumenta el peligro hasta en un 50 por ciento en la mitad de las personas que llevan una copia de la variante de riesgo, y casi lo dobla en un 20 por ciento de los individuos que tienen ambas copias. Ello corrobora que la herencia genética influye, junto al tabaco o al elevado colesterol. Desorden bipolar La investigación ha mostrado que existen muchos genes que influyen en la posibilidad de que una persona padezca desorden bipolar, cada uno de los cuales contribuye en una pequeña parte al aumento del riesgo. Los resultados suponen una indicación sobre el sistema biológico que se ve afectado en esta enfermedad. Por ejemplo, varios de los genes identifi- Diabetes tipo 2 La investigación ha señalado varios nuevos genes implicados en el desarrollo de la diabetes tipo 2. Uno de esos genes (FTO) influye en el riesgo de diabetes mediante un efecto en el peso y la tendencia a la obesidad. Las otras tres regiones contienen genes (CDKAL 1, CDKN 2 A e IGF 2 BP 2) que tienen un efecto directo sobre el riesgo de diabetes. El estudio confirma los genes ya señalados en otros análisis genéticos previos como susceptibles de provocar la enfermedad. Más información sobre la investigación: http: www. well. ox. ac. uk Enfermedad de Crohn Tres nuevos genes han quedado tipificados como susceptibles de provocar la enfermedad de Crohn: IRGM, NKX 2- 3 y PTPN 2. Este último, implicado en la regulación del sistema de inmunidad, se ha encontrado también como factor de riesgo en la diabetes tipo 1, siendo la primera vez que se establece un vínculo genético entre ambas enfermedades. El estudio también ha localizado una región con varios genes y un área del genoma desierta relacionados con este tipo de inflamación intestinal. Durante dos años, se han examinado 10.000 millones de datos genéticos de 17.000 personas