Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7 s 6 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 83 Como sostenía Woody Allen, con los nazis se dialoga muy mal Ray Loriga s Escritor Trabaja con un guión y con una novela al alimón, y publica Días aún más extraños (El Aleph) donde incluye dos relatos inéditos. Ray Loriga vive, y bien, de la Literatura, y llega a los 40 en plena forma narrativa POR ANTONIO ASTORGA FOTO: SIGEFREDO MADRID. ¿Le ha decepcionayo, como Cheever, Fitzgerald, Rilke... Casi todos los escritores pasamos una temporada en el infierno, y no viene mal. -Y añade: De la saña de Caín na- La crisis del disco está en su modelo de gestión dice el presidente del sello Naxos S. G. MADRID. Con 5.000 discos en su catálogo y unas ventas anuales de siete millones de copias, el sello Naxos certificaba ayer en Madrid que la música clásica y la discografía referida a ésta tienen una magnífica salud Así lo expresó su presidente Klaus Heymann, un empresario alemán afincado en Hong Kong desde hace décadas, fundador de este sello independiente que celebra este año sus veinte años de andadura. Mientras la grandes multinacionales no dejan de hablar de la crisis delsector, Heymann muestra su desacuerdo. Las cifras del año pasado fueron las mejores de nuestra historia y este año van a mejorar. La crisis está en la forma deplantearselasgrabaciones. Antes sólo se pensaba en los artistas y en el empaquetado. Ahora no basta con eso. Tenemos que plantearnos si vamos a recuperar la inversión Naxos saltó al mercado como una marca de bajo coste- -casi una cuerta parte que los de las grandes compañías- y se quedado con parte de él gracias a su modelo de gestión que se levanta sobre cuatro pilares: el primero de ellos la música, esto es el repertorio; después la colabofación con intérpretes adecuados para cada repertorio; una buena prestación técnica; y, por último, un precio asumible para el consumidor. -Uno pensaba que con la edad iba a entender algo, y no sólo no entiendes nada sino que encima te va fallando el coraje, que es la única ventaja minúscula y estúpida de la juventud. La experiencia ayuda a la confusión, a ir dudando de casi todas las certezas. do la experiencia que da la edad? -Nuestro problema es que, hablando de Literatura, le buscamos una trama a la vida que ésta no ofrece. Tratamos de ordenar las cosas que no encajan. Son como piezas accidentales de un puzzle absurdo. Tenemos una tradición narrativa en el vivir. Queremos contar cosas y salen historias raras. Con cariño desde el infierno ¿Nuestra realidad sigue hermanada con el absurdo? -Literalmente somos los hijos de Caín, los hijos del que es capaz de matar. El que no es capaz de matar no tiene hijos. No hay descendencia de Abel. Me pareció una imagen bíblica- -como todas las de Biblia, muy poderosa- -que explica mucho nuestra naturaleza. Somos una panda de asesinos, y lo hemos sido desde el principio. -Aquí quien coge el hueso y vence a garrotazos al otro es el que se mantiene. Todo lo que llamamos progreso es sangre. -Y quienes no comulgamos con ce una estirpe de asesinos y de la sangre estéril de Abel surge un río eterno de víctimas Es un retrato de la hidra que nos amenaza. Ray Loriga, en una imagen de archivo que luchar con gente que en vez de un discurso tiene un arma toda conversación es compleja. -El escritor tiene derecho a una opinión, pero la opinión no es literatura. La figura del escritor que lo soluciona todo, verbalmente y con sus grandes ideas, me pone un poco nervioso. Vivimos en un tiempo de demasiados escritores certeros. En Días aún más extraños he quitado política- -porque dentro de diez años nadie hablará de Simancas ni Sebastián y nadie sabrá quiénes son- -y dejo reflexiones literarias, artísticas y dos relatos inéditos. -Hay escritores que se apasionaban por la fama, como sostiene Pitol, y otros que se apasionan por destruirla. Dice usted: La ficción precisa de entusiasmo, valor, talento, que no tengo ¿Cree en el compromiso? ¿Vivimos entre caínes? arranca su relato... -Hay un género literario que habla del escritor confundido, derrumbado, que incluye a tipos mucho más grandes que ese hueso (el de los terroristas) estamos condenados. -Como decía Woody Allen, con los nazis se dialoga muy mal. No entienden la ironía ni la sutileza. Es jodido. Cuando tienes -Teniendo en cuenta que acabo de firmar mi próxima novela no sé qué pensará mi editora. Cheever lo llamaba la vergüenza de escribir, y ocultó a su familia que era escritor, y homosexual. Le daba vergüenza, así que tomaba un maletín todas las mañanas, se vestía de ejecutivo y hacía como que iba a trabajar. Y sus hijos pensaron que era alto ejecutivo. Hay algo de vergüenza de escribir.