Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL Cumbre del G- 8 en Alemania JUEVES 7 s 6 s 2007 ABC Guía para entender la cita alemana El G- 8 es un foro informal de las principales potencias industriales del mundo. Fue creado en 1975 con el fin, entonces, de atajar tensiones en el mercado de cambio. Instauró una diplomacia directa y en mangas de camisa, que tuvo sus éxitos. En un principio eran sólo 6 países, a los que en 1976 se unió Canadá y en 1998, Rusia. La Comisión Europea participa desde 1981. Pese a la preocupación macroeconómica y comercial, la cita se ha vuelto más política, hasta convertirse en 1998 en el foro decisorio de la intervención en Kosovo, por sortear a Rusia y a China en el Consejo de Seguridad. Países en desarrollo, conflictos y seguridad han sido otros temas recurrentes. ¿El G... qué? El Papa reclama al G- 8 que cumpla sus promesas de ayuda al Tercer Mundo Benedicto XVI aprovechó la audiencia de los miércoles para recordar a los líderes mundiales el segundo objetivo del milenio: la educación primaria para todos VERÓNICA BECERRIL SERVICIO ESPECIAL ROMA. Menos de 48 horas será el tiempo que pase el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, en suelo italiano, pero basta para que la ciudad haya comenzado a blindarse. El próximo sábado, Bush realizará las visitas protocolarias al jefe de Estado, Giorgio Napolitano, al presidente del Gobierno, Romano Prodi, y al Papa Benedicto XVI. Precisamente, este último dirigió ayer, durante la tradicional audiencia general de los miércoles, un llamamiento a los líderes del G- 8 reunidos en la ciudad alemana de Heiligendamm para que respeten las promesas de aumentar sustancialmente la ayuda para el desarrollo en favor de las poblaciones más necesitadas, sobre de África. Con el pistoletazo de salida de la cumbre anual de los jefes de Estado y de Gobierno de los siete países más industrializados más Rusia, el Papa no pudo evitar hacer referencia a esta reunión y recordó en este sentido la carta que envió a la canciller alemana, Angela Merkel, el pasado 16 diciembre, en la que le felicitaba en nombre de toda la Iglesia católica por haber conservado en el programa del G- 8 el tema de la pobreza en el mundo Merkel respondió a la misiva el 2 de febrero asegurándole su compromiso para que se alcanzaran, durante la cumbre alemana, los objetivos de desarrollo del milenio, que prevén para 2015 la mejora sustancial del planeta gracias a la reducción de la pobreza, la escolarización de la mayor parte de la población, la reducción de gases tóxicos y un largo etcétera que, a apenas ocho años de la fecha establecida, parecen objetivos difíciles de lograr. En este sentido, Benedicto XVI subrayó que los miembros del G- 8 deben tener en cuenta el segundo objetivo del milenio: la educación primaria para todos. Es importante, señaló el Papa, que antes de 2015 se consiga que cada muchacho y muchacha complete la enseñanza primaria. Asimismo, remarcó que este objetivo es parte integral para alcanzar los demás objetivos del milenio, ya que es una garantía de la consolidación de los objetivos alcanzados, y es punto de partida de los procesos autónomos y sostenibles de desarrollo. En su discurso, el Santo Padre recordó también el papel de la Iglesia católica en este proceso educativo, en el que también participan otras iglesias cristianas, grupos religiosos y organizaciones de la sociedad. Es una realidad- -dijo el Papa- -que, en la aplicación del principio de subsidiaridad, los gobiernos y las organizaciones internacionales están llamados a reconocer, valorar y apoyar, incluso mediante la erogación de contribuciones financieras adecuadas Por último, el Papa pidió a los líderes del G- 8 reunidos en Alemania que trabajen con serenidad para alcanzar estos objetivos. Benedicto XVI se suma así al mensaje que lanzaron los obispos iberoamericanos reunidos en Brasil en mayo. Al finalizar el mes de trabajo, que comenzó tras la visita del Pontífice a Aparecida, sede de la reunión, los prelados enviaron un telegrama a los miembros del G- 8 para pedirles mayor compromiso para lograr una economía mundial en favor del desarrollo humano, una economía ecológica y sostenible basada en la justicia, la solidaridad y el bien común global Antes de 2015 Angela Merkel (Alemania) George W. Bush (EEUU) Tony Blair (Reino Unido) Nicolas Sarkozy (Francia) Shinzo Abe (Japón) Romano Prodi (Italia) Stephen Harper (Canadá) Vladimir Putin (Rusia) Joao Durao Barroso (Comisión Europea) La tradición de informalidad hace que las mujeres de los dirigentes también asistan y en esta ocasión serán entretenidas por el marido de la canciller alemana, el catedrático de química Joachim Sauer. Por deseo alemán, esta vez participan también cinco grandes in pécore China, India, Brasil, México y Suráfrica. El perfil africano de esta ocasión alarga también la invitación a los presidentes de Egipto, Senegal, Argelia, Ghana, Nigeria y el de la Unión Africana. Completan el cuadro de honor los máximos responsables de la ONU, del FMI, Rodrigo Rato, también de la OCDE y de la Agencia Internacional de la Energía. ¿Quiénes son? Aparte de mucho excursionista, de radicales violentos y de miles de personas realmente comprometidas con la ayuda al desarrollo, en torno al G- 8 surgen cada vez más citas alternativas Seminarios y teorías, desde la tasa Tobin sobre las transacciones, a las críticas del Nobel Steglitz a la globalización. También, el trabajo de Intermón- Oxfam sobre la malaria y el sida, el fondo de la ONU contra el hambre, la Fórmula Wade para convertir los recursos de África en ayuda al desarrollo, Greenpeace y sus estudios sobre el calentamiento global o el MunkCentre de la universidad de Toronto para el seguimiento de las promesas que en cada cumbre anuncia el G- 8. ¿Quién protesta? Las fuerzas de seguridad reducen al ciudadano alemán que trató de subirse al coche de Benedicto XVI AP Un desequilibrado se lanza sobre el papamóvil para llamar la atención V. B. ROMA. Vaticano, miles de fieles esperan el paso del papamovil. Un grito, un joven que salta las vallas protectoras y se dirige hacia el Pontífice. No estamos rememorando la escena de aquel lejano 19 de mayo de 1981, cuando un joven llamado Ali Agca disparaba contra el Papa Juan Pablo II. Ocurrió ayer en la plaza de San Pedro mientras el cortejo papal caminaba a paso lento entre la multitud. Ataviado con una gorra de béisbol y un jersey rojo, un joven alemán de 27 años esperaba poder saludar al Papa. Al paso del vehículo descubierto saltó la valla protectora con la intención de subirse al coche que transportaba a Benedicto XVI, pero fue bloqueado con rapidez por los miembros de la seguridad vaticana. Tras la confusión inicial, el joven fue llevado a la comisaría pontificia, donde el único juez del Vaticano, Gianluigi Marrone, determinó su ingreso en una estructura sanitaria protegida tras comprobar que la intención del joven no era atentar contra la vida del Papa, sino llamar la atención. Según el director de la Oficina de Prensa Vaticana, el padre Federico Lombardi, el joven alemán dio muestras de desequilibrio y se encontraba en un estado de confusión; por este motivo, y tras la visita de los psiquiatras, se determinó su reclusión en un centro adecuado. ABC. es Vídeo del momento en el que un joven alemán se abalanzó sobre el papamovil en el Vaticano en abc. es internacional