Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7 s 6 s 2007 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA MENTIRA RETRÁCTIL ABIDO es que muchos políticos sienten gran desprecio intelectual por los ciudadanos que les pagan el sueldo y les legitiman el cargo, pero es convención general que conviene disimular ese desdén tan desapegado. A la gente no le suele gustar que la tomen por tonta, al menos de forma explícita y desaprensiva. El electorado, que tiende a ser indulgente por razones de bandería o sectarismo, se cabrea cuando le mienten sin disimulo, más por la falta de disimulo que por la mentira, que al fin y al cabo da por descontada tratándose de la política. IGNACIO Pero si nadie pone algo de CAMACHO empeño en endulzar el embuste, queda la sensación de que el embustero minusvalora la inteligencia de la parroquia o se ha vuelto perezoso en el arte de la hipocresía. Esto es lo que le acaba de pasar al Gobierno cuando ha decidido devolver a Iñaki de Juana Chaos al trullo del que nunca lo debió sacar. Todo el mundo entiende el gesto y lo aplaude, bienvenido sea, pero permanece flotando en el ambiente la ausencia de un mínimo refinamiento en la mentira que sirvió para excarcelarlo. Mentira que nadie se había creído porque era francamente inverosímil, pero cuya torpe rudeza ha quedado demasiado de manifiesto ahora que toca envainársela para frenar la sangría de votos que se escapan por el sumidero de la debilidad gubernamental. Ni siquiera el pragmático Rubalcaba, cuyo cinismo sólo está a la altura de sus grandes cualidades actorales, se ha esforzado en exceso por disfrazar la tosquedad del contorsionismo, saltándose sin tapujos los remilgos legalistas con que hace apenas unas semanas trataba de enmascarar el chantaje. Ya no hay motivos humanitarios ni partes médicos que valgan; han echado a De Juana a los leones para tratar de recomponer la genuflexión con que se humillaron antes de que cambiaran las circunstancias Y aunque en este caso sea verdad que, como sentenció Fraga, los socialistas sólo aciertan cuando rectifican, no basta con el desparpajo para comerse ciertos marrones sin atragantarse. Es menester una cierta voluntad de estilo, un poco de adorno para vestir el muñeco antes de sacarlo de paseo. Sobre todo cuando se trata del crédito de la Justicia, que el Gobierno ha convertido en un elástico retráctil como un chicle a costa de doblarle el espinazo al fiscal general. Conde Pumpido, que hoy tendrá que pedir prisión para Otegui después de haberle exonerado y casi pedido disculpas, debe de estar tomando nolotil para los dolores de espalda y un euforizante para reponer su chuleada autoestima, si es que aún la conserva. Pero la pobre Justicia se va a marear de tanto cambio de criterio; es ciega, pero no insensible al zarandeo. Y la gente, o sea, el pueblo soberano, se queda con la sensación de que en algún momento le han querido tomar el pelo. Antes o ahora. O siempre. Mal asunto, porque una cosa es que los políticos no sean creíbles y otra que le pierdan el respeto a los destinatarios de sus mentiras sin tomarse la molestia de envolvérselas con un poco de cariño. S DÉJENME SOLO. NO PASA NADA AY datos inexplicados, presencias extrañas en la reunión de Heligendamm, comenzada ayer, mañana clausurada. George W. Bush y Vladimir Putin no deben ser medidos por el mismo rasero. El primero preside una de las grandes democracias del mundo. El segundo es un violador en serie del Derecho, empezando por el derecho a la vida (asesinato de Anna Politovskaia, muerte de Alexander Livtinenko en Londres, además de los 150.000 infortunados de Chechenia) Pero ocurre que Bush tiene en su balance partidas como las de Guantánamo y Abu Ghraib que le han llevado al total desacrédito. Bush y Putin parecen de acuerdo en esquivar la cuestión que Merkel, Sarkozy, Blair y el japonés Shinzo Abe han decidido plantear por encima de todo: el calentamiento de la Tierra. Bush y Putin coinciden: no culpar a quien es culpable- -el complejo industrial- militar, como lo definió Eisenhower- -del despliegue misilístico en Europa, que hoy cubre a polacos y checos, sea americano o ruso, tanto da. No se trata sólo de ignorar a Europa, sino de inferirle una humillación más. El DARÍO mundo atraviesa una etapa de extreVALCÁRCEL ma dificultad. Putin y Bush dan hoy en Heiligendamm una imagen trágica. El presidente americano finge que no ocurre nada. Algunos meditan, ex post facto, en la rapidez de Bin Laden al comprender. Que la Casa Blanca quede en evidencia es difícil. Imposible con Clinton o Bush padre, menos con Reagan o Carter. Pero Bush jr. abrió una ventana de oportunidad. Bin Laden no la perdió. Bush quiso, por fidelidad a su vicepresidente, Dick Cheney, perforar Alaska y otras reservas naturales. Detrás de Irak asomaba, en medio del polvo y la sangre, la concupiscencia energética, lo cual prueba lo mal que salen los proyectos preparados en la distorsión. Lamentamos volver sobre lo sabido: el deber de los estados democráticos consiste en atenerse a un mundo, el del Derecho, eso que llamamos pomposamente Civilización. Putin no guarda relación alguna con el Derecho y la Civilización. Bush se nega- H rá a aceptar cuotas fijas de emisiones de CO 2, hasta 2050; y defenderá vagamente el progreso tecnológico, es decir, los intereses privados. Putin le acompañará en esta defensa. Sería banal pretender que la Unión Europea, Japón, Canadá, son los enemigos de Bush... Los enemigos de Bush están dentro, sólidamente arraigados, dispuestos a proseguir la batalla: son el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, o Al Gore, entre millones de americanos. El enfrentamiento planetario es visible. Bush no debería aparecer como un pobre bobo- -no lo es- -en la feria. ¡Dejadme Solo. No Pasa Nada! Es un hombre ignorante, sin la menor curiosidad, pero de astucia temible. El ser humano es el único animal capaz de establecer líneas de demarcación. Cuenta con un mecanismo depurador, el Tiempo, tal como lo describía Proust, para afinar sus instrumentos, pulirlos. Consigue en 150 generaciones, de tres a cuatro mil años, convertir el hacha de silex en misil intercontinental, salta de la diligencia de mulas al Dreamliner o al Airbus 380. Sólo pedimos consciencia del proceso, reconocer la dimensión del salto... Estados Unidos y China montan su resistencia frente a Kyoto. La presidencia americana ha sido habitualmente prudente. La UE, Canadá y Japón necesitan llegar como se pueda a noviembre de 2008. El mundo no resiste, literalmente, nuevos conflictos. Quedan 16 meses hasta la elección presidencial americana: largo tiempo. Los errores del presidente han llevado al poder federal a vivir en el secuestro de empresas petroleras y carboneras. Hay que empezar desde hoy. Bush ha desencadenado un enfrentamiento en el área crítica, el calentamiento global. Serán ocho años perdidos, o peor, ganados por los petroleros. Hoy se enfrentan, de un lado, la actual Casa Blanca y el gobierno chino, unidos en el aplazamiento sine die del control del deterioro climático: y frente a ellos, la Unión Europea y sus aliados, decididos a resistir, apoyados en el Panel de las Naciones Unidas. El CO 2 reduce la protección de la biosfera hasta dañarla definitivamente. George W. Bush parece no entender. Que nuestros hijos o nietos se organicen en un mundo distinto.