Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6- -6- -2007 Un estudio pionero analizará la calidad del semen de los jóvenes españoles 95 Nigeria demanda a Pfizer por ensayar en niños un fármaco sin permiso La farmacéutica realizó pruebas con el antibiótico Trovan durante la epidemia de meningitis de 1996, bajo el pretexto de ayuda humanitaria, según la denuncia ABC WASHINGTON. El Gobierno nigeriano ha llevado a los tribunales a la farmacéutica Pfizer, a la que acusa de realizar pruebas ilegales de un fármaco durante la epidemia de meningitis de 1996 causando la muerte de once niños y graves secuelas físicas y mentales a otros doscientos. El procurador general del Estado, Aliyu Umar, presentó al tribunal 29 cargos de acusación, en particular comportamiento antiético, complot, disimulación y muerte de víctimas inocentes En la demanda, las autoridades nigerianas piden a la Corte Suprema Federal de Abuya 7.000 millones de dólares para indemnizar a las víctimas y sus familiares, compensar al Gobierno por los costosos tratamientos de cura, así como sufragar los costes de las campañas necesarias para recuperar la credibilidad del sistema sanitario en la región. Según los demandantes, el gigante farmacéutico hizo ensayos con el antibiótico experimental Trovan en el Estado de Kano durante la epidemia de meningitis de 1996, bajo el pretexto de aportar ayuda humanitaria. Nigeria afirma que las muertes y las malformaciones fueron causadas por el uso indebido del medicamento y que los niños fueron inyectados sin la aprobación de las autoridades reguladoras locales. El portavoz de Pfizer en Nueva York, Bryant Haskins, reiteró que las pruebas de Trovan fueron conducidas de una manera responsable y con el pleno conocimiento del Gobierno nigeriano. Estas acusaciones contra Pfizer, que no son nuevas, son altamente incendiarias y no se sostienen en hechos dijo Haskins a Reuters. Y es que el caso vuelve a la arena judicial después de que hace dos años las autoridades de Kano, donde se llevaron a cabo las pruebas, también iniciaran un proceso judicial contra Pfizer, y en el año 2001 treinta familias nigerianas demandaran a Pfizer ante la Corte Federal de Manhattan. El antibiótico Trovan recibió en 1997 la aprobación de la Administración Federal de Alimentos y Medicamentos para ser utilizado en Estados Unidos contra un amplio espectro de infecciones. Con posterioridad, se demostró que el producto tiene como peligroso efecto secundario un alto riesgo de daños en el hígado, por lo que se restringió su comercialización en las farmacias. Síndrome de temor a la medicina occidental El caso salió a la luz en el año 2000, tras un trabajo de investigación del diario The Washington Post sobre la administración del antibiótico Trovan en los niños de Kano, al que siguió una investigación del Ministerio de Sanidad nigeriano. El diario avanzó que Pfizer no había seguido los protocolos de seguridad y no contaba con los permisos necesarios para estas pruebas. Las consecuencias de este caso fueron más allá, puesto que el miedo y el rechazo a la medicina occidental hicieron que Kano fuera uno de los Estados nigerianos que rechazaron el programa de vacunación contra la polio de la Organización Mundial de la Salud, desencadenando una reactivación de la polio en la región y en los países vecinos. Las autoridades nigerianas reclaman una compensación de 7.000 millones de dólares