Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 CULTURAyESPECTÁCULOS MIÉRCOLES 6 s 6 s 2007 ABC Doña Pilar de Borbón será elegida hoy en Estocolmo presidenta de Europa Nostra CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. Su Alteza Real la Infanta Doña Pilar será elegida por unanimidad presidenta de Europa Nostra durante la reunión del Consejo de la Asamblea General de Europa Nostra que tendrá lugar a puerta cerrada en la capital sueca hoy. Doña Pilar preside esta organización supranacional que se dedica a la protección y conservación del patrimonio cultural europeo. Con este nombramiento, que concede gran prestigio a Europa Nostra y a España, se abre una nueva y vital era en la institución cuyo presidente ha sido durante los últimos diecisiete años Henrik de Dinamarca, esposo de Margarita II. Se ha resaltado en los círculos culturales y sociales lo acertado de la elección de Su Alteza Real. Personalidad internacional dotada de gran sensibilidad, conocimientos y experiencia, además de hablar seis idiomas, de consagrar su tiempo a gran cantidad de obras culturales y de beneficiencia, y de haber sido presidenta de la Federación Ecuestre Internacional, Doña Pilar de Borbón es miembro activo del Consejo del Museo Thyssen de Madrid y forma parte del Comité Olímpico. La Infanta comentó a ABC que el nombramiento le llena de gozo, que vibra ante este nuevo reto en su vida y que, aunque pondrá desde el minuto uno todo su esfuerzo y voluntad al servicio de Europa Nostra, dedicará los primeros meses a conocer el legado de esta organización. Eduardo Garrigues presenta La Dama de Duwisib I. S. R. MADRID. La insólita visión de un castillo medieval en medio del desierto africano hizo saltar la chispa que inició el proceso creativo de Eduardo Garrigues (Madrid, 1944) que ayer presentó La Dama de Duwisib (ediciones Martínez Roca) una novela que parte de la historia- -real- -de amor entre Jayta Humphreys y Hansheinrreich von Wolf, dos aventureros que a principios del siglo XX quisieron cumplir sus anhelos de libertad criando caballos en mitad de la nada. Ambientada en la Namibia que conoció durante su trabajo como embajador de España, la narración (co- presentada por el magistrado del Supremo Fernando Ledesma y los escritores Cristina Morató y Alberto Vázquez- Figueroa) de Garrigues surge del durísimo trabajo de investigación que realizó acerca de las vidas de estos dos singulares pioneros de la época colonial, que decidieron trasladarse al valle de Duwisib para construir una fortaleza teutónica en la que pasar el resto de sus días rodeados de caballos, su gran pasión. Para esta peculiar pareja fue como cumplir un sueño dice Garrigues. Sueño que se turbó por una perversa casualidad: sus caballos empezaron a ganar carreras, por lo que embarcaron para Alemania con parte de su yeguada para ganar algún dinero. En plena travesía se declaró la Primera Guerra Mundial, y Von Wolf, a pesar de haber podido escapar, quiso quedarse para luchar por su país, rompiéndose la utopía personal de los protagonistas de la novela. Jayta jamás regresó a Duwisib, pero el autor se ha permitido una pequeña licencia fabulando su regreso al lugar donde nace el arco iris según la etimología popular. En uno de sus viajes en todoterreno, Garrigues se topó, casi por casualidad, con la formidable construcción. Entré en el castillo, pero nadie supo decirme quién lo había construido ni a quién pertenecía Cual explorador a la vieja usanza, el escritor madrileño se lanzó a una intensa labor de documentación y búsqueda de pistas sobre la enigmática personalidad de los protagonistas de esta historia, que ha culminado en esta obra de semi- ficción en la que uno de los personajes, Jayta, vuelve a la tierra que tanto amó para descubrir qué ocurrió con sus adorados caballos. Explorador a la vieja usanza