Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6- -6- -2007 El BCE subirá hoy los tipos al 4 y el BBVA prevé que acaben el año en el 4,50 Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo 51 El actual presidente, que todavía tenía dos años más de mandato, seguirá al frente de la filial de participaciones El poder dialogante Isidro Fainé accede a la presidencia de La Caixa tras 9 años al frente de su poderosa organización. Paradigma de hombre hecho a sí mismo, el secreto de su éxito está en su permanente disposición al diálogo JOAN CARLES VALERO BARCELONA. Isidro Fainé cumplirá el próximo 10 de julio 65 años de edad, pero no se jubilará. Asumirá la presidencia de La Caixa, entidad que ha pilotado desde 1999 como director general. Fainé trabaja desde los 13 años, primero en un taller de bicicletas y luego como bobinador de motores. Hizo el Bachillerato nocturno mientras trabajaba en el Banco Atlántico, donde llegó a ser el director de Inversiones con sólo 22 años. Cinco años después, asumió el reto de reflotar el Banco de Asunción, una entidad en quiebra de Paraguay. De vuelta a España, en 1973 fue director de personal de Banca Riva y García. Al año siguiente, fue nombrado director general de Banca Jover y en 1978 también director general de Banco Unión, hasta que en 1999 asumió el puesto de primer ejecutivo de La Caixa, tras la fusión entre Caixa Barcelona y la de Pensiones. Como presidente de Abertis, una de las participadas de La Caixa, Fainé ha logrado diversificar e internacionalizar un negocio inicialmente limitado a las autopistas y aparcamientos, para convertir a la compañía en una gestora de infraestructuras de la comunicación. A la espera de que las autoridades italianas posibiliten reeditar una nueva propuesta de fusión con Autostrade, Abertis no ha perdido el tiempo y se ha convertido en el primer accionista del operador de satélites europeo Eutelsat, después de adquirir la operadora británica aeroportuaria TBI. Fainé también es vicepresidente de Telefónica, en virtud del 5 que posee La Caixa en la operadora, y tras la marcha de Antonio Brufau para presidir Repsol, asumió plenos poderes en la gestión estratégica y el día a día de la primera caja de ahorros del país, así como de la primera cartera de participadas de España. El éxito de Fainé se basa en una permanente disposición al diálogo y en su facilidad para crear equipos a base de liberar talento que no es más que desplegar iniciativas que aprovechen lo mejor de cada persona después de aligerar, flexibilizar y descentralizar la estructura directiva. Sin embargo, quienes trabajan con él aseguran que les resulta difícil mantener su penetrante mirada. Finanzas de la Generalitat, el socialista Antoni Castells, reconoció ayer estar al tanto de los movimientos sucesorios en La Caixa y consideró que Fornesa ha llevado a cabo un trabajo magnífico y estoy seguro de que lo seguirá llevando como presidente de CaixaHolding mientras que del presidente entrante y actual director general de la entidad, dijo que ha sido una persona crucial para el buen funcionamiento de La Caixa y para que se haya convertido en una entidad financiera de primerísima magnitud Castells hizo referencia a que la Generalitat y La Caixa mantienen contactos muy frecuentes tanto desde su departamento como por parte del presidente de la Generalitat, José Montilla. La asamblea general convocada para mañana dará el espaldarazo a la inicial colocación en Bolsa del 20 de CaixaHolding. El holding cotizado prevé el desarrollo de dos líneas de actividad. La primera englobará las participaciones en empresas cotizadas que operan en sectores no financieros y que son líderes de los sectores de infraestructuras y servicios (Gas Natural, Telefónica, Repsol, Abertis y Agbar) pero también algunos activos no cotizados, como Port Aventura, y la actividad de capital desarrollo que el holding mantendrá en el futuro, aunque ahora tenga posiciones vendedoras en la cadena de distribución Caprabo. La segunda línea de actividad agrupará las participaciones en actividades bancarias y financieras. En la fase inicial de colocación, formarán parte del holding las participaciones en el portugués Banco BPI y en el brasileño Boursorama, así como los negocios financieros especializados de InverCaixa Gestión, Finconsum, CaixaRenting y GestiCaixa. De momento, no se incluirán las aseguradoras como Caifor, en las que La Caixa tiene el 50 a la espera de alcanzar un acuerdo de recompra de la participación de su socio belga- holandés Fortis, que se resiste a vender un negocio rentable. Espaldarazo a la salida a Bolsa Una sucesión con demasiada prisa y sin tener cerrado el sustituto de Fainé M. P. J. C. V. MADRID BARCELONA. El relevo de Ricardo Fornesa por Isidro Fainé podría haberse acelerado a causa de los movimiento propiciados desde el entorno de Jordi Mercader, actual vicepresidente segundo de La Caixa y presidente de Aguas de Barcelona. Mercader está designado por el Ayuntamiento de Barcelona- -gobernado por el PSC- -para ocupar su parcela de poder en La Caixa, además de ser un hombre ligado al PSOE desde los tiempos del segundo Gobierno de Felipe González, cuando ocupó la presidencia de la Empresa Nacional Bazán y la del INI. La fortaleza adquirida por el Partido Socialista de Cataluña en los recientes comicios locales ha podido originar los movimientos del entorno de Mercader, aunque otras fuentes apuntan que los propios Fornesa y Fainé pueden haber aprovechado la situación para garantizarse un relevo previsto para más adelante. Posibles candidatos Como posibles sustitutos de Fainé se barajan los nombres de Juan María Nin, consejero Jordi Mercader ABC delegado del Sabadell, y Jaime Guardiola, actual director de Banca Minorista del BBVA para España y Portugal, además del directo general de Caixa Manresa, Adolf Todó. Al primero lo tentaron hace tiempo, pero han desistido. Guardiola es el número tres del BBVA y parece difícil un cambio de este tipo, incluso fuentes próximas a él afirman que no ha recibido ninguna oferta de la entidad catalana. Respecto al tercer candidato externo, además de sus cualidades, le avala ser amigo de Fainé, según las fuentes consultadas. No obstante, desde el staff de La Caixa se está presionando muy fuerte para que el nuevo director general salga del ámbito de la entidad.