Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA ETA REVIENTA LA LEGISLATURA DE ZAPATERO LA AMBIGÜEDAD DEL MENSAJE DEL PRESIDENTE MIÉRCOLES 6 s 6 s 2007 ABC Tras garantizar que el Gobierno pondrá todos los medios para la defensa de la convivencia, de la libertad y de la seguridad, agradeció el respaldo incondicional que le han dado algunos grupos políticos en este periodo y envió un mensaje al PP: Tengo la esperanza de que, ante el anuncio de ETA, ese respaldo de los grupos políticos sea unánime, me esforzaré para lograrlo porque eso es lo que quiere la mayoría de los españoles Conquistar la paz Zapatero pide un respaldo unánime para que la paz se alcance cuanto antes Ambiguo mensaje del presidente, que suspende una entrevista por la noche en TVE que se anunció horas antes s No mencionó la palabra terrorismo MARIANO CALLEJA MADRID. Esta vez, el comunicado de ETA sí mereció una respuesta por parte del Gobierno, aunque no puede decirse que fuera contundente. En su declaración institucional, José Luis Rodríguez Zapatero no utilizó ni una sola vez la palabra terrorismo ni habló de perseguir a los terroristas o de luchar contra ellos. Lo más duro que dijo el presidente del Gobierno es que ETA vuelve a equivocarse Además, expresó su esperanza en conseguir ahora el respaldo unánime de los grupos políticos, en clara referencia al PP, y transmitió su empeño en que la paz se alcance cuanto antes Zapatero convocó a los medios de comunicación poco antes de las 11 de la mañana en el Palacio de la Moncloa para leer una breve declaración, sin admitir preguntas, tras el anuncio de ETA de ruptura del alto el fuego. El presidente, arropado por la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, compareció con semblante serio, la mirada a menudo baja, y un tono frío y prudente, con las palabras muy medidas, como tratando de no ofender demasiado. Daba la impresión de que el presidente no cerraba la puerta por completo a reconducir la situación, o que se resistía a darse por vencido. ETA ha dado por finalizado el alto el fuego permanente abierto por ella misma en marzo de 2006; es un periodo que ya había roto de hecho con el atentado cometido en la terminal de Barajas el pasado mes de diciembre, que costó la vida de dos ciudadanos ecuatorianos Así comenzó su declaración Zapatero, quien recordó que ETA ya tomó la misma decisión en el pasado, y ahora, como entonces, ETA vuelve a equivocarse Zapatero echó mano del manual del buen gobierno para asegurar, sin decir una palabra más alta ni más dura que otra, que la respuesta del Ejecutivo a esta nueva equivocación estará anclada en la defensa común de los valores e instituciones democráticas, en la estricta aplicación del Estado de Derecho, en la eficacia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en la cooperación internacional En su momento más tajante, aseguró que la sociedad española no cederá a ninguna de las amenazas o desafíos a los que se la quiere someter Y luego se limitó a describir la situación a su estilo: La decisión de ETA va radicalmente en la dirección contraria al camino que desean la sociedad vasca y española, el camino de la paz, un camino que sólo tiene un final, el del abandono definitivo de las armas, un camino que sólo puede iniciarse y recorrerse con la renuncia completa de la violencia A partir de ahí, Zapatero pasó a justificar su proceso que comenzó oficialmente el 22 de marzo de 2006, cuando los terroristas etarras anunciaron un alto el fuego: He realizado todos los esfuerzos posibles para alcanzar la paz y abrir un marco de convivencia para todos, en el que pudiesen defenderse democráticamente todas las opciones y que supere todo enfrentamiento El presidente del Gobierno reconoció que su mayor esperanza radica en la profunda voluntad de la mayoría de la sociedad vasca y de la sociedad española de vivir en paz y libertad Y aseguró que el futuro de los vascos depende y dependerá de ellos mismos en el marco de la ley y de la democracia El camino de la paz Zapatero terminó su alocución con un deseo: Estoy convencido de que más temprano que tarde la sociedad española conquistará definitivamente la paz; me empeñaré en que esa paz se alcance cuanto antes Desde La Moncloa quiso ponerse después el acento en que la intervención de Zapatero fue muy parecida a la que tuvo José María Aznar el 28 de noviembre de 1999, cuando ETA rompió otra tregua. Sin embargo, en el entorno del presidente del Gobierno se pone de manifiesto que hay una diferencia: la respuesta de la oposición, ya que consideran que en esta ocasión ha sido diametralmente opuesta. Así, recuerdan que en 1999 el PSOE dijo que la única culpable de la ruptura de la tregua era la banda ETA y dio su apoyo incondicional al Gobierno; ahora, interpretan en La Moncloa, el PP no ha dicho lo mismo y ha señalado a Zapatero como culpable. Poco después de las tres de la tarde, una nota de prensa informaba de que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero sería entrevistado en Televisión Española a las nueve y media de Entrevista suspendida José Blanco, antes de la lectura de la declaración de la Ejecutiva Federal del PSOE sobre la ruptura de la tregua de ETA EFE