Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6- -6- -2007 Zapatero quiere intervenir junto al Rey en el 30 aniversario de las primeras elecciones 11 de paz con nuevos detalles que sólo han servido para fortalecer a la banda. Las negociaciones con ETA para lograr el final dialogado de la violencia con que Zapatero sustituyó a la lucha antiterrorista de los gobiernos anteriores y el mismo pacto por las libertades suscrito con el PP en 2001, se habían convertido en el principal proyecto del PSOE para esta legislatura. Si la banda dejó claro en la T- 4 cómo concibe el diálogo- -no dejar de matar al mismo tiempo que se reafirma en todas sus exigencias- el jefe del Ejecutivo respondió al último comunicado con parecido ejercicio de indefinición al esgrimido en diciembre. ETA vuelve a equivocarse he realizado todos los esfuerzos posibles para alcanzar la paz y el futuro de los vascos depende y dependerá de ellos mismos fueron sus frases más reseñables. Nada de aplicar todo el peso de la ley para acabar con ETA ni recuperación del pacto antiterrorista. Evitó incluso el sustantivo terrorista y se refirió siempre a la violencia El Gobierno se ha centrado en el final dialogado y al precio de forzar el orden constitucional. Incluso el salvamento in extremis del proyecto de Estatuto catalán fue interpretado por la oposición y los nacionalistas como una necesidad añadida de ofrecer a ETA una prueba de que era capaz de saltarse el marco jurídico por la puerta de atrás. Con el Estatuto que analiza el Tribunal Constitucional se entierra el concepto de nación única y se pasa a una relación bilateral Estado- Cataluña de tipo confederal que se podría seguir después en el caso vasco. Al margen de ETA, Zapatero ha naufragado en la mayo- TEXTO ÍNTEGRO DEL COMUNICADO ETA ha decidido actuar en todos los frentes ETA quiere dar a conocer esta noticia a los ciudadanos: Son momentos de aclaración. ETA quiere dar pasos para superar la división institucional y caminar hacia un Estado independiente. Miles de votos en favor del cambio político y miles de voces por el futuro de este pueblo. ETA está también a favor del proceso de liberación. Sin duda, el final de ese proceso será un Estado independiente llamado Euskal Herria, pero para llegar a eso, deberá lograrse un único marco que integre a Navarra, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa en uno, y otro que englobe a Lapurdi, Nafarroa Behera y Zuberoa. Construyamos el futuro de nuestro pueblo y, al final, las siete en una. Porque está claro ahora que las falsas salidas que ha habido hasta la fecha no nos llevan a ningún lado. El futuro está en nuestra mano y lo conseguiremos. Han desaparecido los disfraces. El talante de Zapatero se ha convertido en un fascismo que deja a los partidos y a los ciudadanos sin derechos. Pero no son los únicos. También se le ha caído la careta a los burukides del PNV, que andan insultando continuamente y cuya sed de dinero es insaciable. Por desgracia, la libertad de los pueblos tiene, a menudo, como enemigo, la traición. Cada vez que hay que tomar decisiones firmes en la defensa de Euskal Herria y a la hora de decidir el futuro, ha cometido fraude. Esta vez, sin embargo, no les han dado un cheque en blanco para, al amparo del españolismo, seguir aumentando el sufimiento de este pueblo. Han seducido a los responsables de la represión de los derechos del pueblo, pero no a los que queremos vivir en democracia y libertad. Los ciudadanos sufrimos la falta de democracia. Las agresiones en contra de Euskal Herria, en vez de desaparecer se están incrementando y agravando. La Justicia española ha dejado a miles de ciudadanos y al principal activo del proceso, la izquierda abertzale, fuera de estas elecciones antidemocráticas. La situación que vivimos actualmente en Euskal Herria es una situación de excepción. Las pasadas elecciones no tienen legitimidad. El Gobierno español ha respondido al alto el fuego permanente ofrecido por ETA con detenciones, tortura y todo tipo de acoso. No se dan las condiciones democráticas mínimas necesarias para un proceso negociador. Sin embargo, tenemos a la vista las claves políticas para garantizar el presente y el futuro de Euskal Herria: la autodeterminación y territorialidad y las semillas que han sembrado miles y miles de ciudadanos traerán una abundante cosecha a nuestro pueblo. Hasta entonces, renovamos nuestra decisión de defender con las armas al pueblo que es agredido con las armas. A los ciudadanos en general, llamamos a rebelarse ante esta falsa y corrompida democracia y a trabajar firmemente en la construcción de un Estado libre llamado Euskal Herria. Cada uno en su ámbito y según sus posibilidades. Con generosidad y unos junto a otros. Por último, ETA ha decidido supender el alto el fuego indefinido y actuar en todos los frentes en defensa de Euskal Herria a partir de las 00.00 horas del 6 de junio tiempo, aprovechó para rearmarse, reorganizar sus comandos y recuperar las fuentes de financiación por medio de su regreso a las instituciones: el PCTV en la Cámara autonómica y ANV en los ayuntamientos vascos y navarros. A diferencia de anteriores treguas, en este caso la ingenuidad del Gobierno es mayor, pues el alto el fuego no fue unilateral, sino acordado con el propio Ejecutivo. Para colmo, ETA ha conseguido que el PSE suscriba la tesis nacionalista del conflicto político como raíz del problema vasco la internacionalización del caso porque el Gobierno accedió a llevarlo a Estrasburgo y que el PSOE admitiera la posibilidad de modificaciones en el ordenamiento constitucional. Lo que no había planteado nadie antes de Zapatero. Si tanteó más de lo que podía- -impunidad judicial, Navarra y autodeterminación- -o simplemente ETA quería todo o nada, la banda lo documentará cuando difunda las actas de las 25 reuniones mantenidas con enviados del PSE y del Gobierno. El PSOE intentó ayer arropar la ambigüedad de Zapatero culpando a la oposición del fracaso del proceso Ni Zapatero pidió ayuda al PP ni Rajoy se la pudo ofrecer por la indefinición. El jefe de la oposición se limitó a exigir pruebas de que está dispuesto a volver a la política antiterrorista para derrotar a ETA. Ambos quedaron en hablar el lunes. Ante una legislatura agotada, la salida lógica, no directamente por el anuncio de ETA, sino por la falta de proyectos, sería disolver las Cámaras. Zapatero siempre sorprende, pero hasta ayer lo hacía por el afán en mantener el diálogo con ETA. Entrevista con Rajoy El Estatuto catalán ría de sus apuestas de menor rango, como la reconciliación con los Estados Unidos, el apoyo a la Constitución Europea, el freno a la inmigración ilegal o el plan de contra la violencia de género con la ley integral. Sus proyectos estrella al final han resultado ser dar el título de matrimonio a las uniones de homosexuales, una ley de paridad de dudosa constitucionalidad que fija cuotas de mujeres en las listas de los partidos y los consejos de administración de empresas y una ley de dependencia para ayudas a los discapacitados. La iniciativa sobre la memoria histórica aún pendiente en el Congreso, ha reabierto viejas heridas, aunque le ha servido para buscar en la II República una fuente de legitimidad histórica a su política de revisión de los consensos. Aunque le salva la buena marcha de la economía, con la legislatura en sus últimos estertores y sin ningún proyecto en la recámara, Zapatero se ha encontrado además con la derrota en las municipales. Es el primer presidente del Gobierno que pierde los primeros comicios locales que convoca. El desgaste personal se ha hecho evidente y la crisis está instalada en el partido, en parte porque han pagado la apuesta de Zapatero por negociar con ETA. ETA ha elegido el peor momento del mandato de Zapatero para certificar la ruptura del diálogo. Y el mejor para sus intereses criminales. Como el jefe del Ejecutivo miró hacia otro lado durante todo este