Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 6 s 6 s 2007 ABC AD LIBITUM EL FRACASO DE ZAPATERO UY posiblemente, entre todas las expresiones acuñadas por la rutina en el uso del español, hay una que destaca por su repipiez e impertinencia. Es el ya- te- lo- decía- yo que se les suele escapar a los sabihondos. Ahora, cuando a partir de esta pasada medianoche ETA ha dado por finalizado el alto el fuego con el que ensimismó al presidente del Gobierno, son muchos quienes con plena autoridad y sin incurrir en jactancia, pueden repetírsela a José Luis Rodríguez Zapatero. Le ocurre al líder socialista, como también se sospechaba, que es lento de percepción. CuanM. MARTÍN do llegó a La Moncloa, FERRAND quizás ensordecido todavía por las explosiones del 11- M, fijó su rumbo en el camino de un proceso de paz tan deseable como imposible desde los supuestos de acatamiento a la Constitución y de las leyes que de ella se derivan. Incluso, cuando saltó por los aires una parte de la T- 4 del aeropuerto de Barajas, Zapatero no advirtió que los hechos y las bombas negaban el contenido de sus dichos enfáticos y monocordes. Ha sido necesario que la propia banda terrorista, dramáticamente elocuente, proclame que quedan abiertos todos los frentes en defensa de Euskal Herria. Será cosa de defender el País Vasco. Las pseudosoluciones -dicen- -del pseudopresidente- -digo- -no han engatusado al grupo asesino, que vuelve por donde solía; pero, a peor, con tres años de reposo y engorde y después de haber infiltrado en las instituciones, y enganchado a la teta del Presupuesto, a un buen número de sus disciplinados y feroces seguidores. Las alforjas con las que Zapatero comenzó este viaje eran demasiado grandes para tan corto recorrido y, como ahora comprobamos, sólo había en ellas unos pocos granos del buenismo que le caracteriza y unas cuantas toneladas de vaciedad e incoherencia que definen la acción de un hombre con la memoria de su abuelo y la inteligencia política de uno de los nietos que todavía no tiene. ETA, como era previsible y estaba previsto, ha roto la tregua y, de paso, ha hecho saltar por los aires el contenido esencial que Zapatero se impuso como tarea central de la legislatura. Le han dejado en nada y con el culo al aire y, para mayor desgracia colectiva, después de un proceso electoral que ha resquebrajado la unidad socialista en muchas de sus franquicias regionales. El peso del poder ha venido tapando un cántaro de discordias y ahora, ya en vísperas de unas legislativas y tras el fracaso del famoso proceso de paz se va a derramar de manera tumultuosa en merma del sosiego y a favor de la múltiple confrontación. Se equivocaba ayer Zapatero en su aparición exculpatoria cuando decía que ha realizado todos los esfuerzos posibles para alcanzar la paz Ni estamos en guerra ni todos son los más convenientes. Por mucho menos le han hecho dimitir a Rafael Simancas. VISTO Y NO VISTO LAS PULSERAS DE IÑAQUI Y LA PANTOJA La majadería va por el Papa, a quien Rodríguez porL pulso de España late entre la pulsera penitendiosea un aplazamiento de la beatificación de los márciaria de Chaos (Iñaqui, para las fuerzas de protires de la guerra civil para poder organizar unas elecgreso) y la pulsera solidaria de la Pantoja, esa ciones blancas sin beatos, que siempre estropean la Mariana Pineda del urbanismo liberal. La España memoria histórica, y sin chinches, que sólo sirven paque oprime, ¡ay! y la España que socorre. Esta misma ra chinchar con la murga de la rendición a la Eta. En tarde, sin ir más lejos, y a instancias de un marqués y ese magma zapateril de la menesterosidad existende una marquesa (los marqueses de Callejón de las cial todo es posible, incluso que la espantá etarra Ventas del Espíritu Santo) se lidia en Madrid la corrisea una triquiñuela pactada para vestir electoda de Beneficencia. Seis toretes seis para Moralmente a Rodríguez de héroe resistente conrante de la Puebla, que, pensando en los pobres, tra la encampanada insurgencia del Norte o no cobra. Septentrión. El honor es lo de menos. (CaldeMorante, pues, es el artista de los pobres. rón- -de la Barca, no del Madrid- El honor Apoderado por un gitano, Morante anda por el no es realidad que le enseña el que le tiene, dialbero con la barbilla metida en la pechera, cociendo: Aqueste es mi honor. Es un fantasma mo los patos cuando sestean en la alberca, que aparente que no está en que yo le tenga, sino por algo Emilio Muñoz dice que hay una cultuen que el otro lo piense. Y ya puede Rodríguez ra del agua y una cultura del hierro. La de MoIGNACIO RUIZ hacer suya la soberbia de Azaña: rante con los seis toretes de Beneficencia en QUINTANO- -Si soy un político mediocre, mejor para Madrid y la del Cid con los seis victorinos de los demás. agosto en Bilbao. Pero entre las obras de misericordia Los demás somos nosotros, que vamos de la pulsera corporales está la de dar agua al sediento, no la de dar solidaria con lunares de la Pantoja a la pulsera penihierro (las lentejas tienen mucho) al anémico. Los tenciaria con bip- bip de Iñaqui, el asesino en serie adornos morantinos deslumbran a los pobres, pues- -veinticinco muertos- -con el que asombramos al son como la flamenca que los japoneses ponen encima mundo. Porque Guipúzcoa no es Guantánamo. En Guidel televisor junto con un toro de fieltro. Mi pobre púzcoa se juega al mus y se comen chuletones y merluecha las mañanas en una piscina vecinal del barrio de zas. En Guantánamo, aunque sea el único lugar de CuSalamanca alrededor de la cual, en tanga, Luguillano ba donde se come tres veces al día, la restricción de modesgrana todos los días el morantismo toreando de savimientos para los internos se hace insufrible para lón. Lo que no se me ocurre es enviarlo- -al pobre, no a nuestros progres, que le han afeado el hecho a la maLuguillano- -a comulgar bollos preñaus a la parrono negra de Bush -agudeza francamente progresisquia de Entrevías, con Zerolo el Apóstata y Bono el ta- Condoleezza Rice. Iñaqui en la cárcel no está Contrito, es decir, el hijo de Pepe, el de la tienda, que dibien. En los chopanos se le respeta menos que en la ce que, si Cristo estuviera hoy en la Tierra, también esMoncloa. Dicen que una vez, por saltarse la cola del taría con los pobres, como él, teólogo, al fin y al cabo, economato, un moro le dio una felpa. La solución es de eso que Hermann llama la menesterosiuna casita en Mondragón y una pulsera en la muñeca. dad existencial de Rodríguez. Bono y Cristo, Cristo y Pero, rota la tregua, ¿qué funcionario pondrá el cascaBono, repartiendo besos y relojes entre sus ovejas. bel al gato? Que se ofrezca Rubalcaba- ¡cráneo privile- -Hay pastores que utilizan el bastón contra las giado! por hociquirromo, colilargo y barbicano. ¿A ovejas- -dice Boff, el amigo del hijo de Pepe, el de la que no hay huevos? tienda. M E ¿Cómo que no podemos reprocharle al Gobierno su error de negociar con ETA armada? ¿Qué es eso de acusarnos de que utilizamos el terrorismo para criticarle?