Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CIENCIAyFUTURO Medio Ambiente INCREMENTOS DE TEMPERATURA 2001- 2005 MARTES 5 s 6 s 2007 ABC Comparativa con el periodo 1951- 1980 INF OG RA F ÍA JA De 1,6 a 2,1 De 1,2 a 1,6 De 0,8 a 1,2 De 0,4 a 0,8 De 0,2 a 0,4 De- 0,2 a 0,2 De- 0,4 a- 0,2 De- 0,8 a- 0,4 Datos insuficientes Anomalía de temperatura en superficie en oC VIE R AG UIL ER A E E E XT IÓ NS A N DE L CAPA DE -1,8- 7,4 HI EL E XT IÓ NS A N DE L CAPA DE HI EL O O -5,0- 0,4- 8,6- 0,6 -1,3- 6,0- 10,6+ 20+ 10 0 Observación por satélite Cifras en por década Periodo de tiempo: 1979- 2004+ 1,0- 5,3 Cifras en centímetros +1,2 1980 2000+ 4,8+ 1,1 HEMISFERIO SUR: +1,2 Cifras en por década Periodo de tiempo: 1979- 2004 HEMISFERIO NORTE: -3,2 AUMENTO DEL NIVEL DEL MAR -10 1880 1900 1920 1940 1960 Calentando motores para el deshielo Bajo el lema El deshielo, ¿un tema candente? el Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra hoy, quiere llamar la atención sobre las repercusiones que el cambio climático está teniendo en todas las regiones del planeta y no sólo en los Polos A. ACOSTA MADRID. El futuro de cientos de millones de personas en todo el planeta se verá afectado por el declive en la capa de nieve, los hielos marinos, los glaciares, el permafrost (suelo permanentemente helado) y los lagos helados. El efecto del calentamiento global es sin duda la mayor amenaza a la que se enfrenta nuestro planeta y por eso se ha elegido como tema central del Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra hoy en todo el mundo. Bajo el lema El deshielo, ¿un tema candente? se quiere llamar la atención de las repercusiones que el cambio climático está teniendo en todas las regiones. Pero la prueba más elocuente del calentamiento global se halla sin duda en las regiones polares, por lo que el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) aprovechó la ocasión para presentar el Informe Global para el Hielo y la Nieve. Los impactos que sobre estos ecosistemas tenga el calentamiento pondrán en jaque la disponibilidad de agua para beber y para la agricultura y en guardia a las islas y zonas costeras por la subida del nivel del mar. Las cifras se refieren a que un 40 por ciento de la población mundial se verá afectada por la pérdida de nieve y glaciares en Asia. Pero algunos desafíos similares se darán también en los Alpes, los Andes y los Pirineos, con especial incidencia sobre la disponibilidad de agua, pues muchas corrientes fluviales de la temporada seca dependen del agua que se derrite de los glaciares, que se están contrayendo a una velocidad de vértigo desde los años 80. Pero la contracción de los glaciares no sólo mermará la cantidad de agua disponible, sino que hace que se forman lagos bloqueados por el hielo, aumentando su inestabilidad y trayendo consigo mayores riesgos de inundaciones catastróficas y aludes. El ejemplo en Europa lo hemos tenido la semana pasada. Mientras un anticiclón sobre la estepa siberiana dejaba imágenes de los moscovitas refrescándose del agobiante calor primaveral en las fuentes de la ciudad, Turquía sufría unas fuertes inundaciones al desbordarse algunos de sus principales ríos por el rápido deshielo consecuencia de las altas temperaturas. El informe destaca que, en los últimos treinta años, se ha registrado una disminución de la extensión del hielo marino del Ártico del 8,9 por ciento por decenio en septiembre, y del 2,5 por ciento por decenio en marzo. La disminución del hielo marino se nota en particular a Apuesta por las bombillas de bajo consumo Greenpeace propone por el Día mundial del Medio Ambiente una iniciativa para cambiar masivamente las bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo, un gesto sencillo para combatir el cambio climático pues cada una ahorra la emisión anual de 20 kilos de CO 2 a la atmósfera. Además, se pide al Gobierno una ley que prohíba que salgan al mercado bombillas menos eficientes que 25 lumen por vatio en 2009, y 50 lumen por vatio en 2012. Los Polos como sensores lo largo de la costa euroasiática y es posible que para el verano de 2100, o antes, no quede demasiado hielo en el Ártico. En la Antártida, por su parte, se prevé una reducción de la extensión del hielo marino en proporciones parecidas a las del Ártico, aunque cabe esperar que no pierda mucho espesor. El problema de la disminución del hielo marino es que acelera la tasa de deshielo debido a que la brillante superficie de la nieve y el hielo reflejan más la luz solar que la oscura superficie en mar abierto. Se trata del mismo proceso de reacción que ocurre cuando disminuye la capa de nieve en tierra. Por tanto, se trata de un proceso de retroalimentación que sólo podrá frenarse si disminuyen las emisiones de gases de efecto invernadero. Un asunto que empezarán a discutir mañana en Alemania los países del G- 8, pero el cuadro de impactos ya lo da este informe. Para el director del Pnuma, Achim Steiner, los cambios en la nieve y el hielo deben ser causa de preocupación en cada país y en cada sala de estar porque afectarán igualmente a las gentes del Ártico como a ciudades de todo el mundo, desde Berlín a Brasilia Acceso al informe completo: http: www. unep. org geo geo %5 Fi ce PDF full report LowRes. pdf