Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 5 s 6 s 2007 TOROSsSAN ISIDRO 89 Esplá interpreta una película de cine mudo SAN ISIDRO Monumental de las Ventas. Lunes, 4 de junio de 2007. Corrida aplazada por la lluvia el 20 de mayo. Casi lleno. Toros de Salvador Guardiola Fantoni, muy bien presentados, algunos justos de fuelle, más entero y buen 5 el 2 tuvo clase pero no poder; noblón el 1 destacó también el sobrero de Herederas de Bohórquez (4 bis) importante. Luis Francisco Esplá, de azul turquesa y oro. Bajonazo (silencio) En el cuarto, bajonazo (saludos desde los medios) Torres Jerez, de grana y oro. Pinchazo, estocada corta atravesada y dos descabellos. Aviso (saludos) En el quinto, dos pinchazos y estocada corta y baja (silencio) Álvaro Justo, de negro y oro. Seis pinchazos, estocada corta atravesada y descabello (silencio) En el sexto, dos pinchazos y estocada (silencio) ZABALA DE LA SERNA MADRID. Alzó el telón el presidente Trinidad, que devolvió un cuarto que no debió devolver. Sonó la banda a preludio de opereta, como suena siempre de cha- ranguera. Y apareció un cinqueño, salpicado, suelto de carnes, tocado arribadepitones, deHerederas de Bohórquez, línea Cebada. Luis Francisco Esplá conectó con el público con unas verónicas de vertiginosa ejecución. Eso sí que es ejecutar la verónica (contra el paredón) Esplá, que es listo como un ratón, captó que el personal estaba como queso al horno, y como gusta de la puesta en escena interpretó una película de cine mudo, de cuando se estrenó el cacharrillo delos hermanos Lumière y los toreros se movían en pantalla revolucionados: elgalleopor chicuelinas pertenecía a aquella época, como un quite por navarras, comoel vestido del veterano maestro alicantino. Faltaba el blanco y negro. El toro no paraba de embestir; Esplá tampoco paraba. Agarró con alegría las banderillas, calada la montera, las vendió fáciles; se expuso mucho más en un par por los adentros que había ofrecido al 7 que en el toro devuelto no le habían dejado cogerlas. Saludó, se desmonteró, brindó al público embalado, atravesó el ruedo a pasitos de gorrión y princi- pió faena. Dos pases de la firma como quien firma una pila de documentos a diario; la diestra, tres derechazos por abajo, que era loque pedía elsobrero, dos series de F- 1; la izquierda, una sola tanda, sin mando, entre cabeceos del toro; el cierre de pases de costadillo y una estocada chalequera que cae a la altura del brazuelo; Esplá tira la muleta, se cabrea y se acuerda de sus mulas entre aspavientos y termina por recoger una fuerte ovación en los medios. Fin. Torres Jerez apuntó formas con un guardiola de mucha clase y escaso poder, y volvió a apuntar con un buen quinto con el que escogió los terrenos más azotados por el viento, que lo reventó. No se fijó en Esplá, que había despachado sin despeinarse un primer toro noblón y sin fuelle en el sereno territorio del 1 Álvaro Justo lo intentó sin excesiva convicción por el pitón factible (el izquierdo) de un manso tercero que se dejaba sin humillar. El mitin con la espada fue de órdago, peor aún que el de sus compañeros. Luego abrevió con un sexto bronco. Luis Francisco Esplá sale de un par de banderillas DANIEL G. LÓPEZ