Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 5 s 6 s 2007 LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M LA GRABACIONES A EL EGIPCIO ESPAÑA 21 Todos los traductores coinciden en que El Egipcio sabía que se iba a atentar el 11- M Los peritos españoles consideran que el procesado no habló de planificación como sostienen los italianos D. MARTÍNEZ P. MUÑOZ MADRID. El tribunal del 11- M acordó la comparecencia de los intérpretes que tradujeron en Italia las conversaciones en las que Rabei Osman El Sayed, El Egipcio se atribuía la autoría intelectual de los atentados. La prueba fue solicitada por la fiscal Olga Sánchez a raíz de las contradicciones surgidas con la traducción que, pedida por la defensa del procesado, fue realizada por los dos expertos que han estado durante el juicio traduciendo del árabe al español y que el pasado miércoles llegaron a decir que la traducción de sus colegas tenía graves errores Ayer, los peritos italianos no cambiaron ni una palabra de sus traducciones y ratificaron que El Egipcio se atribuyó la planificación de la matanza, extremo en el que no coincidieron los peritos españoles. Para éstos últimos, El Egipcio no habló de planificación sino de previo conocimiento. Se trata de un matiz sustancial, ya que Rabei Osman está procesado como ideólogo de la matanza y tal acusación se sustenta en la consideración de planificador y no tanto en la de estar al tanto previamente Estaba previsto que la prueba comenzara a las cuatro y media de la tarde, pero los peritos pidieron más tiempo al tribunal para contrastar en profundidad sus trabajos. Era un presagio de que los traductores no llegarían a un acuerdo sobre pasajes claves de las conversaciones de El Egipcio Durante tres horas, los cuatro- -al equipo se unieron dos traductores de la UCIE- -oyeron el CD que, limpio de ruidos, trajeron los expertos italianos, ya que las conversaciones escuchadas por los especialistas en España tenían sonidos ambientales. De hecho, en su comparecencia del pasado miércoles, los peritos españoles reconocieron no sólo que no habían traducido todas las conversaciones, sino que éstas mantenían los sonidos ambientales, lo que dificultaba la audición. Por ello, muchas partes de su traducción tenían puntos suspensivos, que indicaban que no habían logrado entender lo dicho por el procesado. En definitiva, un modus operandi diferente al de sus colegas italianos. Los traductores de la Digos- -servicio antiterrorista- -emles había uno de nacionalidad egipcia que apostilló que en su país la palabra en cuestión significa previo o previamente En lo que sí estuvieron de acuerdo ambas partes es que El Egipcio al referirse a los autores del atentado los calificó como mi grupo y son mi gente Por el contrario, no quedó aclarada la utilización por parte del procesado de la palabra Al Qaida. Antes las divergencias, los peritos italianos se ofrecieron a realizar más pruebas con las grabaciones, aunque se mostraron completamente seguros de su trabajo. De hecho, en Italia El Egipcio está condenado por pertenencia a banda terroristas por el contenido, precisamente, de estas grabaciones. La fiscal, antes de la pericial, recordó que la prueba fue pedida en su día por el Ministerio Público y parte de las acusaciones, aunque algunas de estas últimas renunciaron a ella, lo que no hizo la Fiscalía. Tras escuchar a Sánchez, Gómez Bermúdez dio la palabra al resto de las partes y el abogado defensor de Osman El Sayed, Endika Zulueta, se opuso a que comparecieran los traductores que trabajaron en Italia. Ya condenado en Italia El Egipcio (a la izquierda) sigue atento la sesión de ayer de la vista oral plearon tecnología punta para eliminar los ruidos de las conversaciones, labor en la que cuentan con una dilatada experiencia dado que en Italia, a diferencia de España, la ley permite intervenir las conversaciones ambientales. Uno de ellos lleva once años traduciendo para la Digos este tipo de grabaciones. El presidente del tribunal fijó que los seis peritos comparecieran de forma conjunta. El portavoz de los traductores españoles, tras afirmar que habían verificado la exactitud y fidelidad de las traducciones, destacó que, en dos puntos, los cuatro especialistas españoles no estaban de acuerdo con los italianos. La divergencia se ciñe a dos aspectos nucleares sobre la autoría intelectual de Rabei Osman. La primera se refiere a la frase lo de Madrid partió de mí o todo es un proyecto mío Para los peritos españoles, esta expresión no está o no se oye en la grabación, mien- POOL tras que los traductores italianos aseguran que salió de la boca del procesado y que se escucha en el CD. La segunda divergencia es sobre el significado de una palabra que los italianos traducen como planificación y los españoles como previamente Dicho vocablo aparece en la siguiente frase: Yo estaba al tanto previamente planificando, pero exactamente lo que iba a pasar no me lo dijeron Entre los peritos españo- ABC. es Más información del juicio del 11- M en abc. es Jesús Zarzalejos Profesor de Derecho Procesal de la Complutense ÚLTIMOS MOVIMIENTOS D el mandoble probatorio se ha pasado a la esgrima procesal. La polémica entre el ministerio fiscal y el letrado de Rabei Osman el Sayed El Egipcio sobre las traducciones de sus conversaciones grabadas en Italia es un duelo típico entre acusación y defensa. Un abogado defensor se mueve siempre entre opciones limitadas: probar la inocencia con una coartada, aminorar la gravedad de la condena con una conformidad o atacar la prueba de la acusación. Tantas veces se gana un pleito con las pruebas propias como con los defectos de las contrarias y esto último es lo que busca el defensor de El Egipcio al cuestionar las traducciones procedentes de Italia. Oídos los intérpretes italianos y los utilizados por el letrado de El Egipcio como un careo entre peritos, el tribunal decidirá en su momento el valor probatorio de las traducciones y su incidencia en la presunción de inocencia de este acusado. Otras defensas estudian plantear la nulidad del juicio por causas diversas. A lo largo de la vista han ido dejando avisos sobre supuestas irregularidades en detenciones, intervenciones telefónicas y registros domiciliarios. También, hay quejas contra la macro pericia sobre explosivos, pero esta prueba parece poco vulnerable, al haberse ofrecido a las partes, antes de que comenzaran las sesiones del juicio, que participaran en ella con peritos propios. Cuando llegue el momento de los informes orales, los letrados concretarán esos argumentos defensivos y serán resueltos en sentencia, no antes. Estos últimos movimientos del juicio precedieron a los reajustes que ayer hizo el ministerio fiscal en su escrito de calificación provisional. Cuando terminan las pruebas, todas las partes son invitadas por el presidente del tribunal a mantener o modificar sus escritos iniciales de acusación y defensa. Este es el momento de introducir cambios en las calificaciones, pues la prueba también se practica para que las peticiones finales de condena y absolución se correspondan con los hechos que han quedado acreditados, algo de lo que debe cuidar especialmente el fiscal, porque está sometido a los principios de imparcialidad y de legalidad. Con tantos medios de pruebas practicados y tantos acusados en el banquillo, las modificaciones de los escritos iniciales de acusación deben considerarse normales. También por eso mismo la sentencia previsiblemente tendrá pronunciamientos muy diversos.