Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4- -6- -2007 DEPORTES 99 Ante el Athletic Reyerta en la Copa Ganó la Copa de la Liga y la Copa del Rey. El 5 de mayo de 1984 se despidió con una derrota contra el Athletic, en la final de la Copa. Al concluir el partido, Diego originó una enorme trifulca a puñetazos y patadas. La Federación le sancionó con tres meses sin poder jugar en las competiciones españolas. Salida convulsa Directo a las drogas El preludio del fin, acentuado por las tensas relaciones entre el futbolista y Núñez. Para colmo, tomó contacto con las drogas por primera vez en la Ciudad Condal. Él siempre ha admitido que en su último año en el Barça tomó el camino equivocado y sus adicciones se las llevó a Italia. La mala vida le ha pasado factura. Maradona es retirado en camilla tras la entrada de Goikoetxea ABC Se llevó la coca a Nápoles ABC de la historia hasta ese momento. Al cambio de aquellas fechas, esa cantidad significaba 1.200 millones de pesetas- -pedían 300 más- unos 7,2 millones de euros. Iban detrás del Pelusa potencias como Juventus o Inter, pero llegaron tarde. Diego era del Barça gracias a la gestión de Núñez, que tomó las riendas y dirigió la operación como no hizo nunca. El 4 de junio Maradona, acompañado por su amigo y agente Jorge Czysterpiller, aterrizó en El Prat. Llegaba de Alicante, en donde estaba concentrado con la selección y logró escaparse- -con permiso, claro- -para cerrar de una vez por todas el culebrón. Vestido con una camiseta azul celeste que combinaba con su chándal Puma, se sentó a la izquierda de Josep Lluis Núñez y, con la mano derecha- -zurdo cerrado con los pies- prometía lealtad al Barcelona. La comida en la que se peinaron todos los flecos fue como una boda. Recuerdo que era en el restaurante Las Indias y estaba toda la directiva del Barcelona y un arsenal de Boca y Argentinos. Nadie quería perderse el evento. Es más, el secretario de Argentinos insistía en que se firmase en España para poder probar nuestra gastronomía y de paso viajar rememora Minguella. Dinero al margen, Diego no puso muchos problemas para fichar por el Barcelona. Se le compró una bonita casa en la calle San Francisco, en el lujoso barrio de Pedralbes. Y poco más. Ni siquiera quiso coches, pues se trajo los suyos de Argentina, y no pidió trabajo para sus padres, que le acompañaron durante los primeros meses de aventura. Luego, lo ya sabido. Dos añitos en los que Dios aprendió los conceptos del fútbol europeo y poco más. Nada que ver tuvo el Diego del Nápoles, ciudad a la que llegó rebotado de Barcelona y con una polémica despedida con rencillas personales con el presidente Núñez. En Italia se vio al mejor Maradona, líder indiscutible de un club modesto que hizo historia al ganar dos ligas y una Copa de la UEFA. Mejor firmar en España El paso de Maradona por el Barça fue casi efímero por una hepatitis, las lesiones y las malas relaciones con el presidente del club ABC