Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DEPORTES LUNES 4 s 6 s 2007 ABC COPA LOUIS VUITTON s Final La honestidad del Luna Rossa en entredicho El barco que masacró al BMW Oracle no es ni la sombra del que día El Tp 52 Anónimo Q 8 se presenta tras día pierde con New Zealand en el Club Goleta PEDRO SARDINA VALENCIA. Pasan los días y pasan las regatas y nadie entiende nada. El Luna Rossa con James Spithill a la caña, fue un huracán en las semifinales de la Copa Louis Vuitton ante los americanos del BMW Oracle Ahora, ese mismo Luna Rossa con el mismo Spithill a la caña, no es ni una ventolina ante el New Zealand Aquella agresividad que demostró Spithill ante el caña del equipo americano, Chris Dickson, no existe ahora frente al neozelandés Dean Barker. La velocidad del barco italiano, tanto en las ceñidas como en las popas, también se ha esfumado. ¿Qué que pasa en el Sindicato Prada? Nadie lo sabe. Spithill es un pelele en manos de Barker. El Luna Rossa se arrastra por el campo de regatas perdiendo metro a metro y sufriendo en cada una de las viradas. Se ve impotente ante la parsimonia de los kiwis Los italianos lo intentan casi todo, hasta el punto de que hacen muchas más viradas de las necesarias buscando la avería del rival. Artimaña muy a la italiana a la que en España estamos muy acostumbrados y a la que Nueva Zelanda respondió con un 5- 0 en la Copa América de 2000. Ayer amaneció un día en Valencia en el que todas las apuestas se volcaban en los italianos. No había mucho viento y apenas olas. Era el día propicio para la primera victoria del Luna Rossa La entrada en el cajón (los italianos por estribor, o sea, por el lado bueno) fue muy bien aprovechada por el Luna Rossa que no cayó en los errores de los días pasados. Controló muy bien a Dean Barker y no le consistió ninguna licencia. Salió con cuatro segundos de ventaja defendiendo el barlovento de la derecha y dejando al New Zealand todas las turbulencias del viento. Spithill El TP 52 Anónimo Q 8 del italiano Riccardo Simoneschi, será presentado hoy en el Club Goleta del Puerto Copa América. El equipo italiano, único de ese país que participará en el Circuito Breitling MedCup, presenta la misma unidad con la que regateó el año pasado y ocupó la undécima posición del circuito. Esta es la tercera unidad de TP 52 que se presenta en Valencia este año aprovechando la Copa América. Hace un mes se botó el Mutua Madrileña de Vasco Vascotto, y hace unas semanas, el Caixa Galicia de Roberto Bermúdez. El Bribón fue botado en la intimidad en la base del Desafío Español. Más de lo mismo El New Zealand de nuevo ayer por delante del Luna Rossa tro segundos no iban a ser muchos porque la meteorología decía que el primer role iba a saltar por la derecha. A los cien metros llegó el role y Barker lo aprovechó adelantando a Spithill y virando hacia la izquierda en busca del segundo role. En esos momentos el barco italiano fue machacado y se quedó sin opciones. En barlovento, 40 segundos de ventaja. En sota- EFE había logrado, por primera vez, ganar una salida a Barker. Pero esa euforia no iba a durar mucho. El neozelandés quería la derecha y paró el barco para que los italianos salieran. Cua- vento, después de una popa llena de marcajes, 55 segundos. En la segunda virada de barlovento, la misma ventaja de 55 segundos y en la llegada, un minuto y treinta y ocho segundos. Una paliza. ¿Qué le pasa al barco italiano? Si funcionó contra los americanos del BMW Oracle ¿por qué han cambiado su trimado? Una incógnita. TRIATLÓN CICLISMO s Giro de Italia Gómez Noya y Raña suben al podio en Madrid ABC MADRID. Javier Gómez Noya e Iván Raña mostraron la buena salud del triatlón español en la quinta prueba de la Copa del Mundo, celebrada en Madrid. Fueron segundo y tercero, superados por el checo Filp Ospaly. Gómez Noya tuvo en la mano la segunda victoria de la temporada, pero el checo le rebasó al esprint en la línea de llegada. El ex campeón europeo y ex subcampeón mundial Iván Raña regresó a un podio después de una travesía por el desierto, derivada de numerosas lesiones y una mononucleosis. Este tercer puesto me ha provocado más alegría que algún título europeo, después de tantos problemas declaró a Efe el triatleta de Ferrol. La rutina de Di Luca; la esperanza de J. C. CARABIAS Danilo di Luca ganó por primera vez el Giro de Italia a los 31 años y la noticia reposa olvidada en la página sexta, asunto secundario, sin foto. Ha terminado la corsa rosa y existe un ganador proclamado en el podio de Milán, pero desde hace tiempo las carreras no acaban en el asfalto. Lo hacen en el laboratorio. Lo de Di Luca representa la rutina conocida. Un vencedor bajo sospecha. Hacia ese fangal ha virado la épica del ciclismo. Termina el Giro y se abren otras compuertas. El fiscal jefe del Comité Olímpico Italiano (CONI) Ettore Torri, parece decidido a inaugurar un proceso contra Di Luca y Mazzoleni- -el tercer clasificado, veterano gregario, media naranja de la envidiada hermana de Basso- -por un presunto caso de dopaje antes del Tour 2004. Y además quedan pendientes los resultados del control por sorpresa que efectuó el CONI a Di Luca y Mazzoleni después de la etapa del Zoncolan. Recientes vencedores del Giro (Basso) el Tour (Landis) o la Vuelta (Heras) son ex ciclistas o litigantes en instancias judiciales por positivos. Frente a esta rutina ha surgido Andy un larguirucho luxemburgués heredero de la vieja tradición de su país, de mitos como Charly Gaul, que ha acabado segundo en su debut en una grande de tres semanas. El único disidente entre seis italianos. Un pipiolo de 21 años (CSC) que ha mostrado solvencia en todos los terrenos y que puede encarnar el espíritu de la regeneración. Raña, Ospaly y Gómez Noya, en la carrera a pie EFE