Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4 s 6 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 79 Patti Smith y Wilco pulverizan las marcas del Primavera Sound El festival barcelonés echó el cierre a su edición más exitosa, con 62.000 espectadores y una soberbia traca final DAVID MORÁN BARCELONA. Con el último latigazo eléctrico del Spiders (Kidsmoke) de Wilco zumbando aún en el oído, el Primavera Sound cerró anteanoche la que, se mire como se mire, ha sido su edición más flamante y exitosa. Las cifras hablan alto y claro pero, más allá de las 62.000 personas que, según la organización, se han dejado seducir por tres días de intensa actividad musical, el verdadero mérito del festival está en haber pulverizado todas sus marcas- -nada menos que 20.000 personas más que el año pasado- -sin renunciar a una programación que, alimentada por estímulos exclusivamente creativos, no hace más que crecer años tras año. De acuerdo: puede que el atropellado desembarco de The Smashing Pumpkins tuviese algo de patinazo mayor, pero quedó sobradamente compensado por un desenlace que cobró forma de prodigiosa traca final. La primera detonación, metralla histórica incluida, la provocó Patti Smith, poetista del punk y madrina de un festival tan atento a las nuevas generaciones como respetuoso con los clásicos. Lejos del reconfortante clima de Twelve disco de versiones del que sólo recuperó Are You Experience? (Jimy Hendrix) Gimme Shelter (The Rolling Stones) y una inquietante Smells Like Teen Spirit (Nirvana) la de Chicago hurgó en los más crudo de su producción para firmar un recital generoso en tensión y repleto de consignas antibelicistas. Privilege (Set Me Free) Redondo Beach Easy Money y, sobre todo, Because The Night y Gloria fueron algunos de los pilares de un concierto seco, acalorado y clásico en el mejor sentido del término. No alcanzó la asombrosa cota de intensidad de su actuación de 2004 en el Palau de la Música, pero se le acercó mucho. Monumental y soberbio fue el torbellino que Sonic Youth desataron a propósito de Daydream Nation piedra angular del rock alternativo que recrearon de principio a fin. Sobre el escenario, electricidad crispada, toneladas de experimentación furibunda y una gigantesca vela, reflejo de esa portada ideada en 1988, iluminando uno de los mejores conciertos de los neoyorquinos en años. Menos suerte tuvo Damon Albarn (Blur) en el estreno de The Good The Bad The Queen, supergrupo en el que también militan Paul Sinomon (The Clash) y Simon Tong (The Verve) Sus atmósferas brumosas, desolada mezcla de dub y pop deshilachado, acabaron arrolladas por la atroz batalla hardcore que los donostiarras Lisabö libraban en un escenario cercano. La contaminación acústica, sumada a la falta de volumen del escenario central, acabó por convertirse en una de las principales fuentes de interferencias y quebraderos de cabeza. Saboteó la actuación de The God The Bad The Queen y amenazó con convertirse en un verdadero incordio durante el concierto de Wilco. Esta canción sonaría mucho mejor sin todo ese techno de fondo bromeó Jeff Tweedy antes de descorchar Sky Blue Sky canción que da título al nuevo trabajo de Wilco. Para entonces, los de Chicago ya se habían sobrepuesto al tibio recibimiento que ha tenido su último álbum y andaban maravillando con una impecable puesta al día de su repertorio. Emocionantes y con un inspiradísimo Jeff Tweddy cantando mejor que nunca, los norteamericanos presentaron abundante material nuevo, pero no se olvidaron de subir al escenario todo lo que les ha convertido en una de las mejores bandas de rock de los últimos Interferencias sonoras Patti Smith, durante su concierto en Barcelona años. Ahí estaban, por ejemplo, el fuego cruzado de Impossible Germany la ternuna de Jesus Etc. el rock desbocado de I m a Wheel el nudo en la garganta de Via Chicago y I Am Triying To Break Your Heart la experimentación radical de Spiders la puntería pop de Humbling Bird Un lujoso broche final para un festival por el que, horas antes, ha- EFE bían desfilado un brillante Robyn Hicthcock- -con Peter Buck, de R. E. M, de ilustre escudero- unos entretenidos y juguetones Architecture In Helsinki y unos Buzzcocks que, desafinando como bellacos, no hicieron justicia a su leyenda de paladines del punk. Más información sobre el festival: http: www. primaverasound. com