Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4 s 6 s 2007 Feria del Libro de Madrid CULTURAyESPECTÁCULOS 77 No se puede imponer una memoria oficial: es un disparate tremendo Juan Pedro Aparicio s Escritor El novelista leonés vuelve al género con Tristeza de lo finito y reedita El Transcantábrico (Rey Lear) libro de viajes que inspiró un tren turístico Mapfre lanza una colección con los maestros del arte moderno español N. PULIDO MADRID. Las librerías están plagadas de monografías de los grandes artistas modernos y contemporáneos. ¿Qué sentido tiene esta nueva colección? Pablo Jiménez, director general del Instituto de Cultura de la Fundación Mapfre y director de la colección junto a Eugenio Carmona, afirma que había un gran vacío en el mundo editorial español: Teníamos una información insuficiente de algunos artistas del siglo XX que supusieron la modernización del arte español. Por ejemplo, de Santiago Rusiñol sólo podíamos encontrar su catálogo razonado que además resulta muy caro. El objetivo de esta colección de arte, dice, no es editar libros de lujo ni para regalar al dentista Son libros, añade, para todos los públicos, manejables, atractivos, con textos de destacados especialistas, informaciones complementarias (bibliografía, cronología... y abundantes ilustraciones. Su precio: 20 euros cada volumen. Se han hecho unas tiradas de 3.000 ejemplares para España y entre 1.500 y 2.000 para Iberoamérica. Un comité editorial vigila por la comprensión de los textos, ya que el propósito es que los volúmenes tengan una amplia difusión, que sean populares. De momento se han editado cinco libros, los correspondientes a José Gutiérrez Solana, Julio Romero de Torres, Hemenegildo Anglada Camarasa, Julio González y Remedios Varo- -el único que hay ahora en el mercado, aclara Pablo Jiménez- a cargo de destacados especialistas en la materia, como Raquel González Escribano, Francisco Calvo Serraller, Francesc Fontbona, María Dolores Jiménez- Blanco y Estrella de Diego, respectivamente. Cada año se editarán cinco títulos. Los próximos estarán dedicados a Joaquín Peinado, José de Togores, Salvador Dalí, Pablo Gargallo, Manuel Hugué, Maruja Mallo, Luis Fernández, Ángeles Santos... Muchos de estos artistas, amén de distintos movimientos, que modernizaron el arte español han sido revisados- -y algunos recuperados- -por la Fundación Mapfre en sucesivas exposiciones. Esta labor se completa ahora con esta iniciativa editorial. Más información en: http: www. mapfre. com POR ANTONIO ASTORGA FOTO: CHEMA BARROSO to (Ediciones Menoscuarto) persigue la ilusión humana de retener a quienes se han ido para siempre, al modo de las consolaciones de los clásicos grecolatinos, o de Jorge Manrique, nuestro poeta mayor. MADRID. Tristeza de lo fini- Juan Pedro Aparicio, director del Cervantes de Londres rar el libro como un producto que no es cultural, como un producto de consumo masivo; eso no. Mis últimas editoriales (Páginas de Espuma, Menoscuarto, Rey Lear) miman el libro como objeto y su contenido. No publican cualquier cosa. los ciudadanos para no transmitir odios ni rencores, pero verdaderamente estaba en el ambiente. Sólo había que oír los partes del diario hablado, con los saludos de rigor, etc... Esa es la fertilidad dolorida del siglo XX, y luego lo que salió de allí es una cosa positiva: los españoles hemos sabido encontrar una dirección adecuada a nuestro país. da que no se dice... -El protagonista es un escritor, Adrián, que en el entierro y en los funerales de su madre establece un diálogo desde el que reconstruye la biografía de ella, de su entorno y de los aspectos más relevantes de lo que fue nuestro dramático siglo XX. Y en todo ello cobra un papel muy importante la guerra, la posguerra y el franquismo. -Pero hay una emoción afligi- do hablar con sus nietos de la guerra y viceversa... Tristeza de lo finito me ha permitido jugar con algo que me obsesionaba, sobre todo desde que me he dedicado a escribir microrelatos: el valor de la elipsis. Lo que no se dice, pero que está presente en el libro. He trabajado la materia oscura que en las novelas debe cumplir la misión de gravitar sobre lo que se dice y cuenta. -La Guerra Civil, con una posguerra que dura lo mismo que el franquismo. Y hoy todavía está gravitando sobre nuestro presente, de un modo absolutamente inesperado y absurdo. -Yo nací en la posguerra, y tengo la memoria directa de la guerra a través del testimonio de mis padres. Para ellos fue el acontecimiento capital en sus vidas. No hablaban mucho de ello, porque hubo un pudor muy grande por parte de casi todos ¿Cuál es la fertilidad dolorida del siglo XX que subyace en Tristeza de lo finito -Mi talante es otro. Si yo hubiera tenido ese pasado habría procurado ser más discreto. Luego, ¿en la prédica de ciertos valores convirtiéndome en un gurú... Yo creo que hay que tener un poco de vergüenza, y saber asumir lo que uno ha sido. -Incluso en los niños de la posguerra como Juan Pedro Aparicio. -La memoria es siempre individual. No se puede imponer una memoria oficial porque es absurdo. Eso lo hizo el franquismo, y fue un disparate tremendo. El franquismo tenía su memoria histórica, que todos contestamos. La memoria es individual. No soy partidario de desenterrar heridas. -A pesar de la memoria histórica que se quiere desenterrar... ¿En las distancias cortas es donde se la juega un escritor? -Günter Grass dijo días anteriores en Madrid que gracias a haber confesado él su pasado nazi muchos abuelos alemanes han podi- -Cada vez me aburren más las obras largas, y sobre todo ahora que esa largura parece haberse puesto de moda como requisito obligatorio para escribir un best seller. Como escritor sería para mí una tortura que me obligaran a escribir un libro de esos donde se cuenta lo obvio. Lo obvio no hay que contarlo porque el lector culto lo sabe, está implícito, y más ahora que somos gente que está educada en el cine que tiene muchas elipsis y sabemos entender esa forma narrativa. Como escritor no podría plantearme un libro desmesurado contando lo obvio. Y como lector no los leo. ANUNCIO SUBASTA ABIERTA N 7001 07 G. Objeto de la subasta: Adquisición de papel Din A- 4 para los distintos Organismos de la Seguridad Social. Importe de la contratación: 1.580.000,00 euros, IVA incluido. Vencimiento plazo presentación ofertas: Día 25 de junio de 2007, a las 14 horas. Pliego de Condiciones: Se pueden obtener a través de la dirección de Internet www. seg- social. es También se facilitarán en mano en la Gerencia de Informática de la Seguridad Social, calle Albasanz, 23- 28037- Madrid, o por correo a quienes lo soliciten. Apertura de ofertas: A las 10,00 horas del día 12 de julio de 2007, en la calle Doctor Esquerdo, 125, 2 planta, 28007 Madrid. Madrid, 18 de mayo de 2007. ¿Nada quedará del misterio de este río de la vida? -En toda literatura hay mucha imaginación y vivencias personales. En un libro que acabo de traducir- Enoch Soames de Max Beerbohm- -el protagonista le dice al narrador: Usted es un chapuzas porque ha hecho todo lo contrario que hace un escritor. Un buen escritor convierte los hechos imaginarios en verdaderos, hace que parezcan verdaderos; en cambio, un mal escritor hace que los hechos verdaderos parezcan imaginarios En Tristeza de lo finito he procurado que los hechos imaginarios parezcan verdaderos empleando esa forma de la consolación e incorporando la voz del hijo que se duele de la pérdida del ser amado... Indudablemente todos somos hijos y hemos perdido alguna persona querida, y ahí se encuentran las emociones que el autor le presta al narrador y que el lector hace también suyas, probablemente. -No somos nada, sino tiempo, y el tiempo fluye, desaparece, muere. Hay mucho sentimiento porque te aferra más a la vida, pero sabes que es efímero, que desaparece contigo. Todo lo que pueda dolerte se va a acabar. ¡Y qué felicidad que sientas ese dolor porque estás vivo! -Resuena un eco de dolor en Tristeza de lo finito Cinco títulos al año ¿El mundo del libro es puro negocio editorial, y no cultural? -Me resulta obsceno conside-