Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID LUNES 4 s 6 s 2007 ABC Gracias al público encuentro la magia de las canciones La cantante de jazz noruega Silje Nergaard presentó ayer en la Casa Encendida su disco Darkness out of blue LUIS MARTÍN MADRID. Silje Nergaard, que triunfó en el festival de jazz de Vitoria en 2002, regresa a los escenarios españoles con un disco repleto de sorpresas. La alacena musical de Darkness out of blue es tan amplia que resulta un enigma situarla en una sola estética. Un temario que se aproxima al concepto bazar: de una balada orquestal al aliento pop de varias canciones que parecen inspiradas por los veteranos Carpenters; de un estándar ambiental al revestimiento soul de How are you gonna deal with it Y, además, todo este material lo compone ella misma. En todos mis discos he procurado componer siempre las canciones. Sólo hay excepciones cuando interpreto estándares del jazz. Y esto es así porque me siento, principalmente, una compositora. Es mi auténtica vocación y, debido a ella, canto Nacida en la fría Noruega, Silje Nergaard ha querido contar con el arreglista Vince Mendoza para cuidar la sensible ingeniería final de las dos canciones que abren y cierran el disco: Vince es un músico de una solidez incuestionable. Su estilo aporta algo verdaderamente especial a la grabación Silje Nergaard recaló en Madrid anoche, en la Casa Encendida- -hoy actuará en el Café Berlín- después de haberlo hecho ayer en Barcelona. Es una artista consciente de que las grabaciones de estudio no son comparables a los conciertos. Me siento infinitamente más cómoda cantando ante el público declara. La gente me ayuda a encontrar la magia que precisan las canciones. En el estudio tiendo a pensar que lo que grabemos quedará para siempre, y todo se torna demasiado trascendente Silje, que afirma que no le preocupa discriminar si su música es jazz o pop- hago música desde el corazón, repleta de intuición, quizás esa sea la causa de su indefinición ha hecho cambios en su formación. El guitarrista Bjorn Charles Dreyer y el batería Jarle Vespertad permanecen, y llegan ahora el bajista Finn Guttormsen y Helge Lien en el piano. Necesitaba cambiar de banda porque empezaba a estancarme como artista. He tenido un grupo excelente durante seis años, pero los músicos que ahora me acompañan resuelven a la perfección los desafíos que plantea este trabajo Desde el corazón En el estudio pienso que lo que grabemos quedará para siempre, y eso lo hace todo muy trascendente Hoy se presenta la segunda edición del festival Madrid de Cine La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y la actriz Carmen Maura, como madrina del certamen, presentan hoy la segunda edición de Madrid de Cine. Spanish Film Screenings, cuyo objetivo es fomentar las ventas internacionales del cine español y promocionarlo en la prensa internacional. Se trata de una iniciativa organizada por la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE) con el respaldo de la Comunidad de Madrid, a través de sus Consejerías de Economía e Innovación Tecnológica y de Cultura y Deportes, y del Ayuntamiento de Madrid. Silje Nergaard, en el festival de jazz de Vitoria de 2002 JAVIER MINGUEZA DIMES Y DIRETES Javier López Galiacho Presidente Amigos de los Teatros de España LA MÚSICA EL PALACIO DE R ecientemente entregamos al Ayuntamiento de Madrid el Premio Gregorio Arcos a la conservación del patrimonio teatral por la recuperación del Teatro Circo Price. Fue en Albacete y en su Teatro Circo, que es junto al de Madrid el único operativo en España. Tuve la oportunidad de conocer a la concejala de las Artes, Alicia Moreno, quien lleva el buen veneno del teatro y de la cultura en sus genes. No perdí la ocasión de recordarle que el Ayuntamiento de Madrid tenía que hacer todo lo posible para que la Gran Vía no perdiera ese rasgo de Broadway español, con su arteria cultural de cines y de teatros conocida en toda Europa. El cierre en los últimos años de la práctica totalidad de cines clásicos de Madrid asusta a quienes entendemos que con la cultura no se debe especular. Pero más nos impresiona el comprobar cómo se ha echado el cierre en la Gran Vía a salas de la historia del Pompeya, Imperial, Rex, o el Azul, y ya se ha sentenciado de muerte a otra no menos histórica como el Cine Avenida. El efecto dominó podría llevar, con el tiempo, a la desaparición de otras salas preciosas como el Callao, Capitol, o el Palacio de la Prensa, y en su día, si los musicales entran en crisis, cerrar las dedicadas a este género, como son el felizmente recuperado Rialto, el Lope de Vega o el Coliseum. Sin embargo una noticia esperanzadora acaba de saltar. Se baraja comprar por el Ayuntamiento, si el PP gana, un cine representativo de la Gran Vía, y se habla del bellísimo Palacio de la Música. Razones históricas y artísticas nos sobran para aplaudir, si llega, esta decisión. Recordemos que este cine fue levantado en 1926 por Secundino Zuazo, autor de otros proyectos de la calidad de la Casa de las Flores o el Frontón Recoletos en Madrid. Según el gran arquitecto Gutiérrez Soto, este cine fue el mejor edificio de Zuazo. Se inauguró en noviembre de aquel año con la película La Venus africana, un film mudo que fue amenizado por una orquesta de cien profesores. En su origen, el Palacio tuvo, ni más ni menos, que 2.000 butacas, hoy 1.782, que le convierte en el octavo cine más grande de Europa. Debe su nombre a que se inauguró pensando en ser sala estable de conciertos (Real Musical Hall) incluso disponía de uno de los mejores órganos de España, que desapareció en un incendio en 1932. El cine pudo con la música, aunque siguió albergando conciertos como los de la Orquesta Sinfónica de Madrid con Ataulfo Argenta en la dirección, y funcionó como tal hasta la reapertura del Teatro Real como sala de conciertos. Su historia como cine presenta estrenos como la primera película sonora en España, la proyección de la bofetada de Gilda, protestas por estrenos como el de Escuela de sirenas de Esther Williams, considerada una afrenta a la moral de entonces o innovaciones en cabina de proyección como el cinemascope o vistavisión. Arquitectónicamente pre- senta gran interés, no sólo por su fachada bien resuelta en su momento y hoy tapada por los carteles anunciadores, aunque se habló de un plan municipal para limpiarlo. El hall de la sala es magnífico, con su doble vestíbulo y la doble escalera de entrada, pero especialmente resulta impresionante el interior del cine con su doble anfiteatro, su imponente decoración neobarroca o la embocadura del escenario. El Ayuntamiento tiene una oportunidad única, si logra la compra, no sólo para devolver a los madrileños una de las mejores salas de Europa, que nació, como sus hermanas de la Gran Via, para crear cultura y no para albergar impersonales centros comerciales, sino también para demostrarnos, con este golpe de efecto, que no está en venta ese Broadway español que va de la Red de San Luis a la Plaza de España.