Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4- -6- -2007 MADRID 53 La siguiente fase de obras, que incluirá la rehabilitación de la Sacristía de los Caballeros, tiene una inversión prevista de 2.803.246 euros rios para el inicio de las obras. Éstas se encomendaron a los hermanos Manuel y José del Olmo, quienes realizaron un edificio que respondía a las necesidades propias del ceremonial de la orden. Además, como reconocen desde la Dirección General de Patrimonio Histórico, la planta central de la iglesia- -de cruz griega- -también estaría relacionada con la idea de la gran cúpula del tempo de Jerusalén, mitificada por las órdenes militares. Ya en 1774, Carlos II encarga a Francisco de Sabatini la construcción de un nuevo edificio destinado a convento, que ordene y complete la totalidad de la manzana. Su intervención articula las construcciones en torno a un patio- jardín rectangular. Destaca de esta reforma la Sacristía del Convento, obra de Francisco de Moradillo. Con pocas actuaciones más, el uso y el paso de tiempo fueron desluciendo este sobrio edificio que en 1970 fue declarado Monumento Histórico- Artístico. Por ello, en 1999 se realizaron unas primeras obras de emergencia para reparar las cubiertas de los brazos de la iglesia y al final de ese mismo año se redactó el Plan Director para la restauración del conjunto monumental. Dos años después, en 2001, y por la necesidad de trasladar los cuerpos de las religiosas fundadoras que debían recibir sepultura en ese recinto, también se procedió a restaurar el coro, situado a los pies de la iglesia y obra de los hermanos del Olmo. Entre 2000- 2002, se consolidaron estructuras, incluyendo el recalce de la cimentación, la restauración de pinturas murales y de carpinterías de madera y la rehabilitación de las dos escaleras de Moradillo y el deambulatorio. La siguiente actuación, que ha concluido recientemente, tuvo como objeto la restauración de la Capilla de las Flores, la Sala de Locutorios y la Capilla de la Fuente de los Caballeros. Con una inversión por parte de la Consejería de Cultura y Deportes de 321.190,42 euros, la presentación en sociedad de las obras tuvo lugar el mes pasado. Fue con motivo de la inauguración de la exposición El mundo de Los Madrazo en la recién restaurada sala de muestras del Convento. Ya entonces, sor Rosario, la madre superiora, pedía otro esfuerzo más para reconstruir la Sacristía de los Caballeros y las capillitas de detrás para devolverles todo el honor, honra y gracia que tuvieron El consejero de Cultura, Santiago Fisas, contestó presto y en ese mismo acto anunció la segunda fase de obras. Mientras comienzan, los visitantes ya pueden apreciar en todo su esplendor la Capilla de las Flores, situada en la primera planta y que sufría problemas de humedadades, y la Sala de Locutorios y la Capilla de la Fuente de los Caballeros, que cuentan con bellas y complejas bóvedas encamonadas que van rematadas con la cruz de Santiago en su centro. Como anunció Fisas, estas obras se verán complementadas en el próximo ejercicio con la restauración integral de la Sacristía de los Caballeros y otras dependencias del Convento, situadas en la zona nordeste del inmueble. Con una inversión prevista de 2.803. 246 euros, también incluirán la creación de una sala multifuncional de actividades culturales, la restauración de la antesacristía y su portada y la creación de una segunda sala de Exposiciones para el Futuro Museo del Convento. Además, se reformarán tres dependencias para sede de las Reales Órdes Militares y se restaurarán y reintegrarán las pinturas murales del Patio de Moradillo, entre otras actuaciones. El joven ajedrecista Julio Nieto, en su domicilio de Madrid JULIÁN DE DOMINGO Tablas con Karpov Con sólo 13 años, Julio Nieto consiguió empatar con el que fuera campeón del mundo de ajedrez L. T. MADRID. El pasado 19 de mayo, Julio Nieto, un joven ajedrecista de 13 años logró quedar en tablas con el que fuera campeón del mundo durante una década, Anatoly Karpov. Karpov compitió simultáneamente con 20 jugadores en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, y consiguió ganar a 17 de ellos; tres quedaron en tablas, entre los que se encontraba Julio. He repasado la partida varias veces con mi profesor, y creo que en algunos puntos podría haber hecho otros movimientos, y tener alguna posibilidad de ganar reconoce Julio, quien tiene la planilla plastificada para que no se estropee El joven ajedrecista afirma que impresiona jugar con Karpov aunque se pone más nervioso con las entrevistas y las cámaras que en los campeonatos. Reconoce que la partida fue dura y que, en ocasiones, Karpov reflexionaba más de un minuto antes de hacer algún movimiento, aunque no ha sido la partida más difícil que ha jugado. En el campeonato de España en 2006, estuvo más de cuatro horas compitiendo. Al final, después de 95 movimientos, logró ganar. Nacido en Madrid, comenzó a jugar al ajedrez cuando tenía seis años, junto a su padre. A pesar de que actualmente este deporte es una de sus pasiones, reconoce que, al principio, le aburría un poco y prefería jugar a las damas Fue su padre quien, con su insistencia, consiguió aficionarle. Su primer trofeo lo consiguió en 2002, en un torneo del distrito Centro. A partir de ese momento fue participando en distintos campeonatos y en 2006 consiguió el primer puesto de la ciudad de Madrid y el segundo de la Comunidad. Ahora. está intentando aficionar a su hermana, de seis años, que no está muy convencida. Tiene toda la casa llena de trofeos. Sus padres le apoyan y le llevarán este mes a Linares, donde jugará su segundo campeonato de España. Julio afirma que toda la familia está emocionada con sus logros, y que sus abuelas lloraron cuando ganó en Madrid. Juega sobre todo por Internet después de hacer los deberes y aprende jugadas nuevas a través del programa informático Fritz Reconoce que son fundamentales las clases de su profesor, el Maestro Internacional italo- argentino Fernando Braga. Lleva dando clases con él desde septiembre. Aunque solo tiene 13 años, sabe que la partida con Karpov no la olvidará nunca. Sabe de la destreza de los eternos rivales Karpov y Kasparov, pero para Julio el mejor no es ruso, es el estadounidense Bobby Fischer, campeón del mundo entre 1972 y 1975. Prefería las damas Futuro Museo del Convento