Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4 s 6 s 2007 INTERNACIONAL 39 La huida hacia adelante de Le Monde El consejo de vigilancia presenta este mes a la redacción otro candidato a director, tras la pérdida de confianza en Colombani s Errores de estrategia periodística y de gestión llevan el vespertino a la deriva JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Se acentúa la crisis del vespertino Le Monde víctima de su endeudamiento, su fragilidad económica, su gestión desafortunada, sus compromisos burocráticos y políticos, enfrentando a la redacción, los gestores, los accionistas y los hombres de influencia emboscados en la cúspide de la bizantina tela de araña donde está empantanado el periódico. La crisis estalló el 22 de mayo pasado, cuando la Sociedad de Redactores de Le Monde (SRM) rechazó la candidatura a la reelección de Jean- Marie Colombani, que ha dirigido el directorio del periódico desde 1994. Según los estatutos del rotativo, el director del diario debe contar con el 60 de los votos de la SRM. Colombani sólo obtuvo el 46,7 Perdida la confianza de la redacción, Le Monde entró en crisis, que el mismo Colombani dramatizó con un artículo en el que afirmaba: Nuestro periódico vuelve a hundirse en una de las crisis que, a lo largo de su vida, han amenazado con desestabilizarlo o destruirlo candidato, pero aconsejó votar a Royal y denunció la candidatura centrista de François Bayrou: análisis florentino que le permitió hacerse nuevos enemigos de todos los bandos. Desconfianza económica y gestora. Durante los catorce años de la dirección Colombani, Le Monde ha crecido al precio fuerte del endeudamiento y la pérdida de independencia. En los últimos diez años, Le Monde ha invertido en otros medios. Con una difusión (2006) de 350.000 ejemplares, el periódico tiene una cifra de negocio (2006) de 631 millones de euros, con 146 millones de euros de deuda acumulada en los últimos seis años. Las pérdidas del 2006 ascendieron a los 14.3 millones de euros. Desde hace años, la redacción contempla con inquietud la huida hacia delante de una dirección que no consigue incrementar las ventas de manera significativa, no consigue asegurar la rentabilidad del periódico y crece endeudándose y buscando nuevos ac- Colombani ha perdido la confianza de la redacción AFP El periódico francés tiene una deuda acumulada en los últimos seis años de 146 millones de euros La desconfianza de la redacción hacia Colombani tiene muchos flecos. Desconfiaza política. En 1995, Colombani hizo campaña presidencial favorable a Edouard Balladur, conservador moderado, derrotado por Jacques Chirac. La primavera pasada, Colombani estimó que Sarkozy era el mejor Doble desconfianza cionistas minoritarios. Los accionistas internos del periódicos (redactores, antiguos directivos, personal, sociedad de amigos del vespertino) siguen controlando el 60 del capital de la empresa (630 millones de euros) Pero influyentes accionistas exteriores han entrado en el capital: Lagardère (17 Prisa (15 Stampa (3 Nouvel Observateur (1,8 Ni la difusión ni las perspectivas económicas son estimulantes. La redacción y los accionistas históricos (sin recursos financieros significativos) contemplan con inquietud la situación de crisis acentuada por Colombani, a su modo de ver, coincidiendo con una caída significativa de la credibilidad global del periódico. El proceso de sustitución de Colombani, cuyo mandato expira a finales de junio, es complejo e imprevisible. El consejo de vigilancia debe presentar un candidato que la redacción, debe aprobar con un 60 de votos como mínimo. Ninguna posible candidatura se impone de manera evidente. Hubert Vedrine, ex ministro socialista de asuntos exteriores, sería algo así como el caballo blanco de personalidades eminentes. Philippe Thureau- Dangin, fundador del Courrier International habría presentado un proyecto. Pierre Jeantet, número dos del periódico, sería un candidato continuista. Otros candidatos, como Alain Genestar (ex director de Paris- Match, depuesto por publicar fotos de Cecilia Sarkozy con su ex amante) Bernard Spitz y Gilles Le Gendre, intentarían participar en la carrera.