Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 DEPORTES www. abc. es deportes DOMINGO 3- -6- -2007 ABC España resuelve un partido tosco Los de Luis Aragonés ganan con autoridad frente a una Letonia sin alma ni juego Letonia España 0 2 Así jugó España Casillas BIEN. Tuvo poco trabajo, pero cumplió en el escaso juego aéreo de los letones. Sergio Ramos BIEN. Subió de manera incansable la banda derecha y echó una mano a los centrales en las coberturas. Puyol BIEN. Siempre atento a los desmarques de Maris. Sólo se despistó en una ocasión. Marchena BIEN. Firme en los balones largos, también colaboró en la salida del balón. Capdevila REGULAR. Se confió en exceso en algunas jugadas y su aportación en ataque, casi nula. Albelda BIEN. Nunca se complicó y siempre mantuvo su posición para echar abajo el contragolpe rival. Angulo REGULAR. Lo intentó por su banda, pero con poco desborde. Xavi NOTABLE. Controló el ritmo del partido de cabo a rabo. Un buen gol. Iniesta REGULAR. Sufrió mucho escorado en la banda. Luis García BIEN. Aportó mucha movilidad al ataque y no se notó su condición de debutante. David Villa NOTABLE. Gran despliegue físico. Sólo le faltó el gol. Joaquín BIEN. Abrió el campo y llevó mucho peligro por su banda. Xabi Alonso BIEN. Dio frescura y oxigenó al equipo. Soldado BIEN. Buscó el gol y no se arrugó ante la dureza de los centrales. Luis Aragonés BIEN. Resolvió con acierto las bajas de Silva y de Joaquín en el once inicial. Movió a tiempo el banquillo. Letonia (4- 4- 2) Kolinko; Klava, Ivanovs, Zakresevskis, Zirnis; Bleidelis (Andrejs, m. 74) Astafjevs, Laizans, Rubins (Solonicins, m. 65) Verpakovskis y Karslsons (Cauna, m. 89) España (4- 1- 4- 1) Iker Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Albelda (Xabi Alonso, m. 66) Angulo (Joaquín, m. 46) Xavi, Iniesta, Luis García (Soldado, m. 54) y David Villa. Árbitro C. A. Thomson (Esc. Amarilla a Xavi, Marchena, Kolinko y Klava. Goles 0- 1, m. 44: Zakresevskis, en propia puerta. 0- 2, m. 60: Xavi. JULIÁN ÁVILA ENVIADO ESPECIAL RIGA (LETONIA) La selección española dio un golpe de autoridad en Letonia. Resolvió con mucho esfuerzo un partido que debió cerrar con menos apuros. Sólo la falta de puntería en la primera parte y el conservadurismo del rival evitaron una goleada. No fue sencillo sumar los tres puntos. España saltó al campo enchufada. Metió una velocidad alta y arrinconó al rival. Nada novedoso. Lituania deseaba ese escenario de cordero para intentar sorprender al contragolpe. Entregó el balón y el campo de manera descarada y la selección tuvo que ponerse el mono de trabajo para abrir un boquete entre las dos líneas que montó el contrario. El dominio de España fue abrumador. Luis García había rematado contra la portería de Kolinko cuando el reloj no había pasado por el minuto uno. Fue la tónica de la primera parte bajo la batuta de un Xavi que se hartó de tocar y tocar. Ataque tras ataque de España, pero sin encontrar situaciones claras de remate. La buena noticia era que el partido estaba inclinado descaradamente hacia la portería letona, que el peligro era permanente, pero el gol no llegaba. Mal anuncio. La confianza y la euforia inicial se transformó en un principio de angustia. Se perdió la frescura y afloraron viejos fantasmas como el de Belfast. Letonia retrocedió más metros todavía ante el empuje de los españoles y el partido se convirtió en un pim, pam, pum de la selección con balas de fogueo. España movió el balón de Iniesta y David Villa felicitan por su gol a un sonriente Xavi mo el debutante Luis García estaban muy vigilados y el tránsito en la zona de la media punta era un suicidio. El problema de Joaquín en el pie obligó a Luis a meter a Angulo, un hombre muy versátil, aunque con menos recorrido que el extremo puro. Para colmo, cuando en alguna ocasión se encontraba la línea de fondo los centrales se mostraron seguros en los balones desde los costados y en los cruzados y ni Luis García ni Villa se caracterizan por su altura. Pese a la incomodidad del partido, España nunca le perdió la cara. Lo intentó de mil modos, incluso desde fuera del área. Siempre se le ha criticado a esta selección ignorar los disparos desde la frontal y lo cieren ese tramo del encuentro. Casillas fue un espectador y sólo sudó en el sorteo de campos. Xavi fue amonestado en el último minuto y se perderá el partido del miércoles frente a Liechtenstein Se abrió la lata lado a lado de modo muy previsible, con escasa velocidad y sin excesiva profundidad en las bandas, donde apareció Iniesta porque Silva no se recuperó a tiempo. Tanto Villa co- to es que ayer desgastaron las botas de diseño que ahora calzan los futbolistas. El acoso fue total y el gol llegó en una jugada desgraciada de los letones. Un centro de Angulo se envenenó y el balón tropezó en la cara del central Zakresevskis. Nada pudo hacer el portero. El golpe llegó en un momento crítico. Último minuto antes del receso. No hubo noticias de los letones El gol abrió la lata letona en la segunda parte. El partido fue más vivo y se jugó con muchos más espacios porque los locales abandonaron su estrategia conservadora. estiraron las líneas y casi sacan provecho en la empanada inicial de los españoles. El central que había marcado en su portería casi se saca la espina en un remate al segundo palo a la salida de un córner cedido en un error garrafal de Capdevila. Fue el primer aviso. El segundo llegó en una ocasión mucho más clara. Maris, el delantero del Getafe, se quedó solo