Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 CIENCIAyFUTURO DOMINGO 3 s 6 s 2007 ABC PARA NO PERDERSE Para la flora intestinal Los lácteos que incluyen L. casei inmunitis permiten una mejor digestión, y sus fermentos naturales son útiles en las diarreas infantiles pero no protegen el organismo ni hacen frente a las agresiones externas cotidianas como reza la publicidad. La Agencia Francesa de Seguridad de los Alimentos sólo justifica uno de los lemas: participa en el fortalecimiento de las defensas naturales del organismo. Este efecto termina cuando deja de consumirse el producto. Ricos en soja La mayoría de los productos enriquecidos con extracto de soja (zumos, leches fermentadas... tienen un escaso contenido de este ingrediente. Por tanto, aunque las virtudes de la soja son reales, la cantidad no permite aprovecharlas mucho. Por ejemplo, habría que tomar 14 yogures diarios para llegar al aporte ideal. Además de la propia soja se pueden tomar otros alimentos ricos en fitoestrógenos como las legumbres, los cereales y sus derivados. Reductores de colesterol Contienen esteroles, presentes en las frutas, verduras, frutos secos, legumbres y aceites. Cuentan con el respaldo de diferentes estudios que demuestran cómo su consumo diario reduce el colesterol total y el LDL (el colesterol malo) al inhibir parcialmente la absorción del colesterol. Debe advertirse al médico su consumo si además se toman medicamentos para combatir el colesterol. No es apropiado para embarazadas, ni para niños menores de 5 años. Cacaos con vitaminas Se promociona como una alternativa para los niños que no desayunan correctamente por falta de apetito o tiempo para tomar un desayuno equilibrado. Pero los cacaos solubles enriquecidos no sustituyen a un desayuno completo. Las cantidades de cereales y fruta que aportan son muy reducidas. Por cada 20 gramos de cacao se ofrecen 6 gramos de cereales y 4,5 gramos de fruta por cada 20 gramos. No aportan la cantidad de frutas y verduras necesarias. Contra la hipertensión Productos enriquecidos con péptidos lácteos. Estas sustancias tienen capacidad para inhibir la enzima convertidora de la angiotensina de modo similar a los fármacos IECA empleados contra la hipertensión. El propio fabricante advierte de que para conseguir el efecto deseado se debe practicar una dieta equilibrada y reducir el consumo de sal. Sólo está destinado para personas con la tensión alta y siempre tras consultar con su médico. ¿Funcionan los alimentos funcionales? Lácteos que bajan la tensión, margarinas anticolesterol y cacaos con las vitaminas de la fruta... ¿Estrategia publicitaria o realidad científica? Desde el 1 de julio, la UE obligará a la industria a demostrar mediante estudios las propiedades de sus productos POR N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. La farmacia se ha colado en el supermercado y no tiene marcha atrás. Cada vez más productos se enriquecen con sustancias que ofrecen un valor saludable añadido. Son los alimentos funcionales, productos cargados de vitaminas, antioxidantes, ácidos grasos, fibras y sustancias terapéuticas que se han convertido en las estrellas de la alimentación, aprovechando el vacío legal existente. La legislación española no exige a los fabricantes que demuestren científicamente los efectos beneficiosos que publicitan. Una permisividad que ha permitido su expansión, apoyada en mensajes más próximos al prospecto de un medicamento y que no siempre se ajustan a la realidad. A partir del 1 de julio, todo cambiará. En esa fecha entra en vigor el reglamento que establece en toda la Unión Europea las nuevas reglas de juego para la industria que desee promocionar alimentos con etiquetas saludables. El sector de la alimentación tendrá tres años para adaptarse a una normativa que hará más fiables mensajes como 0 en materia grasa light o rico en vitaminas Entre otros requisitos, el reglamento exigirá pruebas científicas que avalen la validez de los atractivos mensajes con los que se promocionan. Productos con aportaciones innovadoras que incidan sobre enfermedades o argumenten efectos sobre la salud infantil deberán aportar las investigaciones que lo demuestren. Se eliminarán mensajes engañosos o confusos y se exigirá que los compuestos funcionales estén presentes en la proporción necesaria para lograr el efecto buscado. Tampoco se podrá utilizar el término light sin justificarlo. Los productos ligeros deberán especificar por qué lo son. Por ejemplo, las patatas light a la vez que se promocionen como ligeras en grasa deberán añadir la cantidad de sal que contienen; o los caramelos 0 en grasa deberán incluir en el mismo tipo de letra la cantidad de azúcar, que los puede convertir en un producto perjudicial. Nada de esto se exige hoy. Los alimentos funcionales triunfan en los supermercados con recetas sencillas que basan el cuidado de la salud en la ingesta de apetitosos preparados con los que ayudas a tus defensas reduces tu grasa corporal o cubres el 50 de tus necesidades de fruta y verdura La Agencia Española de Seguridad Alimentaria, con la ayuda de las comunidades autónomas, se encargará de que las empresas cumplan las nuevas exigencias. Y ya ha empezado a vigilar las nuevas reglas. Recientemente ha pedido la retirada de dos anuncios que promocionaban los efectos saludables del vino, una bebida alcohólica. La normativa ordenará la competencia, premiando a quien innove, y trabaje bien apunta su presidente, Félix Lobo. La mayoría de los nutricionistas defienden una dieta variada para garantizar el aporte de nutrientes adecuado sin recurrir a alimentos funcionales. Dentro de esa dieta completa, algunos de estos productos pueden ser una buena ayuda, pero sólo en determinados casos. Los alimentos funcionales son un progreso que deben ponerse en perspectiva insiste Lobo. El reglamento sacará a la luz los alimentos que realmente funcionan. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) examina periódicamente la composición de algunos Los nutricionistas, y la Fundación Española del Corazón, defienden la dieta equilibrada y el ejercicio físico como la única garantía de salud. Sólo los reductores del colesterol y la tensión pueden resultar un complemento adecuado a la pirámide alimenticia Grasas (margarina, mantequila... Dulces, bollería... Ocasional Carnes grasas, embutidos Ocasional 2- 4 raciones Leche, yogur, queso 3- 5 raciones Aceite de oliva 2 raciones Verduras y hortalizas 3 raciones Frutas Más de 5 raciones Frutas verduras Pan, cereales, patatas, pasta, arroz, cereales integrales 4- 6 raciones ABC ACTIVIDAD FÍSICA Sociedad Española de Nutrición AGUA CONSUMO DIARIO 2 raciones Carnes magras, huevos, pescados, legumbres, frutos secos CONSUMO OCASIONAL PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE