Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 ECONOMÍAyNEGOCIOS Perfil DOMINGO 3 s 6 s 2007 ABC Enrique Serbeto ESCASEZ DE GAS EN BOLIVIA ecuerdan la política de nacionalización de los hidrocarburos del presidente de Bolivia Evo Morales y el trágala que le tocó a Repsol. Pues aunque parezca mentira, ahora que llega el invierno en el hemisferio sur, en aquel país se están preparando para importar gas licuado desde Venezuela, porque calculan que no van a tener suficiente a nada que el clima sea un poco riguroso en los próximos meses. No es que en Bolivia se haya terminado el gas, sino que como el de uso doméstico es muy barato porque está subvencionado, los bolivianos lo venden en las zonas fronterizas de Perú, Argentina o Chile y el negocio es tan bueno que, la producción no da mas de sí. Una bombona cuesta dos euros en Bolivia, pero se vende a diez o a trece de contrabando en los países vecinos. Es una manera curiosa que tienen los bolivianos de repartirse en efectivo los subsidios del Gobierno y de paso beneficiar a los amigos, que también lo compran más barato que en sus mercados locales. No es de extrañar que la demanda de gas doméstico esté aumentando más que la producción. Evo Morales tendrá que comprar gas extra para pasar el invierno, y aunque su amigo Hugo Chávez seguro que le hará un buen precio, tendrá que pagar al menos el coste y después, descontar la subvención, para que el resultado en la calle sea una bombona a un precio políticamente correcto. ¡Quien sabe lo que podría pasar si en Bolivia se encendiese la protesta por el precio del gas! Así no hay manera. Con esta política los bolivianos van a estar toda la vida encadenados a demagogos y a robacarteras, porque no hay reservas de hidrocarburos en el mundo que puedan soportar esta gestión ni país que progrese a base de gastarse el dinero público en intentar moldear la realidad a su gusto. El gas tiene un coste y los bolivianos necesitan carreteras, educación y sanidad para progresar y poder pagarlo con su esfuerzo de hombres libres. Pero Evo Morales solo quiere votos- -o apoyo popular si no le gustan las elecciones- -y quiere comprarlo con el dinero que hace falta para las verdaderas soluciones. Mala receta. R El empresario, nacido en Fontaine- l Évêque (Bélgica) en 1921, posee empresas energéticas, cementeras y de productos de lujo EFE Albert Frère s Multimillonario belga Belga, barón y discreto Ha demostrado a lo largo de sus ocho décadas de vida un instinto empresarial excepcional POR MARIBEL NÚÑEZ CORRESPONSAL BRUSELAS. Albert Frère, millonario belga de 81 años, ha saltado esta semana a las portadas de los periódicos económicos españoles tras hacerse con el 5 de Iberdrola por 2.210 millones de euros. Pero en Bélgica, su actividad empresarial es bien conocida desde hace muchos años, entre otras cosas porque en su dilatada carrera no ha dejado de encadenar éxitos. Frère es el ejemplo, aunque suene a tópico, de empresario que se ha hecho a sí mismo desde la nada. Empezó a vender clavos con su padre en una localidad próxima a Charleroi (uno de las zonas más deprimidas de Bélgica) y, sin tener ninguna titulación especial pero con un contrastado olfato para los negocios, empezó a comprar participaciones en empresas a los 30 años hasta acumular ahora un imperio con un valor aproximado de 1.000 millones de euros. Aunque en los últimos años haya tomado importantes posiciones en el sector energético, empezó en sus negocios en los años 40 en el mundo del acero, de la mano de la siderúrgica belga Carlam. Sin embargo, en un alarde de olfato, vendió sus empresas en los años 70 al Estado belga cuando vió que la crisis del acero se aproximaba. Con el dinero que obtuvo de la venta de las empresas de acero diversificó sus negocios hacia la banca, la energía y los medios de comunicación. En 1981, con la ayuda del financiero canadiense Paul Desmarais, creó el hólding suizo Pargesa, que en 1982 compró el grupo Bruxelles Lambert (GBL) que a su vez, en 2005, se hizo con participaciones en Bertelsmann, alrededor de un 25 que vendió en 2006 por 4.500 millones de euros. Además, GLB tiene también un 3,6 de la petrolera francesa Total, el 8,3 del grupo industrial Suez, el 26,4 de la empresa dedicada a la fabricación de materiales Imérys y el 15 de la cementera Lafarge. Así, y tras esta fulgurante carrera en el mundo de los negocios, el rey Alberto II de Bélgica le nombró barón en 2002. Es el único belga francófono que se encuentra en la lista Forbes de los hombres más ricos del mundo. En los últimos años ha desarrollado también su actividad en el sector del ocio, ya que ha tomado posiciones en el exquisito grupo galo Taittinger, dedicado a la hostelería de lujo y al champán. Y, lo que es más importante, todos sus negocios los ha realizado de una manera tremendamente discreta, lo que da una idea de la personalidad de este belga octogenario al que muchos ciudadanos de este país miran con enorme y profunda admiración. Comenzó en los negocios vendiendo clavos en 1940. Ahora tiene una fortuna de 1.000 millones de euros Federico Aenlle abandona Idea una vez completada la fusión con Master Cadena F. C. MADRID. Federico Aenlle, fundador de la cadena de electrodomésticos Idea, ha anunciado su intención de abandonar la compañía una vez completada la fusión de ésta con Master Candena y Master Kitchen, operación que ha dado lugar a Prometheus, considerado como el líder del sector en España. Este nuevo grupo prevé alcanzar este año una facturación conjunta de 1.400 millones de euros, gracias a su red de 1.820 puntos de venta. Somos el campeón nacional, la alternativa real a las multinacionales que se desarrollan en España aseguró por su parte, Íñigo Pérez Corella, director general de Prometheus Electronic, sociedad que aglutina junto a Idea Electrodomésticos a las marcas de Master. La prioridad del grupo, dijo, es aumentar el número de consumidores que visitan nuestras tiendas y exceder sus expectativas Aenlle recordó la aparición hace ya unos años de un nuevo mercado en el sector de los electrodomésticos que, en su opinión, había que abordar con nuevos planteamientos empresariales e incluso con nuevas empresas Había, entre otras cuestiones, que dar respuesta a compañías como Media Mark, que en su día no encontraron resistencia alguna para entrar en el mercado español, ya que la distribución en nuestro país estaba muy atomizada, con 10.000 tiendas pequeñas carentes de productividad dijo.