Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 3 s 6 s 2007 Empresa ECONOMÍAyNEGOCIOS 51 Fernando Roig venderá este verano Pamesa al BBVA ABC VALENCIA. El presidente de Pamesa Cerámica, Fernando Roig, venderá al BBVA la empresa azulejera en el mejor momento de sus 35 años de historia mediante una operación, a través de una firma de capital riesgo, que se materializará en verano. En una entrevista a Efe, el empresario reconoce que nunca hubiese pensado en llegar a hacerlo -la venta- pero dadas las circunstancias y llegada una situación, la decisión tomada es lo mejor para todos afirmó. Los que compran van a estar satisfechos, el que vende también, así como los que se quedan, por tanto es una buena solución para todos manifestó, tras recordar que sus dos hijos han optado por dedicarse a la vertiente deportiva de las empresas, especialmente el club de fútbol Villarreal. La venta de Pamesa, radicada en Almazora, en la provincia de Castellón- -donde está ubicado el 90 de la industria cerámica española- se llevará a cabo cuando la empresa se encuentra en una situación inmejorable tanto en productividad como en ventas y resultados, que es el momento, a su juicio, en que hay que realizar este tipo de operaciones. Roig se mostró seguro de que la empresa continuará su buena evolución, pues la venta no se debe a motivos de reestructuración ni económica, ni financiera ni laboral Está todo perfectamente reiteró. A principios de febrero, durante la celebración de la feria Cevisama en Valencia, Roig dio un plazo de dos o tres meses para decidir la venta tras el estudio de la oferta presentada. Ahora considera que las negociaciones no son rápidas ni fáciles pero están en el camino y espera que queden cerradas en los próximos meses. Así, aseguró que dentro de dos o tres meses se formalizará la venta a través de Valanza, firma de capital riesgo del BBVA, de tres centros de producción: Pamesa, Cottocer y Compacglass, estas dos últimas de revestimientos cerámicos. Quedan fuera de la venta la filial productiva de Pamesa en Brasil y sus empresas de tierras y arcillas. Fernando Roig, presidente de Pamesa ERNESTO AGUDO O Leary o la revolución en las clásicas tácticas empresariales M. MORATALLA MADRID. Para algunos es un arriesgado rompedor de los esquemas de negocio. Para otros, un payaso sin ética ni moral. Pero todos abren los ojos como platos cuando Michael O Leary, presidente de Ryanair, hace acto de presencia. Vestido de blanco y azabache, con una montera en la cabeza y una capa de torero que anunciaba las nuevas rutas de Ryanair en España, aparecía recientemente el hombre más rico de Irlanda ante los medios de comunicación españoles. Una puesta en escena forzada, pero que no deja de ser un soplo de aire fresco entre el trajeado mundo empresarial. Su estrategia comercial es la provocación, y a ello dedica sus esfuerzos cuando tiene un micrófono delante. Sobre Iberia, piensa que roba a sus clientes y que lo mejor que le puede pasar es que British Airways la compre De Clickair, dice que no puede considerarse una compañía de bajo coste teniendo en cuenta sus precios Respecto a Easyjet, su mayor competidora en el segmento low cost afirma que acabará absorbida por alguna gran aerolínea europea, pues en el continente no hay espacio para dos aerolíneas de bajo coste O Leary dispara a todo lo que se mueve, con una actitud a medio camino entre la sinceridad y el puro márketing. La estrategia de márketing de O Leary siempre sorprendeCHEMA BARROSO Sobre la demanda que Iberia presentó contra Ryanair en abril- -por invitar a los barceloneses a manifestarse contra la aerolínea española en la plaza de Cataluña a cambio de viajes gratis- -aseguró sentirse agradecido y muy feliz con ella, porque la mejor publicidad es cuando nos demandan Pero debajo de esa máscara de provocador o perturbado se esconde un intuitivo hombre de negocios que cogió una pequeña aerolínea irlandesa en 1994 y la convirtió en el gigante del transporte aéreo que es hoy en día. Es enemigo de los sindicatos (no reconoce su representatividad) de los ecologistas (que piden que Ryanair se comprometa a emitir menos CO 2 a la atmósfera) y de todos aquellos que pretendan encarecer mediante tasas o convenios el producto final que ofrece. Sus trabajadores le acusan de defender la precariedad en su plantilla para ahorrar costes, y O Leary no lo niega: en enero inició una acción judicial contra Francia para, algo inaudito, evitar que su aerolínea tenga que aplicar el derecho laboral galo- -muy protector- -a sus trabajadores en territorio francés. Indiferente a las criticas, O Leary asegura que la opinión pública defiende su modelo porque lo único que les importa es poder volar a bajo precio Y el provocador sigue con sus bravatas: en unos años llevaremos viajeros de Europa a Estados Unidos por 10 euros Viajes a EE. UU. por 10 euros