Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 3- -6- -2007 INTERNACIONAL 43 Primera visita oficial a España El secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, emprende hoy una gira que incluirá su primera visita oficial a España y en la que también asistirá en Panamá a la apertura de la XXXVII Asamblea General de la OEA y a una cumbre del G- 8 en Alemania. El martes, en España, será recibido en audiencia por el Rey, y después mantendrá un reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. La estancia en la capital española también incluirá una visita a la sede de la Organización Mundial de Turismo (OMT) que forma parte de Naciones Unidas. En Panamá se reunirá con el presidente, Martín Torrijos, Ban concluirá la gira en la cumbre del Grupo de los Ocho (G- 8) que tendrá lugar en la localidad alemana de Heiligendamm el 7 y 8 de junio, donde se reunirá con mandatarios de ese grupo. jugado un papel constructivo muy importante para ayudar a los iraquíes en el gobierno en cuanto a facilidadades políticas, papel social y económico. Nuestras actividades han estado muy constreñidas por las situación sobre el terreno, pero después de que fui a Irak y vi la situación por mis propios ojos estoy considerando ahora cómo podemos hacer otras contribuciones para incrementar nuestra presencia allí. ¿Cree que la Alianza de Civilizaciones puede servir para detener la amenaza del terrorismo islámico? en su despacho de la sede de la Organización de Naciones Unidas en Nueva York fendido es el principio de no impunidad. Eso es muy importante. No estoy de acuerdo con que esto sea una interferencia en asuntos internos. las autoridades iraníes se sigan involucrando en negociaciones con la comunidad internacional, particularmente con la Unión Europea. Me ha frustrado que no haya resultados concretos en las negociaciones entre Irán y la UE. -Estoy muy preocupado por la actual violencia sectaria en Irak pero al mismo tiempo me sentí reconfortado por el fuerte apoyo que vi el mes pasado en la conferencia de países vecinos de Irak, celebrada en Sharm al- Sheij (Egipto) En lo que concierne a la comunidad internacional, hemos demostrado un fuerte apoyo y solidaridad. Es también muy importante que el gobierno iraquí se involucre en un diálogo político con los diferentes líderes. -El director general de la OIEA, Mohamed El Baradei, ha dicho que Irán no es una amenaza inminente, pero EE. UU. actúa de una forma parecida a como lo hizo antes de invadir Irak. ¿Cree usted que esta crisis puede saldarse con el diálogo, como en Corea del Norte, o acabará como Irak? -Espero vehementemente que Hay una revisión de la Constitución que ha sido enviada al parlamento iraquí. Espero que con este proceso el gobierno iraquí pueda restaurar la ley y el orden. -El pasado 23 de marzo el mundo vio una reacción muy humana de usted cuando se asustó ante la cercanía de una explosión en la Zona Verde de Bagdad. ¿Le hizo eso entender mejor cómo viven los iraquíes día a día? -No es exacto que EE. UU. haya estado presionando a la ONU para que incrementemos nuestro papel allí. La ONU ha -EE. UU. está presionándole para incrementar la presencia de la ONU en Irak. ¿Cree que se puede dar en las actuales condiciones de seguridad? MODESTO Y ASTUTO Ban Ki- moon era la segunda opción para la mayoría de los países, pero poco a poco se adelantó sigilosamente a fuerza de no disgustar a ninguna de las potencias M. G. NUEVA YORK. Se decía que después de un díscolo como Kofi Annan, en lo que coincidían todos los poderosos del mundo era en buscar un hombre de modestas dimensiones aseguró James Traub en su libro Las Mejores intenciones Ban Ki- moon elige cuidadosamente cada una de sus palabras para no molestar a nadie. Su rostro infantil oculta tanto la edad- -va a cumplir 63- -como sus intenciones, bajo una media sonrisa inescrutable. Bajito, delgado, de aspecto frágil e incapaz de levantar la voz a nadie, sus críticos le han desdeñado como un hombre sin carácter que no dará la talla para el trabajo más imposible del mundo como lo definió Annan. Educado en la diplomacia asiática, en la que ha afinado sus tácticas de mediador armonioso, Ban no tiene prisa en demostrar que algunos se han pre- UN DIPLOMÁTICO cipitado al juzgarle. Puedo parecer blando por fuera, pero tengo un fuerza interior para cuando es realmente necesario ha dicho en alguna ocasión. Durante los meses que duró su campaña para alcanzar el puesto de secretario general de Naciones Unidas se limitó a presentar sus pensamientos con humildad y escuchar los puntos de vista de los otros sobre los retos que enfrenta la ONU y el mundo pero según confesó después, mientras todos creían que le entrevistaban, era él quien aprendía de ellos. Esa astucia tan malentendida en Occidente es la que le hizo el candidato favorito de Estados Unidos. Educado en Harvard, inspirado para su vocación por el mismísimo presidente John F. Kennedy, al que conoció tras ganar un concurso de orador con la Cruz Roja, se le tacha de proamericano. Él, pragmático como es, no se molesta en negarlo. Sabe que sin Estados Unidos no podrá sacar adelante su agenda del multilateralismo eficaz con la que quiere distinguirse. Y en esto tiene ideas que no gustan en Washington, como ampliar el Consejo de Seguridad. Entre sus credenciales ofrece sus dotes de trabajador infatigable, el talento negociador que aprendió como ministro de Asuntos Exteriores de su país, el conocimiento de la institución para la que ya empezó a trabajar en 1975, y una honestidad intachable con la que cubrir las manchas de corrupción y nepotismo que dejó su predecesor. Se define como un cristiano no confesional, pero las fotos de su visita al Vaticano inundan su despacho. Su interés por barajar culturas es el mayor activo que encontrará Zapatero para su Alianza de Civilizaciones. -Su mandato acaba de empezar, pero cuando acabe, ¿cómo le gustaría que se le recordase? -Estoy igual o más preocupado que cualquier otra persona del mundo por el deterioro de la situación en Darfur. Por eso he hecho de este tema la prioridad más importante de mi agenda. Ahora estoy poniendo mi mayor esfuerzo en que se despliegue una operación híbrida y elevar el proceso de diálogo político. Aunque ha sido lento y doloroso hemos hecho algunos progresos. Quiero tener algún espacio político para poder emprender el diálogo y las consultas con el gobierno sudanés. Estoy casi en el paso final de obtener un acuerdo sobre la propuesta conjunta que se enviará a Sudan para desplegar operaciones híbridas, y en la etapa de captar para el proceso político a todos los líderes del movimiento rebelde. Voy a acelerar este proceso para que antes de agosto podamos entrar en negociaciones con todas las partes involucradas. -En relación a Darfur, EE. UU. quiere endurecer las sanciones contra el gobierno de Sudán, pero usted ha pedido más tiempo para las negociaciones. Entre tanto la gente sigue muriendo. ¿Qué le hace pensar que podemos seguir esperando? -Alabo la iniciativa del gobierno español, junto con el gobierno turco, de iniciar la Alianza de Civilizaciones. A través de ella esperamos que la comunidad internacional sea capaz de involucrarse en un diálogo con el que construir un puente entre las culturas para eliminar los malos entendidos entre los pueblos. Es absolutamente necesario en este momento en que la comunidad internacional ha sufrido de una falta de entendimiento y aprecio de otras culturas. -Como el secretario general que ha establecido una organización de Naciones Unidas eficaz, responsable y transparente. Como un hombre que ha cambiado el estilo de trabajo en la ONU y también, muy importante, por haber contribuido a los esfuerzos de la comunidad internacional para enfrentar el cambio climático y hacer del planeta Tierra un lugar mejor para las generaciones futuras.