Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA El acoso nacionalista a Navarra DOMINGO 3 s 6 s 2007 ABC El PSOE, decidido a pactar con Nafarroa Bai Tras el visto bueno de Zapatero y pese al no de UGT y de otros dirigentes, el PSN impulsará un acuerdo de gobierno MANUEL ERICE MADRID. No hay decisión oficial, pero el acuerdo de gobierno entre el PSN- PSOE y la coalición de fuerzas anexionistas, Nafarroa Bai (Aralar, EA, PNV y Batzarre) es cuestión de pocos días. La noche del viernes, la ejecutiva de los socialistas navarros, previo visto bueno de Zapatero, dejó apuntado ya su respaldo, por amplia mayoría (no hubo votación, sino opiniones) al pacto con los partidarios de la unión de Navarra y el País Vasco. La decisión formal y la ratificación por la dirección federal del PSOE se producirán previsiblemente el sábado, día 9, a una semana de la constitución de la Cámara Foral, aunque en medio se escenifiquen conversaciones con todos los partidos, incluida UPN. La reunión de los socialistas navarros fue más trascendente del no se ha decidido nada con el que su secretario general, Fernando Puras (sucesor del más navarrista y defenestrado por Ferraz, Carlos Chivite) intentó despacharla a su término. En concreto, lo que la dirección del partido pretendía era comprobar el grado de rechazo a un pacto que sabe que puede levantar ampollas en el sector más navarrista del partido, extremo que también preocupaba en Ferraz. participar en gobiernos que cuestionen el estatus de Navarra y la promesa de no formar gobierno si el partido no era la segunda fuerza de la Comunidad, como así ha ocurrido. Además, en el transcurso de la ejecutiva pesó mucho la opinión de que había que castigar a UPN por sus críticas al PSN, consideradas como agresiones y ofensas por su ambiguo discurso sobre los pactos. El hecho es que la reunión de Pamplona agiliza la aplicación de un plan prediseñado antes de las elecciones. Aunque de puertas afuera la estrategia orquestada por Ferraz y el PSN es la de dar una apariencia de reflexión para que la digestión del acuerdo en Navarra resulte menos pesada y descargue de responsabilidades a Zapatero, el hecho es que no hay marcha atrás. Aunque el retroceso ha sido serio en comunidades como Madrid y Valencia y aunque en Navarra UPN no se ha debilitado y se ha quedado a las puertas de seguir gobernando, el PSOE mantendrá su estrategia de aislar al PP (UPN) hasta el punto de que en Navarra se ofrecerá también a su socio, el CDN, su participación en el ejecutivo, en una especie de búsqueda de cómplices. El presidente del Gobierno está de acuerdo a pesar de la opinión contraria de destacados dirigentes del partido por el alto coste que podría suponer en las generales. Precisamente, el análisis realizado los últimos días por el núcleo de poder más cercano a Zapatero ha ido encaminado a ponerse la venda antes que la herida y presentar el entendimiento con el anexionismo en pequeñas dosis. Aunque sus palabras no tuvieron repercusión en el fragor de la batalla electoral, fue el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, el primero en espantar los fantasmas de un acuerdo con Nafarroa Bai horas después de cerrarse las urnas. En una semana cargada de mensajes velados, todos de respaldo a esta tesis, la vicepresidenta del Gobierno lanzó su apoyo al pacto de PSN y Nafarroa Bai el viernes tras el Consejo de Ministros. El correspondiente acuerdo en el Ayuntamiento de Pamplona, que Nafarroa Bai exige a cambio de entregar la presidencia a Puras pero que obligaría a aprovecharse de los dos votos de ANV Batasuna, es lo que quita el sueño a los socialistas. Para muchos, sería el paso de una aventura arriesgada a una simple provocación. Ferraz comprobó el viernes que no existe un fuerte rechazo al pacto en la ejecutiva del PSN En sus intervenciones, la mayoría de los miembros de la dirección del PSN se mostraron a favor de un gobierno con Nafarroa Bai. Las intervenciones en contra no sólo fueron minoritarias, sino que no se mostraron demasiado proclives a remar contra el paso que marca José Blanco. De momento, parecen quedar en el olvido las consideraciones de campaña de no Gobierno anti UPN Los candidatos de Nafarroa Bai, Patxi Zabaleta y Uxue Barcos, en la reunión que mantuvieron el pasado jueves EFE