Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA DOMINGO 3 s 6 s 2007 ABC El abogado del etarra De Juana dice que ya tiene el alta, pero Prisiones lo desmiente El letrado batasuno Álvaro Reizabal instó ayer en un artículo publicado en Gara a que el ex pistolero del comando Madrid sea trasladado ya a su domicilio ABC MADRID. El abogado del preso de ETA José Ignacio De Juana Chaos, Álvaro Reizabal, aseguró ayer que su cliente ha recibido el alta hospitalaria y que, por tanto, no cabe sino cumplir lo ordenado y que pase a su domicilio Instituciones Penitenciarias, sin embargo, reiteró ayer que no ha recibido ningún documento que acredite ese alta médica y, por tanto, no hay novedad en la situación del recluso. El caso De Juana parece haber entrado en una fase marcada por la confusión, cuando no el oscurantismo, preludio, quizá, del inminente traslado a su domicilio. Mientras Instituciones Penitenciarias insistía en la tarde de ayer en que no hay novedades al respecto, el letrado Reizabal aseguraba, en un artículo publicado en Gara que De Juana ha recibido ya el alta hospitalaria, pero no el alta médica, porque tiene que seguir acudiendo al hospital a controlar su evolución y seguir el plan de recuperación El abogado recuerda que el pasado 28 de febrero la Dirección General de Instituciones Penitenciarias estableció que después de causar alta permanecerá en su domicilio, con el horario que se determine Así pues, Reizabal considera que la situación actual, lógicamente estaba prevista y resuelta de antemano, por lo que no cabe sino cumplir lo ordenado y que pase a su domicilio en la forma que se establece Dicho esto, advertía en el artículo de Gara que cualquier otra decisión supondría volver a las andadas y enredar peligrosamente un problema que podría estar en vías de solución Sin embargo, fuentes de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias desmintieron haber recibido ninguna notificación por parte del Hospital Donostia de San Sebastián acerca del alta de De Juana Chaos, del cual aseguraron no tener constancia Por lo tanto, las mismas fuentes insistieron en que no hay variación en la situación del preso, que se encuentra en régimen de prisión atenuada, y expresaron sus dudas sobre que este fin de semana Prisiones fuera a recibir alguna notificación del Hospital Donostia. No obstante, en el caso de reci- Sin novedad El preso de ETA José Ignacio De Juana Chaos birla se tomaría una decisión inmediata sobre el futuro del etarra. Mientras, ayer se mantenía el clamor en contra del traslado del pistolero del comando Madrid a su domicilio. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Conferencia Española de Policías (CEP) exigieron al Gobierno claridad con respecto a la situación de De Jua- POOL na. Sin embargo, el coordinador de IU, Gaspar Llamazares, se mostró a favor de mantener ese régimen de prisión atenuada una vez se confirme el alta hospitalaria, por sus condiciones personales y de salud y cuando la pena de tres años de prisión que cumple en la actualidad por un delito de amenazas responde a una sentencia, dijo, forzada NAVARRA: SE CRUZAN LOS CAMINOS Nafarroa Bai recuerda mucho más a una agrupación de vecinos creada con el fin de promover la instalación de una guardería pública, que a un partido han sido demasiado halagüeñas. Fernando Puras, jefe de los socialistas navarros, se ha dedicado a lanzar un mensaje perfectamente increíble. Puras se ha comprometido de modo solemne a dejar intacto el marco foral navarro. Pero no ha excluido un pacto de gobierno con Nafarroa Bai. Esto, como acabo de decir, no es serio, esencialmente porque Nafarroa Bai no constituye un partido en la acepción convencional de la palabra. Los partidos normales son organismos estables animados por el anhelo de tocar poder dentro de los márgenes que les permite un ideario altamente flexible. Lo último significa que esos partidos están en situación de recomponer sus programas con objeto de alojar a la formación que necesitan para integrar una mayoría. Los acuerdos se cierran sobre la marcha, y afectan más a parcelas de influencia y a detalles sobre la captación del presupuesto, que a los símbolos. La prenda suele ser, las más de las veces, una cartera sabrosa o un canje de apoyos a distintos niveles de la Administración. Nafarroa Bai no responde a este perfil. Se trata de una coalición de siglas dispersas a las que une un solo propósito: la Anschluss de Navarra, es decir, la incorporación de ésta al conglomerado vasco. Desde un punto de vista funcional, Nafarroa Bai recuerda mucho más a una agrupación de vecinos creada con el fin de promover la instalación de una guardería pública, que a un partido. Es obvio que la agrupación de vecinos se desautorizaría radicalmente si renunciara a su pretensión monográfica por una concejalía de urbanismo u otra sinecura cualquiera. Por lo mismo, resulta en extremo improbable que Nafarroa Bai fuera a contentarse con intercambiar cromos en materia de política social o sanitaria. Esto sólo se lo cree el señor Zabaleta, o para ser más exactos, ni siquiera él. El caso resulta tanto más delicado, cuanto que los electores socialistas han tomado al pie de la letra que no se alterará el estatus de Navarra. El incumplimiento de esta expectativa Álvaro Delgado Gal Navarra se ha convertido en la encrucijada de caminos que muchos temían. La caída del partido de Cruz Alli, no compensada por un aumento suficiente de UPN- -que pierde un escaño, a pesar de haber aumentado en votos absolutos y también en porcentaje- otorga la llave de la situación a los socialistas. Será importante comprobar qué resuelven éstos al cabo, por dos razones. La primera, claro, es que está en juego el destino de Navarra. Pero hay más. El lado hacia el que oscile el PSN nos suministrará noticias de gran calado sobre la naturaleza del llamado proceso de paz conducido con escandaloso ocultismo por el presidente del Gobierno. Hasta ahora, las señales no envolvería, en consecuencia, un pecado de lesa democracia: nos encontraríamos con que se ha entrado en una conspiración para defraudar al 70 de los navarros, un porcentaje que comprende a la práctica totalidad de quienes han elegido la papeleta con el puño y la rosa. Sanz y Rajoy, por cierto, han reaccionado bien. Después de una campaña muy bronca, orientada a conseguir la mayoría absoluta, acaban de ofrecer a sus rivales un pacto de legislatura. Los socialistas han respondido con evasivas que equivalen a un no todavía provisional. ¿Cómo interpretar esto? La primera lectura es que existe una agenda secreta que fuerza la mano de Zapatero y que hace inevitable el pacto con Nafarroa Bai. La segunda es que los costes de la alianza serían fatales para el futuro del PSOE en Navarra y también a escala nacional, y que se concluirá por aceptar la oferta de UPN. La tercera hipótesis, más sibilina, es que Zapatero no renunciará a su proceso pero intentará minimizar costes eligiendo una vía intermedia. Sostendrá a UPN hasta que se celebren las elecciones, para denunciar luego el acuerdo y juntar garbanzos con Nafarroa Bai. A la tercera conjetura le pasa lo que a las tesis maquiavélicas en general: que suena mejor al principio, que examinada con un poco de detenimiento. En efecto, no está escrito en ningún sitio que el PSOE vaya a ganar las siguientes generales. Y mucho menos, que Zapatero consiguiera conservar el poder en el partido en la contingencia de una derrota. Las seguridades que se dieran a ETA habrían de ser, por tanto, seguridades en diferido, y condicionadas además a circunstancias inciertas. ETA ha demostrado repetidamente que su capacidad para el pasteleo y las medias tintas es sumamente limitada. Dudo, haciendo balance, que el proceso pudiera sobrevivir a una maniobra del género que se sugiere. Las espadas, no obstante, siguen en alto. Sólo una cosa podría esclarecer del todo la situación: que UPN, haciendo ostentación de una magnanimidad extraordinaria, le tomase la palabra a Puras y le prometiera la presidencia de la Comunidad. Una respuesta positiva de los socialistas daría al traste con el desgraciado proceso de paz. Una negativa confirmaría, incontrastablemente, las peores suposiciones que se han adelantado sobre aquél, y pondría al PSOE en un trance de máxima tensión interna. Pero la política es la política, y no parece pensable que UPN vaya a solicitar el alta en el martirologio nacional.