Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 2 s 6 s 2007 Tribuna Abierta AGENDA 59 Pedro Crespo de Lara Escritor FERNANDO SUÁREZ INGRESA EN MORALES Y POLÍTICAS A oratoria o el arte de persuadir y deleitar mediante la palabra significante y bien dicha ha perdido el nivel que tenía en España en las postrimerías del siglo XIX y primer tercio del XX. La decadencia afecta incluso a las profesiones que requieren hablar bien: abogados, políticos, parlamentarios, profesores, periodistas... ni siquiera estos distinguidos profesionales cumplen, en general, como cabría esperar, las condiciones que ya Aristóteles y Cicerón exigían al orador. Estas son no sólo el conocimiento de la gramática y la pronunciación sino la educación del gesto, el temple de la voz, el movimiento del cuerpo, los silencios, amén de los requisitos morales: ¿se puede hablar bien pensando mal? ¿se puede pensar mal y hablar bien? La lengua de la calle y la de los jóvenes, sobre todo, es pobre y plagada de palabras mal sonantes y hasta blasfemias que no vienen a qué. En los medios audiovisuales hay programas excelentes, pero mucha vulgaridad y concesiones vergonzosas a la chabacanería. No es este tiempo de oradores, ciertamente. entre tanta penuria retórica, de vez en cuando, suceden en el mundo cultural acontecimientos que rayan a la altura de las glorias añoradas. Tal, la ceremonia de recepción de Fernando Suárez González en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, recientemente ocurrida. A las siete en Sin perder el ritmo de las frases verbales y con ligeros movimientos del torso repartía, oportunamente, miradas a derecha e izquierda y con una y otra mano, que desprendía levemente del papel, matizaba o enfatizaba la dramática exposición del tema L Pero punto de la tarde el presidente, en funciones, Juan Velarde Fuertes, pronunciaba las palabras sacramentales que abren la ceremonia. Los académicos de turno introducen al recipiendario en el salón de sesiones. De pie en la tribuna, Fernando Suárez, realzada su alta estatura por el frac académico, la cabeza erguida, el pelo entero veteado de plata, y la frente osada del hombre público, empieza su discurso. El auditorio, compuesto principalmente de académicos, universitarios, políticos y otros personajes de la sociedad y la cultura y una lucida representación de León, ciudad natal de Suárez, rebosaba el salón principal y se repartía por las salas vecinas, donde se seguía el acto por televisión. puede mirar a los que le escuchan y observar los efectos que sus palabras van produciendo. Las manos sosteniendo el texto pierden libertad de movimiento. Una cosa y otra restan eficacia a la comunicación entre el orador y su público. No obstante, el que es orador lo es también cuando lee. Con voz robusta y bien timbrada recitó Fernando Suárez, de cine su guión. Durante cincuenta y cinco minutos mantuvo a los oyentes en profundo silencio mientras desarrollaba con impecable dicción una pieza maestra de historia política- legislativa sobre La huelga: un debate secular Sin perder el ritmo de las frases verbales y con ligeros movimientos del torso repartía, oportunamente, miradas a derecha e izquierda y con una y otra mano, que desprendía levemente del papel, matizaba o enfatizaba la dramática exposición del tema, jalonada de nombres sonoros y hechos históricos de los dos últimos siglos de España. Hasta el vaso de agua, que aliviaba su garganta, entraba en el juego armonioso de palabras y gestos del virtuoso hablador. cartel de la tarde figuraba otro orador de rumbo, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, quien enchisterado, en buena compañía y a pie, hizo el camino desde su casa, al otro lado de la calle, a la plaza de la Villa, donde está la Academia. Herrero y Rodríguez de Miñón, aunque atenido estricta- mente a su papel de dar la bienvenida al nuevo académico, lo hizo con su natural brillantez. Brilló al calificar a Fernando Suárez como distinguido universitario, prócer político y hombre ético. Brilló al valorar sus merecimientos como partero de la Transición y actor con medio siglo de ejercicio en la Administración, en el Gobierno, en el Parlamento y en la negociación internacional. Brilló al afirmar que el Poder, misterioso Minotauro de congénita ingratitud, rehuyó, desaprovechó y hasta agredió a Fernando Suárez, un político no motivado por la voluntad de poder, sino un hombre ético motivado por el servicio a determinados valores, cuya consecución importa más que el poder mismo. Y al recordar la tenacidad con que Suárez ha defendido la democracia interna de los partidos, dejó bien señalado el rechazo como coste político de tal conducta. Que lo demoníaco del poder sabe vengarse de quienes pretenden uncir al Minotauro al servicio de valores objetivos Brillante Enel sos se leen. No es la lectura lo propio del orador. Al fijar los ojos en el papel, el que habla no Enlasacademiaslosdiscur- estuvo Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón al responder con tres reflexiones propias a la invitación que hacía Suárez a sus oyentes en su aséptica descripción, las cuales no puedo registrar en esta reseña, que ya rebasa la brevedad debida. En resumen, la Academia ha premiado el valor ético y sapiencial de don Fernando Suárez y ha recordado que en la docta casa de la plaza de la Villa, además de las ciencias que le dan nombre, se cultiva, todavía, el arte de bien decir y embellecer la expresión de los conceptos. ESQUELAS D. ROSA CABRERA DODERO FALLECIÓ EN MADRID EL DÍA 29 DE MAYO DE 2007 D. E. P. Su esposo, Francisco Torres- Muñoz Barquín; hijos, Laura, Paloma y Borja; hijos políticos, Alberto Fermoso y Niamh Callanan; nietos, Borja, Álvaro, Jorge, Paloma, Jaime, Inés, Lucas, Marta y Alejandro; su hermana, Josefina; hermanas políticas, sobrinos y demás familia RUEGAN una oración por su alma. El funeral por su eterno descanso tendrá lugar el próximo jueves, día 7 de junio, a las diecinueve treinta horas, en la parroquia de San Jorge (calle Padre Damián, 22) de Madrid. (2) DOÑA CELIA PUEYO BONIAS VIUDA DE GALIANAS FALLECIÓ EN MADRID EL DÍA 23 DE MAYO DE 2007 D. E. P. Su hijos, Cuca y Sergio Galianas Pueyo, y demás familia AGRADECEN una oración por su alma. El entierro se celebró en la intimidad. El funeral se celebrará el martes, día 5 de junio, a las veinte horas, en la parroquia Sagrados Corazones (plaza Sagrados Corazones- junto al Santiago Bernabeu) de Madrid. (2)