Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 2- -6- -2007 MADRID 55 AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano LOS GEMELOS aquito y Carlitos eran los gemelos de la novillada de Palha del jueves en Madrid. Gemelos bajo palabra de honor. Como el trapío de la corrida, aunque los revisteros bebidos de la vista doble jurarían que vieron toros serios, con trapío y cuajo. De la pena de los gemelos se desmayó mi vecina de localidad, que abultaba como toda la novillada de Palha junta y que, al volver en sí, se sacaba del sostén una pata de conejo y la besaba. ¡Vaya par de gemelos! exclamaban con dejo de Lina Morgan los claquistas de Palha, y los ojos de los circunstantes se iban a los epidídimos de Paquito y Carlitos, que eran dos zapatos (los novillos, no los epidídimos) de raso. El bluf de Paquito y Carlitos ha venido a hacer justicia poética con otro bluf el de Simancas y Sebastián, los otros gemelos estoqueados en Madrid. Los rapsodas de progreso han puesto lo mejor de sí mismos en el gorigori de los caídos, que vuelven a la Universidad. La moraleja es: En España, el que vale, vale, y el que no, a la Universidad Nuestra Universidad, al fin y al cabo centro de acogida de Simancas y Sebastianes, está llena del complejo personal de cada profesor, igual que nuestro teatro, según Pemán, está lleno del complejo personal de cada autor: la inferioridad de hijo natural de un duque en Tirso, la amargura de su joroba y sus fracasos en Alarcón, la melancolía del rapto de su hija por un galán llamado Tenorio en Lope... ¿Qué familia enviaría a sus hijos a la Universidad para que fueran unos perdedores como Simancas y Sebatián? El socialismo zapateril busca jefes izquierdistas para Madrid. El más natural, sería Calderón me llamo Calderón y doy suerte el del Madrid. Tiene carisma (con él no hay ni que contar los votos) va de elefante blanco por la vida y acaba con la oligarquía financiera del ladrillo en menos de lo que tarda en persignarse un cura loco. Al menos, ése fue el tiempo que tardó en gastarse en pivotes todo el dinerazo que la oligarquía financiera del ladrillo tenía guardado en el cajón. Y Kaká ahí está: ¿se han fijado en la cara del funambulista del Bernabéu? P David King, coleccionista e investigador, posa delante de algunas de las fotografías de la exposición Ordinary Citizens res, habitados sólo por pantallas de televisión o de ordenador, así como museos de historia natural. Su obra ha sido expuesta en galerías de Nueva York, Los Ángeles, Vancouver, Londres y Roma. En ambos casos, las fotografías se exponen en formato grande y mediano, dos opciones que favorecen la presentación y mirada hacia sus obras. EFE Archivo de la Lubianka En este viaje que propuso ayer el festival PHotoEspaña continuamos con la sala superior del Teatro Circo Price. Abandonando los espacios reinventados, las figuras gigantes y los ambientes iluminados nos sumergimos en el horror y el terror que transmiten los rostros en blanco y negro de 107 personas víctimas de la dictadura estalinista, todas ellas declaradas culpables y fusiladas. Es Ordinary Citizens una producción del Centro Andaluz de la Fotografía, que reúne imágenes procedentes de las colecciones Memorial Society de Moscú, David King Collection de Londres y Reinhard de Berlín. Estas fotografías, inéditas en Occidente, han permanecido ocultas durante décadas en la Lubianka, sede de la policía secreta en el corazón de Moscú. Ahora cobran de nuevo luz- -no en vano fueron realizadas con luz natural, a diferencia de otras fichas policiales- -y muestran al visitante una extensa gama de expresiones y Fotografía titulada Pond de la alemana Julia Fullerton- Batten, premio HSBC de fotografía 2007 emociones. Del terror a la ira, pasando por el desprecio, el desafío o, incluso, la sonrisa, estos rostros dejan de ser anónimos y se acompañan con datos básicos de cada uno de ellos. De esta forma componen una pequeña reseña policial de los interrogatorios realizados a personas detenidas bajo acusaciones falsas y condenadas a muerte durante la dictadura de Stalin, de 1920 a 1953. Y sólo a unos pocos se les rehabilitó su memoria... El periplo fotográfico de ayer concluyó en un espacio singular, una antigua cámara frigorífica para ganado. Y es que Matadero Madrid, aprovechando esta edición de PHotoEspaña, inauguró su nueva sala Abierto por obras con la exposición Muta Matadero del colectivo de fotógrafos Nophoto. ABC Se trata de una muestra que documenta la transformación que ha sufrido el matadero y el propio barrio de Legazpi, sus gentes y trabajadores. Para ello se apoya en imágenes de archivos oficiales, álbumes familiares, documentos personales, instantáneas y vídeos. Más información sobre el festival en la página web www. phedigital. com