Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID SÁBADO 2 s 6 s 2007 ABC La madre de Leganés pide a los políticos que no le quiten a sus hijos M. I. SERRANO MADRID. Concepción G. R. la madre de Leganés en huelga de hambre desde el lunes para exigir ayudas económicas para ella y sus dos hijos menores de edad, ha escrito una carta a los políticos- -en especial a Rodríguez Zapatero y a Rajoy- -explicando los motivos de su postura y para pedir que no me quiten a mis hijos de mi lado Escribe Conchi del puro dolor que siento ante la inhumanidad total y absoluta que demuestran esas mismas personas que no hace mucho decían que mi voto era importante Incluso ha recriminado al alcalde de Leganés, Pérez Ráez (PSOE) por no recibirla. Lo cierto es que esta madre, enferma y con una minusvalía de casi el 60 por ciento debido a malos tratos, ha visto cómo le cortaban el agua y el gas. Ahora teme perder el piso- -del Ivima y adjudicado por necesidad- -por impago así como la custodia de sus dos hijos. El Ayuntamiento de Leganés asegura que Concepción no ha estado desamparada y apunta que en diciembre de 2006 fue citada por los Servicios Sociales ante las ausencias reiteradas de los menores al colegio Concepción asegura en su carta a los políticos que no quiero pecar de soberbia pero que todo el mundo sepa que ahora mismo soy una leona protegiendo a mis cachorros, mis dos hijos, mi vida, todo PHotoEspaña viaja al sur de la ciudad El Festival Internacional de Fotografía y Artes Visuales continúa su viaje por la ciudad y ayer dirigió sus pasos al sur. El Teatro Circo Price y Matadero Madrid fueron las principales paradas de una jornada que mostró documentos inéditos y avanzó modernidad POR MABEL AMADO MADRID. La décima edición de PHotoEspaña ha servido para inaugurar un nuevo e insólito espacio expositivo en la ciudad. El Teatro Circo Price, erigido para devolver el brillo perdido a una antigua disciplina artística, aspira también a convertirse en referente cultural de Madrid. Así, ayer el interés no se centró en su carpa circense, sino en sus salas expositivas. Éstas abrían por primera vez sus puertas de la mano de PHotoEspaña. Y lo hacían con dos de las exposiciones más interesantes de su programación: Premios de la Fundación HSBC para la Fotografía y Ordinary Citizens Comencemos este viaje con Julia Fullerton- Batten y Matthew Pillsbury, los dos fotógrafos galardonados por la Fundación HSBC en esta edición. Como recordó Chantal Nedjib, delegada general de la Fundación, este premio reconoce anualmente el trabajo de dos fotógrafos que todavía no han publicado su trabajo y consiste en la coedición- -junto con la editorial Actes Sud- -de su obra, además de una exposición que recorrerá cinco ciudades europeas. Madrid ha sido su primera parada- -después viajará a Arlés, París, Nueva York y Lyon- -y desde ayer los visitantes pueden admirar el trabajo de Julia Fullerton- Batten y Matthew Pillsbury. Unas obras que, según reconoce Alain Sayag, encargado de seleccionar a los finalistas del premio, consiguen unir la ambigüedad y la fuerza artística que quedan reflejadas en los objetos que acompañan a las personas La alemana Julia FullertonBatten es una de las más firmes promesas de la fotografía comercial de su país y ya ha recibido numerosos galardones. No en vano, sus imágenes han sido expuestas en destacados centros de arte y en festivales internacionales. Por su parte, la obra del francés Matthew Pillsbury retrata espacios íntimos, privados, como los que ocupan sus congéne- Absentismo escolar En cuanto al absentismo escolar, ella escribe: Señores políticos de este país: lo volvería a hacer. Ha sido la forma de protegerles Ustedes- -señala- -no se han preocupado del frío que hemos pasado sin gas, de no poder calentar un simple sobre de sopa de pollo... Esta madre asegura que el absentismo escolar de sus hijos no es tal. Uno se asea con agua caliente, sobre todo si dos niños padecen asma y bronquitis Conchi insiste en que las faltas al colegio han sido por enfermedad Fotografía comercial Las fotografías de Ordinary Citizens han permanecido ocultas durante décadas en la Lubianka